Cuáles son los efectos secundarios de la sal que debe saber

La sal o cloruro de sodio, tiene un contenido de 39% sodio, elemento que no se produce en forma libre en la naturaleza. Se encuentra asociada especialmente con grandes cantidades de cloro. Cuando la sal se disuelve en agua produce rendimientos de sodio en el cuerpo y se coloca en los fluidos extracelulares.

Esta sustancia resulta necesaria para los seres humanos, en la medida en que cumple funciones específicas como ayudar en la conducción de los impulsos nerviosos y la contracción de los músculos. Los iones de sodio colaboran en el transporte  de sustancias a través de las membranas celulares.

Importancia de la sal en el organismo humano

Cloruro de sodioEsos iones de sodio colaboran en la actividad eléctrica del corazón, de hecho, el intercambio de iones de sodio y de potasio en las células del nodo sinusal, hace que el corazón de los que tienen un marcapasos pueda latir. También resultan vitales para retener y mantener el equilibrio del agua en el cuerpo.

La sal es importante para mantener los glóbulos rojos, para disolver correctamente las proteínas, en la regulación del equilibrio ácido-base en los fluidos corporales como la sangre, la linfa, lágrimas y secreciones gastrointestinales. Los iones de cloruro ayudan en la formación de HC1 (ácido clorhídrico) en el estómago para la digestión, a su vez que son un componente vital del plasma sanguíneo.

Efectos nocivos de la sal

Se pueden considerar como efectos secundarios de la sal los siguientes cambios en el funcionamiento del organismo humano:

Presión arterial alta: El exceso de sal causa retención de agua en el cuerpo y aumenta el volumen de la sangre y el gasto cardíaco resultante en la presión arterial alta.

Es estimulante: Estimula el sistema nervioso simpático y las glándulas suprarrenales, creando excitación y estrés. Es por eso que entra en la categoría de alimentos del estrés.

Aumento de peso: El exceso de sal en el cuerpo aumenta el peso debido a que los riñones eliminan el exceso de sal mediante la filtración de sodio, dado que los riñones mantienen una proporción fija de sodio respecto al agua en la sangre, el exceso de sal en el cuerpo significa aumento de agua y por lo tanto elevación del peso corporal.

Debilitamiento de los huesos: Comer demasiada sal puede tirar el calcio de los huesos haciéndolos débiles. El calcio también se excreta a través de la orina con la ingestión de más sal de mesa.

Aumento del ácido úrico: El exceso de la sal interfiere con la eliminación de ciertos residuos del sistema como el ácido úrico y por lo tanto, contribuye indirectamente a diversas enfermedades como la gota, etc.

Problema de bronquios y pulmones: La deficiencia de sodio orgánico en la sal de mesa presenta problemas bronquiales y pulmonares en las personas, porque el sodio orgánico es necesario para la eliminación de CO2 del sistema.

Endurecimiento de las arterias: La sal de mesa no es completamente soluble en agua y tiende a endurecer las arterias por su uso excesivo. Las altas temperaturas utilizadas para la fabricación de la sal de mesa y elementos como el cloruro de potasio y sulfato y otros cloruros tienden a inhibir la disolución de sal en agua.

Por Manuel R. B.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *