6 Beneficios De Los Baños De Sauna

Existe una razón válida por la cual los seres humanos han utilizado baños de vapor con fines de higiene y de salud desde la Edad de Piedra. Es debido a que se ha demostrado que el sudor es eficaz para la eliminación de toxinas y enfermedades, y para mantener una óptima salud física y mental.

La mayoría de las culturas de todo el mundo tienen sus propias versiones del baño de vapor, trátese de los antiguos romanos y sus “Termas” o del tradicional “Onsen” japonés. Los rusos lo llaman el “Banya” y para los indios nativos de América del Norte que es “Inipi”, sin olvidar el notorio baño turco o “Hamam”. Sin embargo, el más destacado y popular de todos es la sauna finlandesa.

En aras de la claridad, en este artículo nos referimos a todos los baños inductores de sudor como saunas. Entre ellos incluimos las saunas verdaderas, los baños de vapor y las cabañas de sudar, todos los cuales funcionan bajo el principio de la abundante generación de sudor para desintoxicar el cuerpo y relajar la mente.

La piel es el órgano más grande del cuerpo y a través de los poros desempeña un papel importante en el proceso de desintoxicación junto con los pulmones, los riñones, los intestinos, el hígado y los sistemas inmunológico y linfático. La piel produce sudor fresco para regular la temperatura elevada del cuerpo. También tiene la capacidad de transformar las toxinas liposolubles y a base de grasa en formas solubles en agua más fáciles de eliminar. El sudor transporta las toxinas fuera del cuerpo y las elimina a través de los poros.

La sudoración es la forma segura y natural del cuerpo para curarse. Los científicos y los médicos están finalmente reconociendo lo que nuestros antepasados ​​sabían instintivamente, que la sudoración normal restaura la buena salud a través de la eliminación de toxinas.

Por lo tanto no tome la sauna por un mero lujo si su objetivo es lograr y mantener una buena salud. Es una necesidad, y una forma muy fiable para ayudar a su cuerpo a mantenerse saludable mediante la eliminación del exceso de toxinas.

sauna_resize

Propiedades de la sauna

Como hemos mencionado anteriormente, la piel es un órgano importante de eliminación. Nuestro estilo de vida moderno vuelve inactiva la piel de la mayoría de las personas. Muchos de nosotros no sudamos, especialmente durante los meses de invierno. Las fibras sintéticas modernas o la ropa ajustada que no permiten que la piel respire, pueden dañar nuestra piel y nuestra capacidad natural para la eliminación, al igual que la excesiva y prolongada exposición al sol. Un estilo de vida sedentario también inactiva la piel.

Nuestra piel está expuesta a cientos de sustancias químicas en el transcurso de nuestra vida, y es afectada por estas. Desde los inofensivos productos de baño tales como champús, geles de ducha, lociones y jabones hasta los desodorantes. Los disolventes de limpieza para el hogar, los residuos de detergente en la ropa y los productos químicos del agua del baño o de la ducha también afectan a la piel.

 

El uso regular de la sauna restablece gradualmente la capacidad de eliminación de la piel. El sudor elimina sustancias químicas y metales tóxicos más rápido que otros métodos de desintoxicación. Es un excelente hábito que paga muchos dividendos de salud.

 

Los beneficios de la sauna son numerosos. Entre otras cosas porque es muy relajante y deja su cuerpo calmado y su mente serena. Su principal ventaja radica en el hecho de que promueve la sudoración, lo que ayuda al cuerpo a deshacerse de las toxinas. También se cree que la exposición de la piel al calor estimula la producción de células blancas de la sangre y fortalece el sistema inmunológico.

 

Otros beneficios de la sauna incluyen:

1.- Limpieza de la piel: Un profuso sudor inducido por la sauna seguido de una ducha limpia la piel mucho más a fondo que simplemente de tomar una ducha. Esto hace que la piel quede suave y saludable con efectos inmediatamente visibles.

 

2.- Mejora la circulación sanguínea: La sauna aumenta y mejora la velocidad de la circulación sanguínea y la respiración.

 

3.- Pérdida de peso: La sauna es similar a un ejercicio suave, se quema alrededor de 300 calorías por sesión regular. Los tratamientos de sauna regulares, combinados con una dieta saludable y ejercicio moderado le ayudarán a perder peso y a mantenerse en forma y saludable.

 

4.- Relajación corporal: La acumulación de estrés crea tensión en el cuerpo que se manifiesta en diversos dolores y molestias. El calor y la humedad de la sauna dispersa el dolor y relaja los músculos cansados. Una sauna por la tarde dejará los tensos músculos y las doloridas extremidades totalmente relajadas. La sauna también alivia temporalmente el dolor artrítico.

 

5.- Relajación de la mente: La sauna es esencialmente un lugar para relajarse. Todos los adeptos regulares a la sauna coinciden en que efectivamente ayuda a aliviar el cansancio y el estrés físico y mental.

 

6. La sauna mejora la circulación y oxigena las células, los tejidos y los órganos. Aumenta la capacidad del cuerpo para producir energía, lo cual promueve la curación. Al mismo tiempo, el calentamiento de los tejidos acelera el metabolismo. Sus células son gradualmente capaces de eliminar las toxinas de forma mucho más eficaz.

La acumulación de toxinas envejece el cuerpo, ya que impide la regeneración efectiva de las células. Louis Kuhne, uno de los pioneros de la hidroterapia (siglo XIX), recomienda en particular la combinación de la experiencia de la sauna con el baño desintoxicante para una desintoxicación diaria altamente eficaz.

Por Erika Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *