15 Beneficios De La Sal De Epsom

La sal Epsom – químicamente conocida como sulfato de magnesio es un remedio natural que todo hogar debe tener. La sal de Epsom se puede utilizar por vía tópica o ingerida. En este texto aprenderás de los muchos beneficios para la salud  y usos de esta sorprendente sal.

 

Salud Arterial

La sal Epsom pueden ayudar a mejorar la circulación y prevenir  enfermedades cardiovasculares graves al disminuir la inflamación y proteger la elasticidad de las arterias. Arterias sanas significa menos riesgo de coágulos de sangre, acumulación de placa, y  daño a las paredes arteriales. Trata de tomar  un baño de sal Epsom tres a cuatro veces por semana para reducir el estrés, disminuir la presión arterial y mejorar tu salud cardiovascular.

Regula El Azúcar En La Sangre

 

Tanto el magnesio como el sulfato  ayudan a mejorar la capacidad del cuerpo para producir y utilizar la insulina. El consumo regular de sal Epsom – ya sea por vía oral o transdérmica – puede ayudar a regular el azúcar en la sangre, reduciendo el riesgo de diabetes y a mejorar tus niveles de energía.

 

Función Muscular Y Nerviosa

 

Aparte de aliviar tensión, dolor y calambres, el sulfato de magnesio tiene otros efectos positivos en el cuerpo humano. Beneficia muchas de las funciones enzimáticas, ayuda a regular la retención de líquidos en las células, y facilita el uso de calcio en el cuerpo para transmitir señales químicas a todo el sistema nervioso.

 

Alivia Las Molestias De La Gota

 

Añade un par de cucharadas de sal  Epsom en agua caliente y sumerge las partes del cuerpo afectadas por la gota. El sulfato de magnesio se absorberá rápidamente a través de la piel y la hinchazón, te ayudara aliviar el dolor e inflamación en las articulaciones.

 

 

 

Alivia El Estreñimiento

 

Uno de los usos más populares de la sal Epsom es como  laxante salino. Disuelve una cucharadita de sal Epsom en una taza de agua tibia y bébela. Nota, este remedio no debe utilizarse más de una vez por día. Si los síntomas persisten durante más de unos pocos días, se recomienda siempre consultar a un médico.

 

 

 

Calma Esguinces Y Contusiones

 

La sal Epsom es un antiinflamatorio que puede ser usado para aliviar el dolor de esguinces y contusiones. Sólo tienes que añadir dos tazas de sal a tu baño de agua caliente y sumergir la parte adolorida.

 

 

 Alivia Dolor Y Calambres

 

La sal Epsom absorbidas por la piel también trabajan para aliviar la tensión muscular, el dolor y la inflamación en las articulaciones. Sumergirse en un baño de sal Epsom caliente alivia  los dolores de cabeza y calma los calambres abdominales. Los pies cansados ​​y adoloridos también se beneficiarán de la calidez terapéutica de un baño con sal Epsom

 

Mantiene Tus Pies Sanos

 

Es bien conocido que remojar los pies en sal  Epsom es bueno para aliviar dolores. Pero, ¿Sabías que también te puede ayudar a tratar las infecciones de los pies y hongos en las uñas? Basta con añadir media taza de sal Epsom en agua caliente  y sumergir los pies durante el tiempo que desees (o hasta que el agua se enfríe) para aliviar la rasquiña, ardor y ayudar a curar más rápido tus pies.

 

Relaja Tu Cuerpo

 

La sal  Epsom disuelta en agua caliente  es absorbida fácilmente por la piel donde funciona  de inmediato en nuestros cuerpos. Los iones de magnesio se separan de las moléculas de sal  Epsom y comienzan a aliviar el estrés mediante la producción de  serotonina y la reducción de los efectos de la adrenalina. El magnesio también desempeña un papel fundamental en la producción de energía en las células, ayudándonos a sentir vigorizados sin causar sensaciones de  intranquilidad o ansiedad.

 

 

 

 

 

 

 

Limpiador Facial Natural

 

Por la noche antes de acostarte, mezcla una cucharadita de sal Epsom con tu limpiador regular. Hemos creado una grandiosa receta para una mascarilla exfoliante que puedes utilizar. Pica un tomate maduro y mézclalo con una clara de huevo, añade media cucharadita de polvo de vitamina B5, una cucharadita  de gel de aloe vera, sal Epsom, y un par de gotas de aceite de tomillo. Aplica la mezcla en tu cara durante 15 minutos y luego enjuaga con agua tibia, este es un excelente tratamiento para aclarar la piel.

 

Exfoliante De Piel

 

Frotando un puñado de sal de Epsom sobre la piel húmeda, remueves  fácilmente las células muertas, ayudando a tu piel a que se vea más saludable y sentirse más suave. Utiliza este tratamiento en las manos, pies, y todo el cuerpo.

 

 

Elimina las Espinillas

 

Utiliza la sal  Epsom para eliminar la piel muerta y grasa de tus poros. En primer lugar, querrás exfoliar para eliminar la piel muerta. A continuación, mezcla una cucharadita de sal  Epsom y cuatro gotas de yodo en media taza de agua caliente. Mezcla hasta que las sales se disuelvan completamente y deja que la mezcla se enfríe hasta que esté todavía tibio, pero no caliente. Masajea la mezcla en la piel afectada con puntos negros, deja que se seque por completo, luego lava tu cara con agua tibia y seca con un paño limpio.

 

Aumenta El Volumen Del Pelo

 

Para agregar volumen a tu cabello,  mezcla partes iguales de acondicionador libre de sulfato y sal Epsom. Calienta la mezcla ligeramente por encima de la temperatura corporal, después aplica la mezcla al cabello. Deja actuar durante 15 – 20 minutos y luego enjuaga. Siéntete libre de mover tu cabello de un lado a otro (como esas personas en televisión de comerciales para productos capilares) y recuerda: La risa es un gran remedio natural para todo tipo de cosas.

 

Limpia La  Acumulación De Productos Capilares.

 

Para eliminar la acumulación de laca para el cabello u otro producto capilar, mezcla una taza de sal Epsom y una taza jugo de limón en un litro de agua. Cúbrela bien y deja que la mezcla repose durante 24 horas antes de usar. Después, simplemente  vierte sobre tu cabello y deja actuar durante unos 15 – 20 minutos.  Luego lava con tu acondicionador regular.

 

 

Ayuda A Remover Astillas

 

Para remover una astilla testaruda, simplemente sumerge la parte del cuerpo afectada en agua caliente y sal Epsom durante unos minutos. El sulfato de magnesio reduce la inflamación alrededor de la herida y ablanda la astilla, haciéndola más fácil de remover.

 

 

Lava Ollas Y Sartenes

 

Vierte una pequeña cantidad de sal  Epsom en esos platos sucios, antes de restregar. La textura abrasiva de los cristales de sal ayudará a eliminar la comida pegada más fácilmente sin perjudicar tus utensilios de cocina.

Limpia Pisos Y Baldosas

 

Mezcla partes iguales de sal Epsom y detergente líquido para crear un limpiador de baldosas y pisos súper efectivo. Aplica esta mezcla a las superficies sucias o manchadas en el baño, la cocina o incluso afuera, deja que se empape bien durante un minuto o dos. Luego frota la mugre y enjuaga.

 

Limpiador De Manos

 

Mezcla partes iguales de  sal  Epsom y aceite de bebé para crear un limpiador de manos hidratante. Almacena esta mezcla en botellas y ponlo al lado del lavamanos, úsalo con regularidad para mantener las manos suaves y limpias.

Elimina La Acumulación De Detergente

 

Con el tiempo, el detergente para ropa y otros contaminantes pueden acumularse dentro de las lavadoras. Utiliza sal  Epsom para eliminar esta suciedad no deseada y mantener tu máquina en buen funcionamiento. Llena la lavadora vacía con agua caliente, añade un litro de vinagre blanco y una taza de sal  Epsom, deja que la máquina funcione durante un minuto aproximadamente, luego pausa el ciclo y deja que la solución actúe por un período de una hora.

Por Erika Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *