Alimentos de la dieta mediterránea para adelgazar.

Alimentos de la dieta mediterránea y pasos para crear tu propio menú. Practicar la dieta mediterránea asegurará, en principio, una manera muy nutritiva y además deliciosa de alimentarse. Los testimonios de innumerables personas que han iniciado esta dieta, son comunes en que nunca abandonarán esta forma de comer. A continuación unos pasos sencillos con los que se puede comenzar a cambiar los hábitos a la hora de comer:

  1. Comer muchas nueces. Es bueno tener a la mano siempre una porción de almendras, pistachos, castañas y nueces de castilla, a manera de bocadillos rápidos. Hay que comer mantequilla de maní natural, en vez de la que tiene un alto contenido de grasa hidrogenada. Se puede probar el tahine, o semillas de girasol licuadas, ideal como dip o como una salsa para derramar sobre el pan.
  2. Usar siempre las especias. La comida se puede convertir más deliciosa con la implementación de las hierbas y las especias, que además proporcionan sustancias que ayudan en el mejoramiento y cuidado de la salud. Es preferible darle sabor a las comidas con especias y con hierbas, que con sal.
  3. Hay que mantener bajo control el consumo de carnes rojas. Se puede remplazar efectivamente con el pescado y con el pollo. Si debe ingerirse, hay que procurar que esta sea magra y aconsejable en porciones muy pequeñas. Del tamaño de una baraja de cartas, por ejemplo. El tocino, las salchichas y las demás carnes con abundante grasa, tampoco son aptas para el organismo.
  4. Hay que brindar por una saludable alimentación. Solamente si un doctor lo autoriza, se puede beber una copa de vino tinto para acompañar la cena de la dieta mediterránea. Si la persona no es consumidora de alcohol, pues no importa, no se tiene que empezar aquí, entonces es válido escoger un buen jugo de uvas moradas, como remplazo eficiente del vino.
  5. Si son del gusto los productos lácteos, lo importante es que estos sean bajos en grasa. Es mejor reducir el consumo de estos lácteos abundantes en grasa, como por ejemplo, la leche parcialmente descremada o la leche entera, el helado y el queso. Es mucho más saludable tomar la leche descremada, el queso y el yogur libres de grasa.
  6. Es muy importante consumir pescado una o dos veces cada semana. El salmón, la caballa, el arenque, la trucha y el atún fresco o del enlatado en agua, son alternativas muy sanas. Por ejemplo, el pescado a la parrilla conserva un excelente sabor y no es necesaria una gran limpieza después de comer. No todo pescado es bueno, hay que evitar el que se prepara frito, salvo que haya sido salteado en aceite de canola y en una poca cantidad.
  7. Hay que hacer a un lado la mantequilla. Es preferible utilizar los aceites de oliva o de canola, para remplazar saludablemente la mantequilla y la margarina, para cocinar los alimentos. Si se quiere preparar una pasta, se puede agregar una pizca de aceite de oliva, cebolla larga y ajo para que agarre un buen sabor. El pan integral debe ser untado con aceite de oliva para remplazar la mantequilla, si no es del agrado, también está el tahine.
  8. Hay cambiarse a los cereales y comer además las verduras y frutas. Las comidas deberán tener un alto contenido de alimentos de origen natural. Estos no deben ser procesados y preferiblemente adquiridos cuando están en temporada. Se debe intentar el consumo de entre 7 y 10 porciones de verduras y frutas todos los días. Hay que elegir el pan y los cereales integrales, así como empezar un hábito de consumo del arroz integral y los productos que se realizan a base de pasta. Es bueno tener siempre disponibles, zanahorias, bananos y manzanas para bocadillos  y además para que el organismo se sienta lleno por más tiempo. Las frutas se deben consumir en su gran variedad, las ensaladas de frutas son la mejor opción para lograrlo.

No se debe olvidar que la dieta mediterránea es una de las mejores dietas para adelgazar. La lista completa se puede encontrar aquí, así como también consejos para hacer los ejercicios y tener una vida mucho mas saludable.

 

 



Por Erika Hernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *