4 Razones Por La Que Se Abandona El Ejercicio Físico.

¿Cuántas veces ha renunciado al ejercicio? Si es como la mayoría de nosotros, probablemente más veces de lo que puede contar. Hay muchas razones por las que nos resulta difícil seguir un programa de ejercicios. A veces nos rendimos por razones que escapan a nuestro control –una enfermedad, por ejemplo, o una lesión.

A veces no hay ninguna razón en particular. En un momento estamos haciendo ejercicio y felicitándonos por esto y, lo próximo que sabe es que 5 kilos han regresado y también la culpa y la frustración.

Siempre hay una razón por la que nos damos por vencidos y hay momentos clave que pueden suceder en la vida de quienes se ejercitan de los que toca cuidarse. Estos momentos pueden crear tanta frustración, tanta duda de sí mismo, que puede sentir que no tiene más remedio que abandonar. Sin embargo, es a menudo durante estos momentos difíciles que usted necesita seguir adelante.

Averigüe por qué renuncia al ejercicio y qué puede hacer al respecto.

cintura delgaza en jeans que no le quedan_resize

1. Usted se da por vencido porque no está perdiendo peso

Si hace ejercicio para bajar de peso, no es terriblemente sorprendente que esté esperando bajar de peso. Y tal vez incluso tiene metas realistas de pérdida de peso, digamos perder una libra o algo así por semana.

Sin embargo, puede notar una cosa extraña cuando inicia un programa de ejercicios, un período de tiempo en el que no puede que no pierda peso. El hecho de que es algo bastante común no hace que sea más fácil de aceptar. ¿Cuál es el punto si usted no está consiguiendo resultados?

Por qué no debe rendirse

Usted puede pensar que este es el mejor momento para darse por vencido, pero este es precisamente el momento de seguir adelante y hay un montón de razones de porqué. Podría estar perdiendo centímetros en lugar de peso en la báscula, lo que significa que está obteniendo resultados, sólo de una manera diferente. O su báscula puede estarle mintiendo y no contarle el cuento completo. Y no lo olvide, es difícil perder peso.

Pero vamos revelar la razón más importante para seguir adelante: Porque a veces, sólo tiene que seguir adelante antes de saber cómo van a resultar las cosas. Así que, si usted está en esta situación, ¿qué pasa si se olvida de perder peso por ahora y sólo se dedica a ejercitarse? Ejercítese de la mejor forma que conozca y deje que su cuerpo responda porque lo hará a su manera. Puede que no sea la forma que usted imagina, pero responderá si se le da suficiente tiempo, constancia y presta atención a su sueño, manejo del estrés, entrenamientos y, por supuesto, sus hábitos alimenticios.

Y tenga en cuenta que existen cosas que puede hacer si no está perdiendo peso, como darle un vistazo a su dieta o contratar a un entrenador para ayudarle a averiguarlo.

La gran pregunta es, ¿cuánto tiempo? La verdadera respuesta es que toma tanto tiempo como sea necesario y la pérdida de peso será diferente de persona a persona, dependiendo de todo, desde los genes y las hormonas hasta la edad y el género. La respuesta es algo alrededor 3-6 meses, a veces hasta un año. Esa sugerencia se basa en el hecho de que la mayoría de nosotros necesitamos mucha práctica para lograr un programa de entrenamiento consistente y la mayoría de nosotros fallará unas cuantas veces en el camino.

2. O peor … Usted está de hecho ganando peso

No bajar de peso es bastante malo, pero ganar peso después de iniciar un programa de ejercicios puede ser francamente horripilante. Esto es más común de lo que piensa y nadie lo culparía por tener una respuesta precipitada y abandonar por completo. Sin embargo, una vez más, este no es el momento de renunciar, no importa lo que la báscula o su mente puedan estar diciendo. Siempre puede cambiar lo que está haciendo o aprender más acerca de qué esperar cuando comienza un programa de pérdida de peso, pero ¿qué es lo que no puede hacer? Renunciar.

Por qué no debe rendirse

Si la báscula está subiendo, eso no significa que esté haciendo algo mal. De hecho, si está haciendo cardio, entrenamiento de fuerza y ​​está controlando sus calorías –como calculando realmente cuántas calorías estás comiendo– hay una buena posibilidad de que esté en el camino correcto, sin importar lo que sea que la báscula le está diciendo. Los principales culpables de un aumento de peso inicial son:

  • Retención de agua – Esto es común en las personas que comienzan a ejercitarse como parte del proceso de sanación del cuerpo, así como una forma de obtener glucógeno (el combustible que su cuerpo necesita para ejercitarse) más eficientemente para el cuerpo. El glucógeno se almacena en las células junto con el agua adicional, por lo que cuanto más ejercicio se haga, más eficientemente puede su cuerpo almacenar y utilizar el glucógeno, lo que significa que sus células, naturalmente, retienen más agua.
  • Ganancia muscular – Si empieza a levantar pesas, vas a ganar un poco de músculo. Si es una mujer, eso puede asustarla, pero hay dos cosas importantes que recordar: 1. Es muy difícil lograr músculos grandes y voluminosos sin trabajar muy duro para ello e incluso a los hombres les resulta difícil ganar músculo. 2. Usted quiere más músculo. El músculo puede realmente ayudarle a perder grasa ya que es más metabólicamente activo que la grasa. Ganar músculo puede significar un alza en la báscula, pero de una manera positiva. Significa que está ganando músculo y perdiendo centímetros y eso es exactamente lo que desea.

Ahora, también hay otro culpable obvio: Comer demasiadas calorías, lo cual es fácil de hacer si no lo está controlando. Es fácil compensar nuestros entrenamientos con calorías adicionales o un descanso extra sin siquiera saberlo. Si está tratando de perder peso y está experimentado lo opuesto, revise primero su dieta. Realice un minucioso seguimiento de qué y cuánto está comiendo antes de considerar otras razones por las que pueda estar aumentando de peso.

Si usted está perdiendo centímetros y cada vez está más fuerte, pero todavía le preocupa lo que dice la báscula, mi consejo es que se deshaga de esta. Hay otros métodos de hacerle seguimiento a su progreso, como tomar sus medidas, que son mucho más confiables y le proporcionan la información que realmente necesita: si su composición corporal está cambiando.

3. Ejercitarse causa dolor

Desafortunadamente, las palabras “dolor” y “ejercicio” aparecen a menudo en la misma frase con demasiada frecuencia. Conocemos los muy usados ​​dichos de “Sin dolor no hay ganancia”, y “El dolor es la debilidad saliendo del cuerpo”, pero si alguna vez ha experimentado dolor por el ejercicio, sabe lo difícil que es preocuparse por cualquier progreso que pueda lograr en el futuro. También es lamentable que, aparte de las lesiones crónicas, la mayoría de este dolor es algo que nos infligimos a nosotros mismos realizando entrenamientos que son demasiado difíciles. Peor aún, es completamente innecesario. Podemos pensar que tenemos que ejercitarnos por una hora completa, a toda velocidad con las pesas más pesadas ​​o a la mayor intensidad que podemos soportar, pero si quiere un programa con el que realmente puede vivir, el dolor es lo último que desea cultivar.

Por qué no debe rendirse

El ejercicio no debe doler y si lo hace, más allá de una cierta rigidez/molestia significa que usted lo está haciendo mal. Sí, usted debe estar fuera de su zona de confort – respiración dificultosa, operando en su zona meta de ritmo cardíaco, sudoración y tal vez sentirse un poco incómodo.  Sin embargo, hay algunas rutinas de ejercicios para adelgazar que no causan dolor ni cansancio. Si está levantando pesas, debe sentir sus músculos trabajando para levantar ese peso, tal vez un poco de ardor. Un poco de dolor un día o dos después de un nuevo entrenamiento es normal. Sin embargo, si está adolorido todos los días o apenas puede moverse, se está esforzando demasiado. Del mismo modo, si usted siente dolor real – tirones o punzadas agudas o dolor pulsante en sus articulaciones o músculos – pare lo que está haciendo y consulte a su médico si no desaparece.

Otras formas de evitar el dolor durante o después del ejercicio:

  • Asegúrese de tomarlo con calma al iniciar un programa de entrenamiento y dele tiempo a su cuerpo para desarrollar fuerza y ​​resistencia antes de esforzarse demasiado. Pruebe este programa de inicio de 4 semanas como un gran método de empezar con un programa básico de ejercicios.
  • Asegúrese de que no estar ejercitándose demasiado.
  • Aprenda la diferencia entre malestar normal y dolor o lesión genuinos.
  • Dese tiempo. Cuanto más practique, más fácil se volverá y dolerá menos.
  • Ejercítese dentro de sus propios límites y si no está seguro de lo cuales son, peque por el lado de la precaución o contrate a un entrenador personal para ayudarle a averiguarlo.
  • No tenga miedo de comenzar en un nivel de principiante. Muchos de nosotros tratamos de retomar nuestros viejos entrenamientos después de una larga inactividad y que es cuando nos encontramos con más dolor y sufrimiento. Es difícil admitir que tenemos que empezar todo de nuevo, pero si ha pasado más de un mes desde que se ejercitó, eso es exactamente lo que tiene que hacer.

4. Se aburre

Si bien el ejercicio no es lo más emocionante del mundo, si se aburre todo el tiempo, lo está haciendo mal. Este aburrimiento puede ser causado por comer lo mismo todos los dias. Por ende se recomiendan las mejores dietas para adelgazar que te quitan el aburrimiento y la monotonía. No va a ser divertido todo el tiempo, por supuesto, pero debe obtener algún tipo de placer de este, ya sea simple satisfacción, sentir su propia fuerza y ​​condición física, disfrutar de un cierto ejercicio o simplemente admirar sus músculos en el espejo.

Si hace lo mismo una y otra vez o hace ejercicios que simplemente no le gustan, se va a aburrir y puede terminar dándose por vencido por completo.

Por qué no debe rendirse al hacer ejercicios

No es culpa de la máquina caminadora que usted la odie hasta el último botón, perno y cinta. Incluso si la máquina de correr, o cualquier máquina que esté utilizando, es lo único que tiene disponible, hay maneras de cambiar lo que está haciendo y darle algo de vida a su rutina. De hecho, algunos de nosotros puede que necesitemos retornar hasta el puro inicio sólo para determinar lo que realmente nos gusta hacer. Si odia el gimnasio, tal vez prefiera estar fuera o ejercitarse en casa. Si es competitivo, intenta entrenar para algo específico como una carrera de bicicletas o una carrera de 5K. Si los entrenamientos estructurados lo atormentan, libérese para hacer lo propio – Juegue un partido del tenis o pruebe un juego interactivo o simplemente realice varias vigorosas caminatas durante el día. Logre que todo lo que haga cuente.

También puede mezclar sus entrenamientos de muchas formas, podría tener un entrenamiento diferente todos los días. Algunas ideas:

  • Entrenamientos de intervalos
  • Entrenamiento de intervalos de alta intensidad
  • Entrenamientos de campamento
  • Entrenamiento de circuito
  • Formas de cambiar sus entrenamientos de fuerza

El punto es, no se rinda solo porque está aburrido. Existe algo por ahí para todos si está dispuesto a arriesgarse y probar cosas nuevas. Claro, puede que se equivoque la primera vez, pero todos necesitamos la libertad para fracasar.

Por Erika Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *