Las semillas de sésamo o mejor conocido por muchas como el aceite de ajonjolí para la cocina es uno de los aceites vegetales más antiguos que hay en planeta, utilizados por años en la medicina y en las labores culinarias, gracias a sus extraordinarias cualidades nutricionales y sus beneficios preventivos y curativos. Este es un aceite que tiene abundante cantidad de fitonutrientes del tipo ácidos grasos omega-6, fibras con importantes anticancerígenos y propiedades únicas para la salud provenientes de las vitaminas, antioxidantes fenólicos y flavonoides.

Esta es una planta de cosecha anual que pertenece a la familia de las Pedaliáceas, cuyo crecimiento se extiende en Asia y principalmente en China, India y Birmania. El sésamo se cosecha de igual manera es Etiopía, Sudán y Nigeria. El nombre que le ha otorgado la ciencia es Sesamum indicum.

La semilla de sésamo necesita el suelo seco  y un ambiente natural tropical para desarrollarse. En pleno apogeo, esta planta consigue una altura de un metro y en esta aparecen bellas flores de color blanco y rosado. Sus vainas son de rápida presencia y contienen semillas blancas, negras o de color marrón, según el tipo de cultivo que se realice. Cada una de las vainas mide entre 2 y 5 cm de largas. Estas vainas son rectangulares y su forma de cápsula tiene hendiduras intensas a los lados. Cada una de estas vainas puede albergar más de 100 semillas, que tienen forma oblonga, sabor de almendra, contienen aceite y son de tamaño pequeño.

¿Cuáles son los beneficios para la salud que tienen las semillas de ajonjolí?

  • Son abundantes en ácidos mono insaturados oleicos, que alcanzan un contenido del 50% de ácidos grasos en su interior. La presencia de estos ácidos oleicos es eficiente en la disminución del colesterol malo LDL, aumentando la presencia de colesterol bueno HDL, en la sangre. Las últimas investigaciones han permitido establecer que las comidas del mediterráneo, que son abundantes en grasas mono insaturadas, pueden ser de mucha utilidad para la prevención de la apoplejía y de la enfermedad arterial coronaria, gracias a sus lípidos saludables.
  • Las semillas de ajonjolí tienen elevados contenidos de sesaminol, guayacol (2 metoxifenol), decadienal y vinilguayacol, sesamol (3, 4-metilieno-dioxifenil), furilmetanotiol y feniletanol y furanol, todos compuestos muy saludables. Éstos colaboran para que el organismo rechace los radicales libres nocivos.
  • La semilla de sésamo tiene un contenido de 97 mcg de ácido fólico  por cada 100 g, esta medida corresponde al 25% del consumo diario que se recomienda. Este ácido fólico resulta especialmente importante para la síntesis de ADN. Cuando se habla de mujeres en estado de embarazo, las semillas de sésamo son esenciales para evitar los problemas neurales del bebé.
  • También son portadoras de nutrientes minerales que incluyen los importantes magnesio, cobre, selenio, manganeso, calcio, hierro y zinc. Algunos de estos minerales esenciales son determinantes en el proceso de mineralización ósea, de una actividad muscular y cardiaca normal, la síntesis de las enzimas, la producción hormonal, y la elaboración de glóbulos rojos.
  • Un total de 100g de semillas de sésamo tienen un contenido de 4,5mg de niacina, es decir, un 28% del consumo que el organismo requiere al día. Hay que recordar que la niacina representa uno de los complejos de vitamina B del sésamo. Este compuesto es de mucha ayuda para la reducción de los niveles de colesterol malo, LDL, del cuerpo, así como para la reactivación de la actividad cerebral de ácido gama amino butírico (GABA), que es muy importante para mantener el control de la neurosis y la ansiedad.
  • Las semillas de ajonjolí están ubicadas dentro del grupo de los frutos y semillas abundantes en minerales y vitaminas. Además son surtidoras de complejos  de vitaminas B, como el ácido fólico, la riboflavina, tiamina o vitamina B1 y piridoxina o vitamina B6.
  • Estas semillas son rico surtidor de proteínas con aminoácidos de muy buena calidad, importantes para el crecimiento de los niños. Solamente 100g de las semillas de sésamo pueden favorecer unos 18g de proteína, es decir, el 32% de la cantidad que se recomienda diariamente.
  • Este es considerado un alimento, no sólo exquisito sino también bastante saludable. Ofrecen una buena cantidad de energía y contienen además ricos nutrientes, antioxidantes, vitaminas y minerales, necesarios para la buena salud del organismo.

En síntesis, consumir un poco de sésamo al día, brinda las cantidades de antioxidantes fenólicos, proteínas, vitaminas y minerales que el organismo requiere.