Coco, fruta energética con propiedades medicinales

Cualquier persona que escuche la palabra coco, de inmediato la relaciona con la playa, el mar y unas buenas vacaciones, pero aquí se trata de explicar las cualidades y beneficios que posee esta fruta tropical de la familia de las palmáceas. Es muy rica en agua de coco, que se consume como bebida refrescante y de la que se obtiene mayor cantidad cuando al fruto le hace falta madurar, siendo, incluso, el momento que más cantidad de nutrientes tiene.

El fruto es de consumo como cualquier otra fruta fresa, el coco rayado es muy utilizado en repostería para la elaboración de helados, tartas, pasteles, etc. Su pulpa, puesta a secar al rayo del sol, sirve para la extracción del aceite de coco, que se utiliza como alimento pero también para la industria de productos cosméticos y corporales. (Foto por: fred_v)

Propiedades nutricionales

El coco es un fruto aromático y de sabor agradable e intenso. Su consumo ocasional y en cantidades moderadas, es adecuado para todo grupo de personas: niños, jóvenes, adultos, deportistas, mujeres en estado de embarazo, madres lactantes y personas de edad superior.

El agua de coco posee carbohidratos y minerales como el potasio, sodio, magnesio, calcio y fósforo,  su fruto seco es un aportante de energía. Como sus componentes principales son el agua, la grasa y ácidos grasos, el coco se constituye en la fruta con más valor calórico. Su interesante aporte de fibra ayuda en la evacuación intestinal; tiene vitamina E, que actúa como antioxidante junto con otras vitaminas del grupo B.

En países tropicales se considera el agua de coco una bebida isotónica natural y se la toma extrayéndola directamente del fruto. También es utilizado en la preparación de platos como guisos, salsas para pescados y dulces.

Beneficios medicinales

La fibra que contiene el coco le entrega propiedades como laxante, colaborando, además, en la reducción del colesterol alto y controlando el azúcar en la sangre, que lo hace un alimento ideal para diabéticos.

Esta fruta no se aconseja para personas que tengan alguna dolencia cardiovascular, todo porque contiene una elevada cantidad de ácidos grasos saturados. Así como la mayoría de las frutas se recomiendan para dietas, el coco no está indicado para aquellas personas que estén llevando un proceso de adelgazamiento y de control de peso, ya que posee un alto nivel energético.

Su contenido de potasio lo hace indicado para personas que toman diuréticos y para aquellas que presentan episodios de bulimia, sin embargo, no es recomendado para quienes padezcan de insuficiencia renal y requieran una dieta controlada de este mineral.

Su alto valor energético es eficiente para las personas débiles y para los niños en etapa de crecimiento, para ellos puede ser incorporado como un delicioso postre.

Por Manuel R.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *