6 Alimentos Si Sufres De Intolerancia A La Lactosa

Si usted es intolerante a la lactosa, puede temblar ante la idea de consumir productos lácteos. Pero realmente no hay necesidad. Hoy en día, existen muchos productos lácteos ricos en nutrientes que puede disfrutar, sin sufrir las ya muy familiares consecuencias. A continuación veamos más sobre la intolerancia a la lactosa y como elegir los alimentos adecuados para este problema digestivo.

¿Qué es la lactosa?

La lactosa es el azúcar natural que se encuentra en la leche y en la mayoría de los productos lácteos.

¿Qué significa ser “intolerante a la lactosa”?

La mayoría de las personas tiene una enzima en el intestino llamada lactasa, la cual ayuda a descomponer la lactosa durante la digestión. Las personas con intolerancia a la lactosa no tienen suficiente lactasa para digerir completamente la lactosa, por lo que consumir productos lácteos puede causar problemas digestivos, como dolores de estómago, hinchazón, gases y diarrea.

¿Ser intolerante la lactosa es lo mismo que ser alérgico a la leche?

No. Estas dos condiciones son completamente diferentes. La intolerancia a la lactosa se refiere específicamente al componente de lactosa (azúcar) de la leche, mientras que las alergias a la leche son una reacción al componente proteico de la leche. Aquí hay más sobre la diferencia entre una intolerancia y alergia.

¿Se tiene que evitar todos los productos lácteos si se es intolerante a la lactosa?

No necesariamente. Diferentes personas tienen diferentes niveles de sensibilidad, por lo que, si usted es intolerante a la lactosa, puede necesitar experimentar para ver qué alimentos puede tolerar mejor. Algunas personas optan por renunciar a los productos lácteos por completo, pero dado que los lácteos son una gran fuente de calcio y proteínas naturales, puede ser saludable mantener algunos lácteos en su dieta. Buscar productos lácteos sin lactosa es un gran lugar para comenzar.

Comidas para personas con intolerancia a la lactosa.

yogur y muesli con frambuesas_resize

  1. La mayoría de las personas con intolerancia a la lactosa pueden ingerir yogur. Las buenas bacterias (cultivos vivos y activos) que se encuentran en el yogur le ayudarán a digerir la lactosa. Elija un yogur de alta calidad (aquí hay una guía de ayuda) con muy pocos ingredientes o yogur griego, que contiene muy poca lactosa.
  2. Quesos maduros. Cuanto más duro es un queso, menos lactosa contiene. La lactosa se encuentra en la parte acuosa de la leche, y como los quesos más duros tienen menos líquido, eso significa que contienen menos lactosa. El cheddar extra fuerte, el parmesano, el pecorino, el gouda envejecido y otros quesos muy duros en esencia no tienen lactosa.
  3. Kéfir. Si no ha probado el kéfir antes, es como el yogur bebible, pero con incluso más probióticos para una mejor digestión. El kéfir posee múltiples beneficios para su salud Se recomienda para personas que sufren de intolerancia a la lactosa.
  4. Pequeñas cantidades de productos lácteos bajos en grasa. Los lácteos bajos en grasa como la leche baja y el queso bajos en grasa tienden a ser más digeribles para el sistema cuando se consumen en pequeñas cantidades y/o se combinan con otros alimentos en una comida. (Estos alimentos también son más altos en proteínas y calcio que sus homólogos de alto contenido graso). Encontrar los alimentos que sean apropiados para usted puede ser solo una cuestión de prueba y error, por lo tanto, comience despacio.
  5. Productos lácteos fortificados con lactasa. Existen ahora muchos otros productos tales como quesos, yogures y helados que están fortificados con la enzima lactasa, por lo que las personas con intolerancia a la lactosa pueden digerirlos.
  6. Productos lácteos acompañados con una píldora de lactasa. Algunas personas consideran que las píldoras de enzima lactasa son más efectivas que otras, pero vale la pena probarlas. Ingiera una píldora de lactasa 30-60 minutos antes de consumir productos lácteos para ver si este método funciona para usted. Existen muchos otros alimentos libres de lactosa que puedes digerir fácilmente. Descubre muchos más alimentos que puedes comer sin preocupación de dolores estomacales y gases.

¿Qué alimentos deben evitarse?

  1. Grandes porciones de productos lácteos. Incluso si ha encontrado un alimento que no le causa malos síntomas, es mejor comerlo en pequeñas porciones. Es más probable que su cuerpo tolere los productos lácteos si solo los consume poco a poco.
  2. Productos lácteos muy altos en grasa como helados, quesos cremosos y crema (o alimentos hechos con crema). Estos en realidad tienen menos lactosa que los productos bajos en grasa, pero tienden a ser más irritantes para aquellos con intolerancia a la lactosa o que son sensibles a los alimentos ricos. La única excepción aquí es el queso envejecido, que es alto en grasa, pero bajo en lactosa.
  3. Helado suave/yogurt congelado. Esto se debe principalmente a la razón # 2. Muchos postres, licuados y batidos de proteínas de contextura blanda tienen cantidades significativas de concentrado de proteína de suero de leche y causarán una gran dificultad digestiva. Si le encantan los postres estilo helado, compre yogurt congelado real en el supermercado o prepárelo usted mismo.
  4. Concentrado de proteína de suero de leche. Este es singular, porque se agrega a una gran cantidad de alimentos para que parezcan más ricos y cremosos. Pero puede causar estragos en el sistema de una persona intolerante a la lactosa (y en el sistema de una persona normal), porque a menudo contiene lactosa concentrada.

¿Pensando en usar alternativas a la leche? Aquí encontrará todo lo que necesita saber sobre algunos remedios caseros para la intolerancia a la lactosa que usted debe conocer. No olvide que, usted debe cuidar lo que come y cuando lo come.

Por Erika Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *