Cómo se marcan los abdominales para lograr un abdomen fuerte

Un abdomen bien marcado y fortalecido es una de las metas más importantes que persiguen los hombres que asisten a los gimnasios. Esta región del cuerpo y sus músculos son los que marcan la diferencia real entre las personas que se preocupan y se esfuerzan por la salud de su organismo y su plan alimenticio, y las que no. Lo que quiere decir esto, es que es realmente difícil, por no decir imposible, lograr un abdomen fuerte y marcado sin tener esfuerzo, disciplina y determinación.

Las personas, generalmente, trabajan su musculatura del abdomen para que se vean perfectamente marcados, sin embargo, el problema real ha sido lograr que éstos sean visibles. La razón principal por la que presenta este fenómeno, es que la gran mayoría de las personas hace un almacenamiento de la grasa corporal, por lo menos parcialmente, en la zona abdominal. Con tan mala fortuna, que esta es una de las zonas corporales donde es más difícil eliminar la grasa y perder peso. Con la explicación anterior, ya se tienen el conocimiento preciso para poder marcar el abdomen y hacer de esta meta en una bonita y satisfactoria realidad.

¿En qué consiste el factor genético para lograr marcar el abdomen?

El primer concepto que hay que conocer, es que cada persona tiene una musculatura abdominal particular y cada una tiene una forma única y diferente. Por esta razón, muchas personas se pueden frustrar, cuando se basan en alguna fotografía de algún modelo de revista, para decir que así es como desean su abdomen final. Esa tarea puede ser muy difícil de alcanzar. Incluso alcanzando una reducción máxima de la grasa corporal que acompaña la zona del abdomen de una persona, la formación genética de los abdominales puede ser completamente distinta a la de su modelo a seguir, así que perseguir unos abdominales como los de otra persona es una misión casi imposible de lograr.  Ante esta realidad, no existe otra salida que aceptar la propia condición física e iniciar el proceso de construir su único e irrepetible abdomen de película. De no aceptarlo de esta manera, la frustración pasará al campo de la desmotivación y con está al abandono prematuro del ejercicio. No obstante, si se entusiasma lo suficiente, podrá reducir la grasa abdominal que desee y con los ejercicios adecuados para el fortalecimiento de los músculos, se conseguirá un abdomen, que no sólo se robará las miradas de muchos, sino que también será la envidia de más de uno.

¿Cómo influye el factor alimenticio haciendo referencia a la barriga?

Los abdominales se ganan no solamente en el gimnasio, también y para sorpresa de muchos, se disputan en la cocina. Ya se sabe que cada persona posee un nivel de musculatura en su zona abdominal, sin embargo, la inmensa mayoría esconde dicha musculatura bajo una densa capa de grasa depositada en este lugar. Para ser completamente francos, el lograr marcar el abdomen, pero primero rebajar esa capa de grasa que se tiene encima, es un trabajo que requiere un 90% de disciplina en la dieta alimenticia y un 10% de duro trabajo en el gimnasio. Si no se tiene la capacidad de controlar el consumo diario de alimentos, la idea de marcar el abdomen se convertirá en una mera ilusión, pues difícilmente se hará realidad.

En otro tiempo se pensaba que la eliminación de grasa corporal se lograba, más eficientemente, mediante dietas que fueran lo más bajas en grasa posible, sin embargo, en la actualidad este concepto está revaluado y ahora las dietas que son de grasas moderadas, bajas en carbohidratos y elevadas en consumo de proteínas, vienen haciendo una carrera importante porque pueden ayudar en el control adecuado de los niveles de insulina, como la hormona que ocasiona el mayor almacenamiento de grasa en el cuerpo, en una balanza hipercalórica.

Esto significa que sí se puede perder peso y además marcar el abdomen en una dieta abundante en carbohidratos, y de hecho ya muchas personas lo hacen, sin embargo, la gran mayoría de dietistas concuerdan en que es mucho más tolerable el hambre que se aguanta en planes de dieta con carbohidratos moderados y bajos, esta situación también hace que sea más sencillo el consumo de una menor cantidad de calorías.

Para cumplir con los objetivos, lo que realmente es importante, es el consumo total de las calorías y no la manera como esto se logre, siempre que para equilibrar, se consuman las proteínas suficientes. Si esto es complementado con una rutina adecuada de ejercicios para la zona abdominal, los resultados saltarán prontamente a la vista, menos grasa abdominal y una reducción importante de peso, serán su carta de presentación.

Por Erika Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *