¡Las virtudes del té chino son infinitas! Sus propiedades adelgazantes son las más buscadas. Esto se debe a que contiene unas sustancias llamadas catequinas que queman grasas. Entonces, ¿es eficaz el té de dieta para bajar de peso?, ¿cuáles son las variedades de té más eficaces contra la grasa abdominal?

Siempre escuchamos que el té verde es un poderoso antioxidante, de allí sus virtudes saludables. Pero no siempre escuchamos sobre las catequinas, un grupo de moléculas muy activas de la familia de los flavonoides. La epigalocatequina galata (EGCG) es su forma más común en el chocolate y la hoja del té negro.

Las catequinas para quemar grasas

Todos conocemos la reputación adelgazante del té. Estas propiedades se encuentran parcialmente clarificadas. Sabemos que las capacidades de esta bebida para incrementar el gasto energético y “quemar” las reservas de grasa se deben en parte a la cafeína que contiene. Pero anteriormente no sabíamos que las catequinas también tienen un gran efecto regulador sobre el peso. Los beneficios del consumo regular de catequinas no se limitan al incrementado gasto energético y la oxidación de la grasa. Estas sustancias también actúan sobre la distribución de la grasa en el cuerpo y ayudan a reducir el peso en el área abdominal. Además los estudios han mostrado que el té verde podría limitar la recuperación del peso tras el adelgazamiento de las dietas.

El té chino es un quema grasa abdominal

Un estudio realizado por la Escuela Médica de Shanghái demostró el efecto beneficioso de las catequinas sobre la grasa abdominal. Durante 12 semanas se midieron periódicamente el peso, la proporción de la grasa corporal, el porcentaje de la grasa intraabdominal y la circunferencia de la cintura en cuatro grupos de adultos en dieta. El grupo 1 tomó placebos, mientras que a los otros tres se les administró tres dosis diferentes de catequinas:

Grupo 2: 440 mg de catequinas una vez al día

Grupo 3: 230 mg de catequinas dos veces al día (468 mg en total)

Grupo 4: 440 mg de catequinas dos veces al día (886 mg en total)

Resultados: en el último grupo se notó una significativa reducción en el peso, la circunferencia de cintura, la grasa abdominal y la grasa corporal.

Las catequinas contra el síndrome metabólico

Además de sus beneficios sobre el peso, las catequinas juegan un papel importante en el cuidado de la salud, especialmente en la prevención del síndrome metabólico. Esta afección se caracteriza por la glucemia (los niveles de azúcar en la sangre) y el colesterol alto, la presión arterial alta y una circunferencia de cintura que exceda los 102 cm en hombres y los 88 cm en mujeres. En estas personas, con frecuencia obesas, también se presenta una resistencia a la insulina, cuyo efecto es la tensión oxidante, y reacciones inflamatorias.

El consumo regular de las catequinas del té verde regula considerablemente dicha resistencia a la insulina, reduce la incidencia de la diabetes tipo 2 en mujeres, regula el metabolismo de los carbohidratos y tiene un efecto antinflamatorio. El impacto de las catequinas sobre el índice de masa corporal (IMC), la presión arterial y el azúcar en la sangre de las personas que padecen el síndrome metabólico ocurre tras el consumo de 456 mg diarios de té verde durante dos meses. Lo ideal sería consumir entre 3 y 6 tazas diarias.

El tipo de té correcto para obtener catequinas

Hay diferencias importantes en la concentración de catequinas especialmente entre el té negro y el té verde. Poco después de su recolección, las hojas del té verde son sujetas a un tratamiento calorífico que previene la oxidación de sus compuestos. Esto lo hace más rico en catequinas que el té negro. Y entre las marcas de té verde algunas de ellas contienen mayores cantidades de dichas sustancias, como es el caso del té verde Lipton Linea.

Decidirse por un tipo o marca de té no es lo único a considerar: también hay que consumir el producto con regularidad, ya que las catequinas tienen un lapso de vida de menos de 24 horas en el organismo, por lo que se recomienda beber el té más de una vez al día.

Finalmente no olvidemos que adelgazar no se consigue por tan sólo beber té. Es esencial tener una alimentación apropiada y hacer un poco de ejercicio físico.