8 beneficios de la pera asiática: salud y pérdida de peso

La pera asiática recibe otros nombres que tienen que ver con la misma región donde se cultiva, algunos de ellos son: Pera nashi, pera coreana, pera de arena, pera manzana, pera oriental. Esta pera asiática es una fruta muy nutritiva que ha entregado beneficios a la salud que han favorecido no solo a la gente de Asia sino a todo el mundo.

Las peras asiáticas varían en color desde el amarillo dorado al verde y son a menudo salpicadas de pequeñas manchas marrones. Además estas peras pueden variar en forma y tamaño; el más cultivado en los Estados Unidos son variedades japonesas, que tienen una forma redonda similar a la de una manzana. El alto precio de esta fruta tiene algo que ver con el hecho de que su demanda es alta pero su oferta es baja, todo porque su cultivo requiere de un enorme trabajo.

Cualidades medicinales de la pera oriental

  1. Pera orientalEn esencia, la pera de arena está ricamente cargada con antioxidantes vitamínicos, vitamina B2, fibra y potasio, nutrientes que trabajan duro para el cuerpo. También, es baja en calorías, por lo que se convierte en un alimento esencial para personas que quieren perder peso.
  2. Este fruto es altamente rico en agua y se puede usar perfecto en ensaladas, sopas y sándwiches. No es un alimento muy diferente a las peras comunes o manzanas, por lo que se disfrutan de la misma manera. La pera asiática es ricas en fibra, baja en calorías y contiene una serie de micronutrientes que son importantes para la sangre, los huesos y la salud corporal.
  3. La pera asiática puede promover buenas condiciones para nuestro colon e incluso ayudarnos a combatir y cortar de raíz el cáncer de colon. Una pieza de tamaño mediano de pera asiática nos puede dar 14% de nuestro requerimiento diario de fibra, lo suficientemente bueno para limpiar nuestro sistema digestivo y frustrar la formación de hemorroides.
  4. Considerando sus aportes en la salud, las peras nashi son utilizadas por la medicina tradicional china para desintoxicar, regenerar fluidos corporales, disolver el moco, calmar la sed, aliviar la inquietud, la promoción de la micción, tratar el estreñimiento, aliviar el dolor de la retina, y curar lesiones de la piel, entre otros beneficios.
  5. Con el consumo regular de pera asiática ayudamos a cuidar nuestros ojos a través de su dosis de vitamina C, que llena en aproximadamente el 80% nuestro requerimiento diario mínimo. Con la vitamina C en la mano, la degeneración macular relacionada con la edad, cataratas y otras enfermedades que pueden robar nuestra vista, se pueden detener. Los practicantes de la medicina tradicional asiática han utilizado esta pera para mejorar la fatiga y el dolor en la retina durante años.
  6. Otro micronutriente importante para la sangre y la salud de los huesos es el cobre, que es esencial para la producción de energía, las células rojas de la sangre, y el colágeno. Una pera grande ya contiene 15,3 por ciento del cobre que se necesita a diario. Las peras son una gran fuente de vitaminas y minerales.
  7. La Pera asiática tiene fibra que puede mantenernos llenos durante un período relativamente largo de tiempo. Si estamos llenos entonces tendemos a comer menos, entonces nuestro peso se mantiene bajo control. De esta manera nuestro corazón también estará en plena forma, ya que trabajará con la confianza que necesita. Además, la fibra de pera asiática puede reducir el colesterol malo, que es un factor de mala salud cardiovascular.
  8. La vitamina K en las peras es importante para la salud ósea y vital para la capacidad de la sangre para coagularse, o coagular. Una mujer requiere 13.8 por ciento de vitamina K al día, mientras que un hombre necesita 3 por ciento de esta, lo que quiere decir que una pera grande será suficiente e importante en el funcionamiento regular de la sangre humana.

Contraindicaciones de la pera oriental

Las peras son consideradas por algunos estudios como alimentos hipoalergénicos, porque presentar alergia a la pera no es algo muy común. Sin embargo, se ha establecido que las personas que son alérgicas al polen de abedul aliso, podrían ser alérgicas a las peras también.



Por Manuel R. B.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *