¿Cuál Es La Mejor Hora Del Día Para Salir A Correr?

¿Cuál es el mejor momento para salir a correr? Esa pregunta ha sido un tema de candente debate entre los corredores y los expertos del buen estado físico durante décadas. Algunos dicen los recorridos en las primeras horas de la mañana son los mejores, mientras que otros prefieren correr por la tarde o por la noche. Entonces, ¿cuál es la diferencia?

 

Ritmo y flujo

No sé ustedes, pero me pongo un poco loco cada vez que me despierto a las 5 am para salir a correr. La mitad sana de mí que todavía se aferra a dormir quiere golpear la otra mitad de mí que quiere correr. ¡Al diablo con las limitantes creencias! Simplemente no soy una persona madrugadora, y punto. Me consuela el hecho de que todo esto está solo en mi cabeza – literalmente.

 

¡Bienvenido al mundo del Núcleo Supraquiasmático! Este chico malo es un reloj biológico que se encuentra en el hipotálamo, y es el jefe de nuestros ritmos circadianos. Los ritmos circadianos son procesos corporales incorporados que se producen alrededor de casi 24 horas. De acuerdo con el Dr. Roberto Refinetti, autor de ‘Fisiología circadiana’, “prácticamente todas las funciones corporales muestra ritmicidad diaria” por lo que es mejor trabajar con los ritmos naturales de su cuerpo para tener un nivel óptimo de desempeño.

 

¿Ritmos naturales? Permítame explicarle.

A pesar de todos los corredores que salen temprano en la mañana, este no es el mejor momento para que su cuerpo se ejercite. A esta hora, todas sus funciones corporales están en su peor condición. Su temperatura corporal es baja, los músculos están rígidos, la función pulmonar es pobre y lo más probable es que esté muerto de hambre, ya que ha dormido durante 8 horas y no ha consumido ningún alimento.

 

Esto hace que sea más difícil para levantarse temprano en la mañana, y aún más difícil salir a correr porque su cuerpo está luchando contra eso. Es también un poco arriesgado si se es propenso a ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares, porque los estudios han demostrado que la presión arterial ambulatoria es más alta en la mañana. Esa es la razón por la que muchas personas sufren ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares en este momento.

 

Tratando de luchar contra este fenómeno es inútil – nunca ganará. Puede entrenar su cuerpo y mente para correr por la mañana, pero no espere tener el mejor rendimiento.

 

La gloria de la mañana

corriendo_resize

Esto no quiere decir que no deba correr en la mañana o que es inherentemente malo para usted. Si está en forma y saludable, correr por la mañana tiene muchos beneficios. Aunque sería naturalmente mejor en la tarde, su cuerpo puede ajustarse para mejorar el rendimiento en la mañana. Aquí hay algunas razones para salir a correr por la mañana:

 

  • Las investigaciones sugieren que los ejercicios de la mañana son más consistentes que sus homólogos de la tarde y noche porque es más fácil motivarse en la mañana.
  • Puede poner en marcha su metabolismo corriendo en la mañana y mantenerlo acelerado horas después de correr mediante la incorporación de entrenamiento a intervalos.
  • Si usted está entrenando para una carrera, prepárese para correr por la mañana ya que la mayoría de las carreras se llevan a cabo al principio del día.
  • Si va a correr para bajar de peso, el mejor momento para hacerlo es por la mañana con el estómago vacío. Se ha demostrado que el entrenamiento en ayunas es beneficioso para la pérdida de peso.
  • Un estudio encontró que el ejercicio moderado por la mañana (30 minutos de caminata) reduce la presión arterial y mejora el sueño. Puede incorporar caminatas matutinas durante los días de no entrenamiento.
  • Las carreras matutinas son más duras y puede entrenarlo para ser mentalmente fuerte.

 

El placer de la tarde y de la noche

El cuerpo humano alcanza su máximo rendimiento en horas de la tarde/inicios de la noche entre las 4 pm y las 7 pm. Este momento es cuando la temperatura del cuerpo está en su nivel más alto y los músculos están calientes y flexibles. La temperatura ambiental está también en su momento más favorable en cuanto al rendimiento, por lo que muchos récords se rompen por la tarde/noche y los eventos atléticos se programan alrededor de este horario.

 

Los corredores y otros atletas que prueban entrenar por la tarde/noche reportan que parecen ser más rápidos, más fuertes y pueden ejercitarse por más tiempo si se compara con correr temprano en la mañana. ¿La razón? Aparte de que el cuerpo y los músculos están relajados, la capacidad pulmonar es 6% mejor en la tarde que en cualquier otro momento del día.

 

Si está cambiando los recorridos matutinos por trotes en la tarde/noche, tenga en cuenta estos factores antes de hacer el cambio.

 

  • Si bien usted está en su mejor condición mental en la mañana y la testosterona es más alta a media mañana, esto parece disminuir en el transcurso del día, por lo que es más difícil permanecer comprometido y motivado para correr por la tarde.
  • La luz del día, la hora de comer y la interacción social pueden afectar el rendimiento.
  • La siempre cambiante dinámica del día y las circunstancias fuera de su control podrían hacer que se salte su sesión de trote debido a conflictos de programación.
  • Evite correr tarde en la noche si es una de esas personas que tienen dificultades para relajarse por la noche.
  • El peor momento para salir a correr es al mediodía, debido a que los pulmones pierden fuerza durante su almuerzo. Adicione en el hecho de que el sol estará en su posición más alta en el cielo y sí que está buscando problemas si decide correr a la hora del almuerzo.

 

El veredicto

Escuche a su cuerpo. Si usted no es una persona madrugadora, no se obligue a despertarse a las 5 am sólo para correr ya que puede sentirse miserable y odiar a la experiencia. Haga lo que sea mejor para usted, e incline la balanza a su favor de manera que no se pierda un día.

 

Hay tres cosas que siempre se debe tener en cuenta:

 

1. Sea constante.

Su cuerpo puede y se adaptará a cualquier horario si usted le da suficiente tiempo. Sus capacidades van a mejorar, basta con seleccionar el momento adecuado del día para hacerlo. Si se siente mejor en la noche, corra por la noche. Si le gusta la mañana, corra en la mañana. La hora del día puede influir en cómo se siente acerca de correr, así que elija un momento del día y aferrarse a él.

 

2. Obtenga suficiente sueño.

El sueño juega un papel importante en si se puede correr bien o no, especialmente por la mañana. Si tuvo una terrible noche de sueño, su rendimiento al correr será afectado negativamente independientemente de la hora del día. El rendimiento puede mejorar ligeramente cuando se corre por la tarde o por la noche, pero estará yendo en contra de su ritmo circadiano y eso puede estropear su reloj biológico.

 

3. Si tiene limones haga limonada.

Si realmente no puede correr en la mañana, salga a correr por la tarde y sólo corra en la mañana cuando esté entrenando para una carrera. De esta manera, obtiene lo mejor de ambos mundos.

 

En lo personal, no me gusta despertarme temprano en la mañana, pero cuando empiezo a correr, todo lo demás desaparece. Pruebe correr en diferentes momentos del día y tome nota de su rendimiento. Una vez que encuentre su punto ideal, va a ser un mejor corredor.

Por Erika Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *