100 Alimentos Alcalinos que ayudan a prevenir el cáncer

En la naturaleza existen grupos diferentes de alimentos. Si bien es cierto que el hombre requiere de todos para su equilibrio orgánico y funcional, también lo es que al presentar beneficios distintos y desventajas representativas, estos han sido clasificados como saludables o menos saludables de acuerdo a su nivel de acidez o alcalinidad dentro del organismo humano. Veamos a continuación una lista de 100 comidas que evitan la aparición del cáncer.

Las investigaciones han permitido establecer que los alimentos alcalinos o también denominados alimentos base, son los que elevan el pH y representan alimentos no ácidos. Por su parte, los alimentos ácidos son lo que bajan el pH de nuestra sangre. Dicho de otra manera, las comidas alcalinas son las que debe consumir el ser humano para tener una buena salud, los llamados alimentos neutros también deben estar en la dieta regular y por último las comidas ácidas son los que debemos de evitar en la medida de lo posible.

Alimentos ácidos y formadores alcalinos

La materia orgánica se toma en el cuerpo en forma de alimentos. Esta materia orgánica se descompone en compuestos simples, monosacáridos, aminoácidos, lípidos, etc. Después del metabolismo, estos compuestos dejar un residuo que es ácido o alcalino en el cuerpo. Los compuestos simples contienen elementos tales como azufre, potasio, sodio, magnesio y calcio. Estos minerales determinan la concentración de H + y por lo tanto la acidez o alcalinidad del cuerpo.

Estos elementos son o bien elementos generadores de ácido o elementos de formación alcalina. Las sustancias productoras de ácido son el azufre, fósforo y cloro, mientras que los formadores de alcalinos son sodio, potasio, calcio, magnesio y hierro.

Alimentos generadores de ácido

Cacahuetes, lentejas , pescado, carne, queso, aves de corral, huevos, la mayoría de los frutos secos, nueces, pecanas de Brasil, la mayoría de Cereales y legumbres.

Grupos de comidas alcalizantes

Verduras:

Chirivía, rábano, tomate, espinaca, nabo, spirulina, berro, semillas germinadas, lechuga, hierba de cebada, repollo o col, ajo, pepino, diente de león, guisantes, ejotes, pimientos, zanahoria, coliflor, calabaza, col rizada, hongos, acelga, apio, berenjena, hojas de remolacha, vegetales fermentados, brócoli, alfalfa, remolacha, guisantes, cebolla, trigo, batatas, hojas de mostaza.

Frutas alcalinas:

Pomelo, melón, albaricoque, piña, banano, mora, cereza, pasas, bayas, limón, higos, dátiles, coco, frambuesa, mango, aguacate, pera, sandía, guanábana, manzana, ruibarbo, fresa, mandarina, durazno, uva, limón, lima, nectarina, naranja, melocotón, frutas tropicales.

Otros víveres que son considerados alcalinos:

Vinagre de manzana, sal marina, suero de leche, canela, chile, tofu, castañas, almendras, aceite de oliva, mijo, jengibre, curry, mostaza, melaza, agua mineral, probióticos, tamari, polen de abeja, jugo de frutas, jugo de verduras, lecitina, miso, agria lácteos.

En este orden, una alimentación saludable consistirá en aumentar la cantidad de verduras y frutas orgánicas frescas en la dieta regular, estos alimentos son los más alcalinos que existen y deben comerse crudos siempre que sea posible. La idea de consumir alimentos altamente alcalizantes, es balancear la ingesta de alimentos ácidos formadores saludables importantes como la carne orgánica, los peces silvestres, nueces crudas y cereales sin gluten. Una dieta alcalina rica en víveres frescos es importante para cualquier persona que presente dificultades inflamatorias, y especialmente los que utilizan la terapia de pH alto.

Alimentos contra el cáncer

Está plenamente establecido que el consumo de alimentos alcalinos eleva el pH, que es el grado de acidez o basicidad de la sangre, reduciendo la generación de un ambiente ácido en el organismo propicio para desarrollar algún tipo de cáncer. La explicación es que entre más ácido sea el organismo, las células pierden capacidad para absorber oxígeno y nutrientes así como de expulsar las toxinas.

Las células cancerígenas se desarrollan cuando hay muy bajas cantidades de oxígeno, ya que sobreviven con un pH de 7.4, es decir, más ácido y menos alcalino. Pero cuando la alimentación es alcalina se alcanza un pH de 8.4, es decir, menos ácido y más alcalino, con lo que las células cancerígenas mueren.

Con un consumo balanceado de estos alimentos dados, el cuerpo se beneficiará en todos los requerimientos esenciales, proteínas, grasas, carbohidratos, vitaminas y minerales. Lo hará sin tener que lidiar con los alimentos que agotan las reservas alcalinas, los sistemas de amortiguación y los órganos del cuerpo. Esto hará de su cuerpo un estado de equilibrio entre salud y bienestar.

Por Manuel R. B.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *