Cuál debe ser mi peso ideal

Cuando se habla del peso que debe ser el ideal para una persona, se está haciendo referencia directa a su constitución corporal, su edad y su sexo. Pero existe una fórmula para saber si ese peso corporal es el adecuado, si se está bien o si se cae en la obesidad, el sobrepeso o la delgadez extrema, todas peligrosas. La Organización Mundial de la Salud ha propuesto un índice para determinar estas situaciones. Se trata de Índice de Masa Corporal.

Decir que se está en el peso ideal, quiere decir en el que se considera que se está saludable, el que permite al cuerpo funcionar con normalidad y no va a provocar perjuicios en un futuro, aunque hoy nos encontremos bien. La definición académica del peso ideal es bastante clara: se considera el peso ideal de una persona aquel que le confiera la máxima esperanza de vida.

Cómo realizar el cálculo de su peso

Es más sencillo de lo que se piensa. El cálculo se realiza multiplicando lo que mide en metros y centímetros por sí misma, es decir, elevado al cuadrado. Luego, debe dividir los kilos entre la cifra que le dio en la primera operación. Por ejemplo:

Una persona que si mide 1,55 m y que pesa 47 kilos

Debe multiplicar 1,55 por 1,55 = 2, 40 m2

Ahora debe dividir 47 entre 2,40 = 19,58

El Índice de Masa Corporal de esta persona es 19,58. Según los expertos en nutrición un IMC de 30 o más: indica obesidad; 25 a 29: indica sobrepeso; 19 a 24: indica normalidad y Menos de 18: es delgadez extrema, Luego un IMC de 19,58, como el del ejemplo, indica que el peso es normal. También existe un porcentaje de masa grasa que son los adecuados para una población sana, son estos:

                                         HOMBRES              MUJERES

De 15 a 20 años       15%-18%                 18%-22%

De 21 a 50 años       16%-25%                 21%-30%

De más de 50           24%-26%                 29%-31%

Peso ideal = Nutrición adecuada

Estas recomendaciones nutricionales tienen como objetivos, mantener el peso correcto y evitar enfermedades relacionadas con una incorrecta alimentación, como el aumento de colesterol, de los triglicéridos o de la presión arterial, entre otras. Las indicaciones están dirigidas a personas adultas y sanas. Durante el día es aconsejable comer:

  • Cinco a siete raciones de verduras, hortalizas y frutas
  • Una a dos  raciones diarias de cereales y derivados (pan, arroz o pasta) y patatas
  • Una o dos raciones de Leche y derivados
  • Una o dos raciones de legumbres
  • Dos a cuatro huevos a la semana
  • Tres a cinco raciones de pescado, pollo y carnes magras
  • Dos o tres raciones de carnes grasas y derivados
  • Aceite: el más recomendable es el de oliva. Las personas con exceso de peso deben moderar su consumo.
  • Pastelería, bollería y heladería: por su alto contenido en grasa animal y azúcares simples, es recomendable restringir la ingesta.

Por Manuel R.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *