7 beneficios que aporta la sandía para la salud

La sandía es uno de los frutos más refrescantes y jugosos que existen. Es grande y con forma de balón, que puede consumirse en su estado crudo o incorporado a un postre. La sandía es rica en agua, es dulce y su contenido calórico es mínimo, de ahí que pueda utilizarse en una dieta para perder barriga. Tiene propiedades diuréticas y en varias regiones de américa es empleada como medicina para algunas enfermedades.

Es bastante utilizada en preparaciones como mermeladas, confites, purés y sorbetes. En algunos países incluso es empleado el zumo de sandía para preparar vino. La corteza de usa en los campos para alimentar el ganado, mientras que su semilla, salada o tostada, es un alimento común para las personas. También se le conoce como chicayote, patilla o melón de agua.

Propiedades curativas de la sandía

  1. Previene el cáncer de próstata

El licopeno es una sustancia que se encuentra en muy buena cantidad en la patilla, de hecho, es la que da el pigmento rojo característico, igual que en el tomate. El licopeno actúa como un poderoso antioxidante que tiene la capacidad de proteger a los hombres contra el cáncer de próstata. Una buena manera de aprovechar estas cualidades de la sandía es mezclarla con té verde. El conjunto de antioxidantes trabajará por la causa de prevenir la aparición de este peligroso cáncer.

  1. Mejora el funcionamiento cardiovascular

PatillaEl mismo licopeno es importante para la salud cardiovascular e incluso es reconocido como un factor importante en la salud ósea. El consumo de grandes cantidades de sandía también se ha relacionado con la mejora del flujo de sangre a través de la vasodilatación o relajación de la presión arterial que se requiere para una buena función cardiovascular.

  1. Fortalece la salud de los huesos

Este licopeno reduce el estrés oxidativo que disminuye la actividad de las dos células óseas implicadas en la aparición de la osteoporosis, los osteoblastos y osteoclastos. Esta acción permite tener huesos más fuertes gracias al consumo de alimentos ricos en licopeno. Las articulaciones y los huesos del cuerpo también se benefician con el chicayote, por el efecto contundente del potasio, este mineral ayuda a mantener el calcio siempre presente en el organismo.

  1. Sandía buena para el corazón

El melón de agua es un alimento rico en vitamina C y está comprobada su capacidad en la prevención del endurecimiento de las arterias, en el aumento de la elasticidad de los vasos sanguíneos y en la disminución de la inflamación. Estos son elementos suficientes para establecer sus propiedades en la disminución del riesgo de la presión arterial elevada y de los problemas del corazón.

  1. Alimento para la salud visual

Como fuente de vitamina A y por consiguiente de betacaroteno, la sandía ayuda en la correcta producción de los pigmentos de la retina de los ojos, además, protege estos órganos contra la degeneración macular relacionada con la edad y logra un eficiente trabajo en la prevención de la ceguera nocturna. Otras cualidades de la vitamina A se dan en el mantenimiento de La salud de las membranas mucosas, los dientes saludables, los tejidos blandos y el cuidado de la piel.

  1. Recuperación física con sandía

El magnesio y el potasio que están contenidos en la patilla, hacen de esta fruta la indicada para consumirse después de cualquier actividad física que se realice. Con el ejercicio, el organismo suele perder precisamente estos minerales, por medio del sudor. Estos minerales son conocidos como electrolitos y su función principal consiste en transportar las señales eléctricas por todo el organismo y que el cuerpo logre la contracción y relajación de los músculos. Cuando se pierden estos minerales por efecto del ejercicio, hay que recuperarlos lo antes posible. La sandía permite realizar la recuperación importante de potasio de una manera refrescante, por su aporte gratificante de agua.

  1. Patilla para reducir grasa corporal

La citrulina es otro compuesto presente en la patilla, sirve para reducir la acumulación de grasa en las células.  Esta sustancia es un aminoácido que se convierte en arginina con la ayuda de los riñones. Al ser consumida, tiene la capacidad de interferir con las células grasas para dificultar la elaboración de más grasa y por lo tanto ayuda a prevenir el exceso de acumulación de grasa en el organismo.

Efectos secundarios por exceso de sandía

  • No es recomendada la patilla cuando se tengan episodios de diarrea o dolencias estomacales, porque podría empeorar cualquiera de estos estados.
  • No se aconseja en consumo de sandía inmediatamente después de una comida porque puede interferir con los procesos de digestión.
  • En la insuficiencia renal también está prohibido el consumo excesivo de sandía, todo porque se aumentaría la ingesta de potasio y esto afecta de manera negativa esta dolencia.

Por Manuel R. B.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *