4 beneficios de la natación que desconocías hasta ahora.

La natación es una manera casi ideal para mantenerse en forma. Si usted no nada ya, no es demasiado tarde para empezar. Y si no le gusta nadar, existe una amplia gama de otros ejercicios que se pueden hacer en el agua para personas que padecen dolores y problemas de espalda cronicos. Veamos en si, cuales son los beneficios que trae nadar en una piscina aparte de quitarle el estrés diario.

Nadar hasta satisfacer su corazón

Si está buscando un ejercicio que mejore la capacidad del corazón y los pulmones, pero que sea suave con las articulaciones, la natación es la mejor opción. Al igual que otros ejercicios aeróbicos como correr, esta puede mejorar la salud cardiovascular, así como los niveles de colesterol, a condición de que nade a un ritmo enérgico.

Trate de hacer vueltas de 20 a 40 minutos a un ritmo que mantenga su ritmo cardíaco acelerado. Comience poco a poco; Inicialmente puede que tenga que descansar entre vueltas. Con el tiempo, ejercítese por más tiempo, preferiblemente utilizando diferentes brazadas y velocidades. Debido a que la natación pone menos esfuerzo en el corazón que correr y otros deportes, su ritmo cardíaco no va a subir tan alto. Esto significa que su ritmo cardiaco meta–si  lo conoce–será menor en unos 10 a 20 latidos por minuto.

Alivio de la artritis y el dolor de espalda

Los estudios generalmente le han dado el visto bueno a la natación y los ejercicios acuáticos para las personas con artritis y otros problemas del aparato locomotor, especialmente si tienen mucho sobrepeso. Realizar ejercicio en agua caliente, en particular, puede aliviar la rigidez articular y el dolor y aumentar la flexibilidad. Es más fácil  moverse en el agua, y el agua brinda alivio al reducir la carga sobre las rodillas y otras articulaciones.

Muchos tipos de ejercicios suaves son buenos para el dolor de espalda, pero los ejercicios acuáticos están entre los mejores. Un estudio encontró que el ejercicio acuático ayudó a aliviar el dolor de espalda crónico mejor que un programa de rutinas terrestres. El ejercicio acuático es una forma segura y eficaz de aliviar el dolor lumbar crónico también según varios estudios se encontró que el ejercicio acuático reduce la incidencia de dolor de espalda en las mujeres embarazadas. Hacer ejercicio en el agua reduce la presión sobre la columna vertebral, promueve la relajación muscular y mejora la flexibilidad de las articulaciones. La desventaja es que la natación y los ejercicios acuáticos no son ejercicios de levantamiento de peso y por lo tanto, a diferencia de correr y el entrenamiento de fuerza, hace poco para fortalecer los huesos.

Control del azúcar en la sangre y la presión sanguínea

La natación puede mejorar en diversas medidas el control de azúcar en la sangre, tal como la sensibilidad a la insulina. Esto es cierto a pesar de que los nadadores tienden a pesar más y tienen más grasa corporal que, por ejemplo, los corredores o ciclistas. La natación es beneficiosa en este sentido, no sólo porque puede proporcionar un entrenamiento aeróbico, sino también debido a que la resistencia proporcionada por el agua desarrolla los músculos, lo que ayuda a controlar el azúcar en la sangre.

Algunas otras investigaciones han demostrado que la natación y los programas de ejercicios acuáticos pueden ayudar a las personas a disminuir la presión arterial.

¿Nadar puede ayudar a bajar de peso de forma rápida?

Los estudios sobre los efectos de la natación en el peso han producido resultados inconsistentes. Mientras que la natación quema muchas calorías (alrededor de 600 por hora, en promedio, dependiendo de la brazada y la intensidad), los nadadores ocasionales tienden a perder menos peso del que se podría esperar de otras actividades aeróbicas, como correr, montar en bicicleta o caminar a paso ligero. Esto puede ser porque el agua fría disipa mucho más calor del cuerpo de lo que lo hace el aire a la misma temperatura. Hay algunas pruebas de que esto conduce a un aumento del apetito en las horas siguientes a nadar.

Usted quemará más calorías realizando la brazada de mariposa o un rápido crol. Luego le siguen los estilos de pecho y de espalda, y finalmente el estilo de lado. Es bueno realizar algunos movimientos diferentes para un entrenamiento equilibrado.

Incluso si la natación no le ayuda a perder peso, puede ayudarle a reducir grasa corporal y la circunferencia de la cintura, mientras tonifica todos los músculos principales (brazos, hombros, caderas, piernas). La natación es también una buena forma de realizar un entrenamiento cruzado para los corredores y los ciclistas, ya que utiliza diferentes músculos.



Por Erika Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *