Dieta Cetogénica para quemar grasa y útil en niños con epilepsia.

Generalmente, el cuerpo humano funciona utilizando la energía proveniente de la glucosa, que es obtenida a la vez de los alimentos. Pero el organismo no tiene la capacidad de almacenar cantidades grandes de glucosa y solamente se cuenta con 24 horas de suministro. Si un infante dura 24 horas sin comer, que es la manera como inicia la dieta cetogénica en un hospital, realiza el consumo de toda la glucosa que tiene almacenada. Como no hay más glucosa en el organismo para producir energía, lo que hace el cuerpo del niño es empezar a quemar la grasa que tiene almacenada.

Lo que hace la dieta cetogénica es continuar este proceso iniciado, obligando al organismo del niño a quemar grasa durante todo el día, lo que mantiene bajas las calorías y permitiendo que los alimentos con contenido de grasa sean los que el niño reciba principalmente. Es más, la dieta consiste en que se consiga el 80% de las calorías, provenientes de la grasa. Lo que falta provendrá del consumo de los carbohidratos y de las proteínas. Las comidas de la dieta contienen hasta cuatro veces la misma cantidad de grasa que la cantidad de carbohidratos o de proteínas. Los líquidos y los alimentos que se consumen en cada una de las comidas deben ser bien pesados y calculados para cada persona.

La ciencia médica no entiende por qué la dieta cetogénica para perder peso que repite los síntomas de la inanición cuando se quema grasa por energía, puede reducir la posibilidad de las convulsiones, esto aún es materia de estudio. De la misma manera, no se entiende tampoco por qué esta dieta funciona para unos niños y para otros no.

La dieta cetogénica para perder peso, aplicada a un niño sin la supervisión estricta de un profesional de la salud, es poner en riesgo al infante con graves consecuencias para la salud. Cada uno de los procesos que requiere esta dieta, debe conducirse por un equipo de tratamiento con la suficiente experiencia y generalmente en un centro médico especializado.

¿Cuáles son las posibilidades de tener éxito en una dieta cetogénica?

Por lo general, es necesario realizar un período de ajuste para saber si un niño podrá responder o no a una dieta cetogénica. Los médicos sugieren a los padres realizar la dieta a modo de prueba por espacio de uno a tres meses, dependiendo de su funcionamiento en un principio. (foto por joshbousel )

El niño que lleva a cabo una dieta cetogénica, comúnmente continúa administrándose los medicamentos contra las convulsiones, no obstante, debe poder ingerir menos medicamento con el paso del tiempo. Si se tienen avances significativos, el médico podrá disminuir el medicamento para terminarlo definitivamente. Una tercera parte de los niños que aplican a la dieta cetogénica, permanecen libres de los ataques o casi liberados de estos. Otro tercio tiene una mejora, aunque todavía presenta algunas convulsiones; los restantes, puede que no respondan al tratamiento, o simplemente no logran seguir la dieta por sus efectos secundarios o por que no toleran el alimento.

Dentro de las ventajas adicionales que puede presentar la dieta cetogénica es que, según algunos padres, los niños presentan un mejor estado de alerta y se nota un progreso importante cuando realizan la dieta para perder peso, aun cuando los ataques continúen. Si la aplicación a la dieta es beneficiosa en el tratamiento médico, entonces se hace una prescripción de al menos dos años.  Por otra parte puedes conocer los riesgos y peligros de la dieta cetogénica, en la cual los médicos sugieren a los padres que se incorpore gradualmente una alimentación regular en la dieta del pequeño para establecer si el problema es controlable incluso con la dieta convencional.

Es posible que se tenga que iniciar un proceso con pequeñas cantidades de medicamento para las convulsiones, luego de suspender la dieta cetogénica. No obstante, algunos niños deben ser capaces de responder positivamente a la crisis, sin más tratamiento. De regresar las convulsiones, el médico recomendará que el niño retorne a la dieta.

Menú de la dieta cetogénica con alimentos permitidos para 1 o 2 meses

Las proteínas:

Cordero, pescado, jamón, huevos, carne, cerdo, tocino, pavo, ternera, pollo, todas las carnes menos el pastel de carne y el queso, excepto el cottage.

Los vegetales:

Coles, nueces, remolacha, calabacín, semillas de girasol, tomate, semillas de calabaza, pimientos rojos y verdes, brócoli, perejil, zanahoria, frijoles, pepino, apio, lechuga, setas, calabaza, cebolla, coliflor, guisantes y demás legumbres.

Se deben evitar los siguientes alimentos prohibidos:

Los cereales como la avena y el trigo, el arroz y sus productos derivados, las patatas, chocolates, pastas, maíz, el requesón y los granos, calabaza, pan, frutas y leche.

Por Erika Hernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *