Beneficios de la vitamina E para prevenir enfermedades

También conocida como “tocoferol”, la vitamina E es de característica liposoluble y se presenta como un elemento esencial en la elaboración de glóbulos rojos en el organismo humano. Representa también un antioxidante eficiente y colabora de manera notable con la formación de los tejidos del cuerpo y los músculos.

Dentro de las propiedades con que cuenta esta vitamina, está principalmente su aporte en el cuidado de la piel y del cuero cabelludo. Su función consiste en el robustecimiento de las paredes capilares y la forma como contribuye en la nutrición de las células del organismo. Por si esto fuera poco, la vitamina E trabaja como un adelgazante de la sangre evitando la aparición de grumos en las plaquetas sanguíneas. Gracias a esto, se disminuye el riesgo de sufrir insolación y los padecimientos cardiacos ocasionados por el trastorno de las arterias.

Vitamina E saludLa fertilidad también se beneficia con las propiedades de la vitamina E, ésta se encuentra estrechamente relacionada con la producción de espermatozoides y con la formación de óvulos, gracias a su acción antioxidante, que facilita, además, el funcionamiento adecuado de la placenta.

Alimentos ricos en vitamina E

Los alimentos en los que prevalecen las grasas como la mayonesa y la margarina y los aceites, son esencialmente ricos en vitamina E, también se encuentra en cantidades considerables en los chocolates, almendras y nueces. Las verduras, trigo, legumbres y el girasol. Lo propio sucede con el hígado, la leche y las frutas. Otros alimentos donde se puede encontrar la vitamina E, son:

  • Yema de huevo
  • Vegetales de hojas verdes
  • Panes integrales
  • Cereales
  • Soja
  • Coco
  • Algodón
  • Arroz
  • Cacahuate
  • Aceites vegetales germinales

Otros beneficios saludables de la vitamina E

  1. El aceite de vitamina E resulta muy importante en el proceso de curación de la piel como consecuencia de quemaduras ocasionadas por el sol.
  2. Reduce considerablemente el riesgo de padecer cáncer de vejiga así como los síntomas de la enfermedad de Huntington.
  3. Actúa como un antiinflamatorio de la piel después de una extensa exposición a los rayos UV y los posibles daños que originen los radicales libres.
  4. Es un remedio eficiente para dar alivio a los ojos y mejorar el estado de las cicatrices después de una cirugía.
  5. Como consecuencia de lo anterior, la vitamina E puede acelerar la regeneración celular y con ello combatir el envejecimiento, porque además de curar las cicatrices y combatir las molestas estrías, hace lo propio con las arrugas y el acné.
  6. Su consumo regular colabora en la prevención de enfermedades y dolencias como la artritis reumática, párkinson, síndrome premenstrual, cáncer de piel y quejas del corazón, entre otras.

Consecuencias de la carencia de vitamina E

No consumir con frecuencia la vitamina E puede originar en las personas distrofia muscular severa, incluso llegar a la pérdida de la movilidad. También pueden presentarse deficiencias neurológicas debido a inconvenientes en la transmisión de los impulsos nerviosos.

La anemia es otra consecuencia de la carencia de esta vitamina o de un complemento vitamínico que la reponga. Como se había explicado con anterioridad, una baja cantidad de vitamina E puede tener como consecuencia deficiencias de fertilidad.

Aunque se consuma la vitamina E, su falta en el organismo puede estar relacionada con un desorden de absorción en el intestino. De ser así, un médico especialista será el encargado de suministrar el suplemento vitamínico que considere, de acuerdo a las causas del desorden.

Efectos secundarios del exceso de vitamina E

Todos los excesos son perjudiciales y esta no es la excepción. Consumos desproporcionados de vitamina E suelen ocasionar el aumento de la coagulación de la sangre, acompañada de náuseas, diarrea y gases, dolor estomacal, dolor de cabeza, comezón, hematomas y visión borrosa.

Las personas que sufren del corazón, no deben administrase más de 400 IU por día de vitamina E. Igualmente, esta vitamina empeora las dificultades de coagulación cuando las personas tienen bajos niveles de vitamina K en el cuerpo.

La vitamina E se puede transformar en una sustancia tóxica cuando se consume en exceso, esto debido precisamente a que se trata de una vitamina liposoluble que se acumula en el organismo. En tal caso, debe consultarse siempre a un médico especializado.

Por Manuel R. B.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *