Causas de un metabolismo lento

¿Cuál es la causa del metabolismo lento? Determinar la causa de un metabolismo lento no siempre es sencillo. Algunas veces tiene que ver la herencia, algunas veces se debe a una enfermedad o tan sólo a una alimentación inapropiada.

El metabolismo y su relación con la tiroides.

En las últimas décadas las personas han comenzado a escuchar más el término hipotiroidismo. Esta enfermedad, que ocurre cuando el organismo no produce niveles suficientes de la hormona tiroidea, es responsable por una cantidad de problemas derivados, incluyendo el metabolismo lento.

No todas las personas que padecen hipotiroidismo desarrollan los mismos síntomas. El rango de síntomas posibles es tal que muchas otras enfermedades son consideradas como la causa antes de diagnosticar el hipotiroidismo. Algunos síntomas pueden ser:

  • Aumento de peso
  • Anemia
  • Calambres musculares y dolor articular
  • Fatiga
  • Depresión
  • Migrañas
  • Mala memoria
  • Mayor sensibilidad ante el calor y el frío
  • Palidez
  • Uñas quebradizas

Un examen de sangre puede determinar si una persona padece problemas relacionados con la tiroides y existen varios tratamientos que hacen relativamente fácil controlar la enfermedad.

Otras causas del metabolismo lento

Por supuesto no todo problema de metabolismo lento significa que la persona padece hipotiroidismo. Lo cierto es que la mayoría de la gente reduce su metabolismo en la medida en que envejece. Esto se debe a una cantidad de razones, algunas de ellas fuera de nuestro control. Pero hay algunos cambios de comportamiento que cualquiera puede adoptar para garantizar la mejor condición posible de su metabolismo.

Alimentación

La alimentación es uno de los mayores factores que afectan el metabolismo. Si usted ayuna o sigue una dieta baja en calorías, probablemente su metabolismo se reducirá hasta el punto en el que, sin importar su esfuerzo, el adelgazamiento no será muy notable.

El cuerpo necesita nutrientes y calorías para funcionar apropiadamente, y los estudios sugieren que comer más es en muchos casos más saludable que restringir las comidas. Lo que sucede es que el cuerpo usa la energía (las calorías) para digerir y procesar los alimentos, y mantiene los niveles de azúcar más estabilizados cuando la alimentación es regular, cuando nos sentimos llenos.

Pero no sólo la frecuencia de las comidas tiene que ver, sino sobre todo la calidad de la comida. El exceso de productos altos en azúcares puede desestabilizar el metabolismo. Asimismo hay alimentos que ayudan a mejorar el metabolismo que deben ser consumidos con regularidad.

Agua

Beber buenas cantidades agua es importante por muchas razones. Una mala hidratación puede dificultar el metabolismo. La mayoría de las funciones del organismo, incluyendo el metabolismo y la digestión, requiere agua. Si usted no consume suficiente agua, su organismo no puede ejecutar sus labores adecuadamente.

Es fácil hacer del agua un hábito: empiece llevando a todas partes una botella de agua para tomarla a lo largo del día. Sobre todo remplace las gaseosas por el agua y su cuerpo se lo agradecerá.

Ejercicio

Cuando el cuerpo se encuentra en forma todo funciona mejor. Hacer ejercicio aumenta la actividad metabólica y quema calorías de forma natural y regular. Una rutina de ejercicio con pesas bien ejecutada puede hacer que el cuerpo queme más de 100 calorías por día. Esa cantidad puede no sonar muy alta, pero si todo lo demás permanece en sus niveles normales ella sola equivale a un adelgazamiento de cerca de 10 libras anuales.

El estrés

El estrés también tiene que ver con la reducción de la actividad metabólica: cuando el cuerpo se tensiona todos sus sistemas empiezan a funcionar de manera menos eficiente. Y algo más: una mente estresada casi siempre hace que la persona reduzca su actividad física y sobre todo coma más de lo suficiente, por lo general consumiendo alimentos que no le traen ningún beneficio.

Formas de mejorar el metabolismo

  • Tome más agua.
  • Aliméntese de forma más frecuente, platos más pequeños.
  • Reduzca su consumo de azúcares en alimentos y bebidas.
  • Trate de hacer ejercicio por lo menos 30 minutos al día.
  • Comience rutinas de ejercicio de pesas.
  • Intente limitar las fuentes de estrés en su vida o aprenda a manejarlas mejor.
  • Si experimenta síntomas relacionados con la tiroides consulte a su médico.

Por Erika Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *