9 Beneficios De La Leche De Almendra Que No Sabías.

La mayoría de la gente no tiene idea de que la leche de almendras es más beneficiosa y nutritiva que la leche normal de vaca, ya que contiene muchos más nutrientes y no ha sido sometida al mismo procesamiento. También es una alternativa ideal para aquellos que son intolerantes a la lactosa o tienen alergias a la soya. La leche de almendra, al igual que la leche de soya, es una alternativa perfecta para la leche de vaca y tiene un sabor sorprendentemente rico y cremoso.

 

Los beneficios de la leche de almendras son enormes, especialmente para aquellos que buscan perder peso. Posee un bajo valor calórico, con una porción de 8 onzas de leche natural (sin azúcar añadido) que sólo contiene alrededor de 60 calorías, tiene un impacto mucho menor en su consumo diario de calorías que la leche descremada. Es rica en vitaminas y también dispone de una impresionante dosis del calcio desarrollador de huesos.

 

Beneficios para la dieta

La leche de almendra es una adición beneficiosa a una dieta orientada hacia la pérdida de peso o el control del peso. La leche de almendras es además alta en fibra. Un vaso de leche de almendras contiene casi un gramo de fibra por cada porción de 8oz. y la fibra es importante para una saludable digestión.

 

La leche natural de almendra original proporciona sólo de 60 a 70 calorías por taza y es:

 

  • Baja en grasa 2.5 g
  • Baja en proteínas, proporcionando sólo de 1 a 2 g por taza,
  • Sólo 8 g de carbohidratos
  • Tiene 0 g de grasa saturada

leche-de-almendras_resize

Rica en vitaminas

Al igual que los productos lácteos convencionales, la leche de almendra está fortificada con nutrientes y es una buena fuente de varias vitaminas liposolubles importantes. Una taza de leche natural de almendra tiene un Valor Diario Recomendado equivalente a:

 

  • 10% para la vitamina A
  • 25% para la vitamina D
  • 50% para la vitamina E

 

Estos totales la hacen excepcionalmente alta en nutrientes en comparación con la cantidad de calorías que proporciona por porción. Las vitaminas A y E actúan como antioxidantes, potenciando la inmunidad y protegiendo las células y los tejidos del cuerpo de daños. Además, la vitamina A es importante para una vista saludable, mejora la piel y ayuda al crecimiento y el desarrollo normal. La vitamina D ayuda a desarrollar y mantener huesos y dientes fuertes, y mejora la inmunidad.

 

La leche de almendra es más baja tanto en potasio como en fósforo que la leche normal o la leche de soya. Los individuos con enfermedad renal crónica o aguda, deben restringir su ingesta de estos minerales, haciendo de la leche de almendra una mejor opción.

 

También es una buena fuente de ácidos grasos omega, que son más comúnmente asociados con los peces.

 

Alto contenido de calcio

La leche de almendra es rica en calcio, con una taza que ofrece aproximadamente 300 mg, reúne el 30 por ciento del Valor Diario recomendado de este importante mineral. El calcio juega un papel importante en el desarrollo y el mantenimiento de huesos y dientes fuertes. La leche de almendra contiene el 25% de su ingesta diaria recomendada de vitamina D y el 30% de calcio, que ayudan a desarrollar y mantener sólidos huesos saludables. Tener huesos fuertes es primordial para combatir el riesgo de osteoporosis en una edad avanzada. El calcio también se necesita para ayudar a regular la presión arterial y es necesario para la contracción muscular. Aquellos que no pueden tolerar los productos lácteos, o no los utilizan, a menudo se quedan cortos en este importante nutriente.

 

Beneficios para la salud

Salud del corazón

Optar por la leche de almendra también puede promover un corazón saludable, ya que tiene sólo 5 miligramos de sodio y nada de colesterol en una porción típica. La baja cantidad de sodio, la ausencia de colesterol y la presencia de alrededor de 150 mg de potasio dentro de la leche ayuda a mantener los niveles de presión arterial normales y ayuda a mantener un corazón sano.

Beneficios para los diabéticos

La leche de almendra es maravillosa para quienes sufren de diabetes o quienes están buscando una leche que sea amigable con el azúcar en la sangre, como una porción típica sólo contiene 8 gramos de carbohidratos, de los cuales 7 gramos son azúcar. Estos azúcares componen el contenido de carbohidratos que tiene un impacto mínimo en nuestros cuerpos, en comparación con la leche normal de vaca, la cual contiene azúcares simples que nuestro cuerpo almacena como grasa haciendo que nuestros cuerpos pierdan estos nutrientes vitales. Además, la leche de almendra tiene una cantidad tan baja de azúcares simples, lo que le brinda una naturaleza glicémica baja, lo que significa que es digerida por completo por el cuerpo y utilizada para energía.

 

Desarrollo muscular

La leche de almendra ayuda a aumentar la potencia muscular, lo cual es perfecto para los para los fisiculturistas que buscan una forma natural de aumentar la fuerza muscular y darles el poder explosivo que ofrecen los productos “no naturales”. Ayuda a mejorar los músculos debido a la presencia de riboflavina, la cual es una forma de vitamina B y hierro. Una porción típica de leche de almendra favorece el 4% de su ingesta diaria recomendada de hierro, el cual ayuda a regular la absorción de oxígeno. Y una dosis alta de riboflavina parece ser útil en la prevención de migrañas.

Previene la enfermedad del Alzheimer

He mencionado que la leche de almendra está cargada de vitamina D, la cual es conocida por mejorar la función celular y la inmunidad, y también se ha demostrado que esto puede ayudar a disminuir el riesgo de Alzheimer.

 

Otros beneficios

Alternativa más ligera que la leche de soya

La leche de soya no es tan buena para una dieta porque está llena de azúcar. Por lo tanto, la agradable sensación tras beberla en gran medida tiene que ver con su contenido de azúcar. La leche de soya además proporciona alrededor de 100 calorías por cada taza, mientras que la leche de almendra tiene alrededor de 40 calorías menos. La leche de soya tiene 4 gramos de grasas en comparación con los 2.5 gramos de la opción de almendra. Aca les dejamos una receta de una bebida de leche de almendras que puede preparar en casa.

No necesita refrigeración

La leche de vaca tiene que ser refrigerada o se dañará, pero verá en las tiendas que la leche de almendras se ubica en el estante con alimentos secos. No tiene que ser puesta en hielo para mantener su integridad. Este hecho es excelente para los viajes por carretera y los campamentos. Utilice leche de almendra en lugar de leche normal y disminuya la carga en su baúl de hielo.

 

La leche de almendra es una sensata fuente nutricional. Utilícela en recetas como parte de su dieta diaria o con su cereal de la mañana o café y podrá llegar a notar un cambio positivo en su salud y humor.

Por Erika Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *