¿Contar carbohidratos o calorías para adelgazar?

Contar carbohidratos o calorías: ¿qué es más importante a la hora de bajar de peso? Es la pregunta clave para descubrir la manera más eficaz para adelgazar. Aunque ambos métodos tienen sus defensores y sus detractores, la sabiduría popular dice que en el consumo calórico yace el truco para adelgazar y controlar el peso. La razón de esto consiste en el conocido hecho de que subir de peso es el resultado de quemar menos calorías de las que se consumen. Por el contrario, los defensores de planes alimenticios como la dieta Atkins, respaldados por sus propios estudios, sostienen que la atención debe dirigirse a los carbohidratos, mientras que otros regimenes como la dieta Dukan optan por un aumento en las proteínas. Veamos a continuación la importancia de estas 2 variables para poder adelgazar sanamente.

Ventajas a favor del control calórico y conteo de calorías.

Los médicos que aconsejan controlar el consumo de calorías señalan que incluso los alimentos “bajos” en carbohidratos, como el pollo frito o las hamburguesas, equivalen a montones de calorías para el organismo. El punto es que controlar los carbohidratos no sirve de nada si hay calorías de por medio: habrá un aumento de peso. También aconsejan precaución con respecto a los alimentos bajos en grasas, porque la cantidad que calorías que contienen no necesariamente tiene que ver con las grasas. Para las personas que quieren adelgazar basándose en el control de las calorías, el método más sencillo que pueden adoptar para empezar es llevar el control de las calorías consumidas durante una semana. Esto les permitirá identificar cuáles alimentos causan las mayores cantidades para reducir su consumo.

Ventajas del control de carbohidratos en nuestra dieta.

La popularidad de las dietas que se basan en el control de carbohidratos, como las dietas Atkins, South Beach y la dieta por zonas, significa que este método también da resultados. La dieta Atkins, especialmente, ha sido siempre motivo de controversia porque se basa en guías que contradicen lo que los médicos y nutricionistas vienen aconsejando desde hace tiempo. En esta dieta particular se aconseja consumir grasas para obtener energía y luego quemarlas. Los carbohidratos son vistos como los enemigos en este método, mientras que las calorías no son su motivo de preocupación. La filosofía de la dieta Atkins consiste en que, al limitar los carbohidratos, el organismo recurre automáticamente a quemar las grasas para obtener la energía que necesita. Ambos métodos funcionan para adelgazar. Se trata básicamente de dos caminos diferentes hacia el mismo objetivo. Lo que distingue uno del otro es la alimentación permitida durante su aplicación. Si usted quiere adelgazar sin dejar de consumir grasas en su totalidad, la dieta Atkins es para usted, pero si usted prefiere restringir este tipo de alimentos entonces adopte dietas que ayuden a llevar un control de las calorías.

Por Erika Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *