5 Formas De Acelerar El Metabolismo Naturalmente

Todos tenemos un metabolismo, pero en algunas personas es más rápido o más lento que en otras. Y eso importa, porque la velocidad a la que su cuerpo quema calorías y convierte el combustible en energía también puede afectar la forma en la que usted gana o pierde peso, que tanto riesgo tiene de padecer diabetes y de cuánta vitalidad gozas.

Aunque gran parte de su tasa metabólica está determinada por la genética, la edad, el sexo y el tamaño del cuerpo, hay algunos cambios en el estilo de vida que pueden, literalmente, acelerar el proceso.

Es importante tener en cuenta que no se puede culpar únicamente al metabolismo del aumento o pérdida de peso – alguien con una súper rápida quema metabólica no puede permanecer delgado comiendo comida chatarra y no haciendo ejercicio, mientras que las personas con metabolismos más lentos no están automáticamente condenados al sobrepeso.

Pero incluso pequeños ajustes en la tasa metabólica de una persona pueden sumar considerables beneficios para la salud a lo largo del tiempo. Continúe leyendo para encontrar seis formas de proporcionarle a su metabolismo un estímulo natural.

5 Maneras De Estimular El Metabolismo De Manera Natural.

1. Beba una taza de café

Algunos pequeños estudios han demostrado cierta asociación entre el consumo de cafeína, el aumento de quema metabólica, y un menor riesgo de diabetes tipo 2. Esto podría ser porque ayuda al cuerpo a descomponer la grasa.

 

Pero no se pase de la raya: demasiadas bebidas con cafeína al día pueden causar nerviosismo, náuseas o insomnio, y algunas bebidas de café también son altas en grasa y azúcar.

 

2. Reduzca la temperatura

Dormir en una habitación fría parece aumentar los porcentajes de grasa parda, un tipo de grasa que actúa más como músculo, ayudando a quemar otras grasas e incrementando la tasa metabólica. Una investigación involucró a cinco voluntarios varones, que duraron varios meses en habitaciones climatizadas con pijamas y sábanas ligeras. Después de cuatro semanas de noches de 66 grados Fahrenheit (19 grados Celsius), casi habían duplicado sus cantidades de grasa parda, y también estaban quemando algunas calorías de más a lo largo de sus días.

 

Sería muy ingenuo hacer esto y esperar perder peso en la medida en que lo haría con una dieta. Por otro lado, notamos un aumento mensurable en el metabolismo de la glucosa que sin duda podría sumarse con el tiempo. Mantener su casa u oficina fría durante el día también puede tener un efecto similar, añade.

 

3. Mantenga bajos los niveles de estrés (¡o al menos inténtelo!)

Incluso si las situaciones estresantes no provocan que se atragante con alimentos grasos, su cuerpo puede tomar más tiempo para procesar las calorías que consume. En un estudio, las mujeres que reportaron haber estado estresadas durante un lapso de 24 horas quemaron, en promedio, 105 calorías menos después de comer un platillo con huevos, salchichas y galletas. Los investigadores señalan que, en el transcurso de un año, este déficit podría traducirse en una ganancia de peso de 12 libras (5.4 kilos).

 

La respuesta al estrés activa la hormona cortisol, la cual se ha asociado claramente con un empeoramiento del metabolismo y, a largo plazo, el aumento del riesgo de obesidad.

 

4. Disfrute de una buena noche de sueño

Se ha demostrado que no obtener suficiente sueño de calidad también disminuye el metabolismo tanto en hombres como en mujeres; esto también puede tener que ver con la secreción del cerebro de cortisol cuando el cuerpo está bajo estrés. E incluso si se acuesta temprano, eso puede no ser suficiente: la investigación ha demostrado que el sueño interrumpido, cuando se despierta con frecuencia durante toda la noche, no es tan reparador como siete horas consecutivas. Así que, además de intentar de irse a la cama temprano, asegúrese de tener suficientes horas para obtener el descanso y la recuperación de su cuerpo necesita.

 

5. Meriende algo picante

chiles picantes_resize

La capsaicina, una molécula que se encuentra en los chiles picantes, ha mostrado que eleva la temperatura corporal y acelera la pérdida de grasa – aunque sólo temporalmente, y sólo en un pequeño porcentaje. Además, existen algunas evidencias de que los químicos llamados isotiocianatos, presentes en alimentos picantes como la mostaza picante, el wasabi y el rábano picante también pueden ayudar a activar la grasa parda y a acelerar la tasa metabólica.

 

Un Último Consejo Sano.

Ejercítese un poco

Cualquier tipo de actividad física, incluso caminar durante 30 minutos, puede ayudar a acelerar el metabolismo. Cualquier cosa es mejor que sentarse durante horas, lo cual es una de las peores cosas que puede hacer. Pero el tipo de ejercicio que funciona mejor para activar la grasa parda y el acelerar el metabolismo es el entrenamiento de fuerza.

 

Mediante el incremento de la masa muscular, podemos aumentar nuestro gasto de energía en reposo, que es lo que va a ayudar a quemar calorías durante todo el día.

 

Trate de añadir algunas pesas en su régimen de entrenamiento y ver si nota una diferencia. Considere pesas más grandes, si su cuerpo está entrenado para ello.

Por Erika Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *