Alimentos para controlar el hígado graso

Qué alimentos consumir en casos de padecer de hígado graso. La alimentación es el factor clave para prevenir o tratar el hígado graso o esteatosis hepática.

La causa principal de esta enfermedad es el consumo excesivo de grasas (que sobrepase los límites nutricionales recomendados), sustancias que se acumulan en y alrededor del hígado generando complicaciones en su funcionamiento.

Vale la pena mencionar que generalmente los alimentos que resultan benéficos contra esta enfermedad también tienen efectos positivos sobre otras áreas del organismo. A continuación encontrará una guía sencilla para identificar aquello que debe consumirse y aquello cuyo consumo no debe excederse cuando se padece esteatosis hepática.

Lista de comidas prohibidas para el hígado graso.

En este caso presentamos algunos alimentos que deben de prohibirse o por lo menos limitar su consumo, tal es el caso de:

  • El pan blanco.
  • La mantequilla.
  • La mayoría de los cereales instantáneos de desayuno (por lo general contienen azúcares en grandes cantidades).
  • El arroz blanco.
  • El azúcar concentrado.
  • Comidas altas en grasas como hamburguesas, pizzas, etc.
  • Los alimentos con un alto contenido de glicerina.
  • Los alimentos altos en colesterol como por ejemplo el huevo (limite su consumo a dos por semana).
  • Las gaseosas.
  • Las comidas rápidas fritas o freídas.

Los alimentos para combatir el hígado graso que deben consumirse.

  • Granos no procesados.
  • Pan integral.
  • Frutas: entre 3 y 4 rebanadas por día. Evite los bananos (son altos en glucosa).
  • Los lácteos únicamente en sus presentaciones descremadas.
  • Una recomendación muy especial para el hígado graso es el brócoli.
  • Alimentos ricos en proteína.

La moderación es la clave. Recuerde que lo que aquí se recomienda es aumentar el consumo de ciertos alimentos importantes y limitar el de otros en relación a la enfermedad, no excederse ni privarse completamente de los productos en uno y otro caso. La moderación es lo más importante. Ceder ante alimentos no muy saludables de vez en cuando no es un crimen, pero hay que imponerse moderación y monitorear sus efectos.

Por otra parte, recuerde también que adelgazar es el método más eficaz para tratar el hígado graso, y el método más eficaz para adelgazar es saber combinar una alimentación saludable con una actividad física constante. Ésta nos ayuda a quemar las calorías para transformarlas en músculo.

Por Erika Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *