Cómo adelgazar comiendo y sin ejercicios

Cómo bajar de peso mientras se come y sin hacer ejercicios físicos extenuantes. Para muchas personas la pregunta del millón sería ¿cómo se puede adelgazar comiendo y sin tener que hacer ejercicios? La respuesta es aún más sorprendente, porque inicia con la aclaración de que sí es posible adelgazar mientras se come y sin la necesidad de gastar tiempo en gimnasios ni máquinas de ejercicios.

El secreto de esta maravilla está en la toma de las decisiones correctas acerca de los alimentos que se pueden consumir y de los que simplemente es preferible evitar su consumo. Aquí se presenta un listado de ideas y de consejos que serán muy importantes para cumplir la meta final.

Realizar una planificación de los alimentos que sirven para bajar de peso

Hay que comenzar por hacer una búsqueda de las comidas y las recetas más deliciosas pero saludables, que se puedan encontrar en los libros de cocina o en el internet. Cuando estas recetas para adelgazar comiendo, se encuentren, entonces se organiza un menú especial para cada semana. Algo importante es que el plan de alimentos ofrezca un consumo bien reducido de calorías, porque de modificar los alimentos pero mantener un consumo de calorías igual al que se venía manejando, no hará posible que se rebaje el peso. Entonces es bueno elaborar un listado de los ingredientes que se van a necesitar para la elaboración de estas comidas y no desprenderse de este cuando se vaya al supermercado. Planificando correctamente las comidas, de seguro no se perderá el control de la dieta y las tentaciones por la comida chatarra o la pizza se desvanecerán rápidamente. Para poder adelgazar comiendo, es indispensable permanecer apegado a la lista y realizar las compras en momentos en que no se tenga hambre, porque con esto, se eliminará la posibilidad de adquirir alimentos por impulso y de aumentar con estos la ingesta indebida de calorías.

Al revisar la lista de compras, se puede decidir acerca de los alimentos que se reducen o que se deben eliminar

Muchos creen que la reducción del consumo de calorías es una tarea complicada, pero realmente no lo es. Un ejemplo está en la taza grande de café con leche que se toma en la mañana, este puede tener un total de 500 calorías. Como cada medio kilo del peso corporal, que se aumenta o se reduce, equivale exactamente a 3.500 calorías, si se remplaza esta bebida matutina por un café negro, se puede perder al menos medio kilo cada semana. Así mismo hay otras estrategias sencillas para disminuir kilos, que incorporan aderezos para las ensaladas, que representan el surtidor de grasa más importante de las mujeres americanas, la mantequilla, los dulces y las gaseosas. Es un buen consejo leer y revisar los datos de valores nutricionales que tienen los alimentos para que sea más eficiente el proceso de adelgazar comiendo. Siempre hay que hacer especial énfasis en el consumo de las grasas saturadas y de los alimentos con calorías vacías o de elevado contenido de glucosa. No se trata de sacar definitivamente de la dieta este grupo de comidas, pero sí de disminuir el consumo de alimentos abundantes en calorías y grasas, para alcanzar una pérdida más considerable de peso, en tiempos más cortos.

Perder peso controlando el tamaño de las porciones que se comen

Sin importar que lo que se esté comiendo sea integral y saludable, las porciones también deben ser parte de un detallado control para que el adelgazamiento sea más sencillo y rápido. Por ejemplo, cuando se coman frutas secas, nueces o papas fritas, de puede colocar una porción en un plato y guardar el resto para otra ocasión. Comer galletas integrales es una buena opción, pero desocupar en un solo envión todo el paquete, pues tampoco será muy útil a la hora de perder peso. Con estos pequeños trucos, se comerá menos de lo que se había pensado y este proceso repetido creará en adelante un hábito muy saludable. Esta alternativa es tan importante que si bien los cambios que se lleven a cabo en la dieta no son de mucha significación, el simple hecho de reducir las porciones de alimentos, representará una disminución fundamental del consumo calórico de cada día. La manera más sencilla de medir y controlar las porciones de comida, consiste en comprar los alimentos de una sola porción, que se pueden encontrar en una gran variedad de productos.

Hay que permanecer siempre el entusiasmo y la disciplina

La única manera de perder peso eficientemente, independientemente de la dieta que se haga, es una férrea disciplina y el deseo inquebrantable de reducir peso. Al momento de sentir que se claudica y que se quiere tirar la toalla, es bueno hacer una visualización de aquellos beneficios que trae el tema de adelgazar mientras se come.

Una vez se consiga la reducción de peso corporal, hay que trabajar en su mantenimiento

Es importante asumir un estilo y forma de vida que sea siempre muy saludable para el organismo. Por eso hay que evitar que se presente el efecto rebote y estar claros en que no se quiere retornar a los malos hábitos alimenticios de antaño. Si no se concentra en el mantenimiento del peso, con facilidad se puede retornar al aumento por el que tanto se había luchado para perder.

Por Kevin G.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *