Es muy común pensar que bajar de peso es una tarea no sólo difícil sino que encierra algún tipo de misterio o mito, y la verdad, no es así. La clave del adelgazamiento está en quemar más calorías que las que se consumen. Pero es claro que no es una tarea demasiado simple y que de ser así, entonces nadie se vería enfrentado a inconvenientes con el sobrepeso. Cuando la idea de bajar de peso se convierte en tener que realizar trabajos muy duros para obtener resultados, seguramente se puede transformar en un verdadero tormento, gracias a las pastillas para adelgazar, dietas para perder peso rápido, las máquinas exóticas y complicadas con las que asegura una quema de grasa inmediata, o los tratamientos con remedios caseros. En realidad no se necesitan grandes sacrificios, ni sesiones extenuantes, ni dietas para morir de inanición, adelgazar seguro y sin riesgos se puede lograr haciendo lo siguiente:

Hacer cambios paulatinos pero con el convencimiento y la seguridad necesarios, se lograrán reducir los kilos que están sobrando. Lo mejor para que esto ocurra es dejar de pensar en soluciones inmediatas y concentrarse mejor, es metas y propósitos de plazo largo.

Reglas básicas para bajar de peso rápido

Para dar un ejemplo de lo que hay que hacer, hay que tener en cuenta que reducir una libra de grasa, es equivalente a quemar unas 3.500 calorías, sin que cuenten las que se queman por las actividades cotidianas. Esto puede parecer una cantidad exagerada de calorías, que posiblemente no se creerá en condiciones de quemar en un día. Antes de empezar con mas teoría, puedes conocer cómo calcular mi peso ideal según mi edad y estatura.Se requiere de un trabajo lento pero seguro, de paso a paso, lo que permitirá saber cada día lo que es necesario para quemar calorías adicionales. Aquí se podrá aprender a quemar esas calorías gradualmente y podrá iniciar una reducción considerable de peso y de eliminación de la grasa que le sobra.

Aprender a calcular la tasa metabólica basal (TMB)

La TMB es una medición que representa lo que el cuerpo requiere para realizar las funciones normales como hacer la digestión o simplemente respirar.  Es estos términos, esta medición indica la mínima cantidad de calorías que el organismo necesita consumir todos los días. Hay que comprender que los cálculos de este tipo nunca serán acertados en un ciento por ciento, por lo que se debe ajustar la cifra con el desarrollo del esquema.

Promediar el nivel de actividades

Se trata de calcular para saber cómo perder peso y entender cuántas son las calorías que se queman mientras se hace cualquier tipo de actividad durante el día, como estar sentado, o estar de pie, levantando pesas, entrenándose, etc. Esto es útil no solamente para mantener una programación diaria de actividades, sino también para calcular las calorías que se queman, ayudándose incluso con un medidor de pulso cardiaco. Hay que estar siempre muy pendientes del numero de calorías que se consumen, para esto se puede utilizar un medidor de calorías, o se puede consignar aquello que se come y se bebe diariamente, en un cuaderno o libro de diario. Para esto es indispensable ser lo más acertado y sincero posible, y en la situación específica de comer afuera, es aconsejable preguntar por la información nutricional del restaurante en el que se vaya a comer.

Es bueno realizar el cálculo con el TMB, se deben adicionar las calorías que se queman a diario para después restar la cantidad numérica de calorías que se consumen cada día. Si el resultado de las calorías que se comen, es mayor al de las calorías que se queman, significa que se está aumentando de peso.  Un resultado así, arrojará que el TMB + actividad diaria es 2000 mientras que el indicador dirá que se estará consumiendo 2.400 calorías. Si por el contrario, la suma del TMB y la actividad diaria es superior, en número, a la cifra del consumo diario, pues la pérdida de peso es inminente y la reducción de barriga, con el tiempo y la disciplina, será notoria.

¿Se puede perder peso sin notarlo? Este es un buen ejemplo para adelgazar

Si una mujer tiene una TMB de 1.400 calorías, si quema al día unas 900 calorías como resultado de sus actividades cotidianas, las tareas del hogar y las caminatas, esta persona debería consumir 2.300 calorías para lograr el mantenimiento de su peso. Pero resulta que esta mujer, realiza un registro de sus alimentos y descubre que está ingiriendo un total de 2.550 calorías cada día. Con este exceso de 250 calorías consumidas, la mujer logrará ganar, al menos, una libra por cada dos semanas, de peso adicional.

Claramente se responde a la pregunta del título, de la manera de aumentar de peso sin siquiera notarlo. Lo importante es que adelgazar también puede ser una tarea igualmente sencilla, aun siendo este un proceso algo lento. El mejor comienzo es realizar cambios pequeños en la dieta diaria y en sus actividades cotidianas, para que se logre quemar más calorías que las que se consumen, de esta manera se podrá se bajará muy seguramente de peso, sin que se esté pensando permanentemente en ello. Si, además, se encuentra la forma de quemar entre 200 y 500 calorías a través el ejercicio y las dietas, pues el camino hacia la meta de perder de peso será siempre el adecuado.

¿Cómo se sabe la cantidad de ejercicio que se requiere para bajar de peso?

Hacer ejercicio es una actividad muy importante cuando se quiere trabajar para perder peso, sin embargo, el tiempo y los esquemas de ejercicios, por ejemplo, los de reducir el abdomen, no son uniformes y pueden llegar a variar de una persona a otra, lo mismo sucede con las series de ejercicios para glúteos, que fortalecen la zona trasera o pompis. La ACSM hace la recomendación en su guía para perder peso, de realizar por lo menos 250 minutos semanales de ejercicio, que equivalen a sesiones de 50 minutos por 5 días cada semana. De la misma manera, recomienda para un principiante iniciar con rutinas más simples, de tres días a la semana por espacios de 20 o 30 minutos, buscando la adaptación del cuerpo a la rutina. No hay que olvidar que cosas y situaciones que parecen pequeñas, como subir escaleras, caminar o las actividades normales del hogar, ayudan de buena manera a quemar calorías y eliminar grasa.