Dieta de Índice Glicémico (IG) para perder peso

Esta dieta de índice glicémico es en la actualidad una de las más populares que existen, pues esto lo ha logrado el hecho de que es la dieta preferida por las estrellas de la música, las primeras damas y miles de mujeres empresarias que la están usando para perder peso y mantenerse controladas mediante esta. Pero ¿En qué consiste esta dieta? Básicamente es una dieta fácil que se adopta tan sencillamente que, según varios de sus seguidores, es casi imperceptible pues parece que nadie se da, ni siquiera por enterado, de que se está haciendo una dieta. Esta es la posibilidad prefecta para aquellos que buscan a toda costa bajar de peso, sin que necesariamente se tenga que aguantar hambre.

Como la guía de esta dieta de índice glicémico es, obviamente, un control permanente en la medida del índice glicémico (IG), esto permite que no se realice la exclusión de ninguno de los grupos de alimentos. El secreto de este programa es que logra tomar las mejores condiciones y características de cada una de las comidas, carbohidratos, grasas y proteínas, brindando una completa estructura que principalmente trabaja para eliminar los antojos entre comidas, bajar de peso de manera más rápida y ayudar en los temas de la salud, todo esto se realiza mientras se continúa comiendo cualquier tipo de alimento.

¿Quiénes pueden utilizar la dieta de índice glicémico?

Muchos afirman que una dieta como ésta, del tipo índice glicémico (IG), es la precisa o adecuada para las personas que padecen tiroides hipoactiva, también para aquellos que sufren de ovarios poliquísticos (SOP) y para los que padecen de diabetes tipo 2.  Estas personas con estas enfermedades y dolencias, pueden aprovechar esta dieta ya que su adhesión al mismo reduce la liberación de energía que llega con los alimentos y se logran nivelar los índices de insulina en el cuerpo. Esta dieta de (IG) bajo, no sólo es útil en cada uno de los casos descritos atrás, sino que también ayuda a perder peso y bajar la barriga. Claro está que el ejercicio de mantener bajo control el azúcar en la sangre y los niveles de insulina, es una circunstancia que beneficiaría a todas las personas y no sólo es recomendado para las personas que padecen esa clase de inconvenientes médicos.

El fundamento teórico de la dieta de índice glicémico es muy parecido al que maneja la dieta baja en carbohidratos. Lo que quiere decir esto, es que los alimentos que tienen un índice glicémico alto, aumentan los niveles de insulina por el aumento del azúcar en la sangre, esto conlleva a aumentar drásticamente de peso y una desproporción energética en las personas, que se manifiesta en los sobresaltos del estado de ánimo, esa es la sensación que se percibe, especialmente en horas de la tarde, en momentos en que se requiere de un chocolate o simplemente un té con azúcar para revitalizar el organismo.

Si por el contrario se consumen alimentos del grupo índice glicémico bajo, tanto el azúcar como la insulina descenderán sus niveles, manteniendo la energía en un punto de equilibrio y con unja pérdida de peso que se efectúa si es necesario, de no ser así, el peso que se tiene se logrará mantener.

Esta dieta de índice glicémico no está pensada únicamente para las personas que necesiten adelgazar, los hábitos y estilos de vida que se pueden conseguir con una dieta IG pueden ser de mucho beneficio para todas las personas, incluso, las que tienen la idea de mantener su peso y poder comer de manera más sana. A pesar de que el IG de cada alimento se desconoce, seguir un plan de estos es bastante sencillo, algunos supermercados están etiquetando muchos de los productos que venden, con IG bajo, así mismo, a través de la intenet, se pueden ubicar sitios web que se especialicen en IG de alimentos, donde permanentemente se publican listas de productos y comidas que se pueden utilizar como guías eficientes para determinar qué alimentos contienen índice glicémico alto, medio y bajo. El ejercicio físico, especialmente el de abdomen, debe acompañar rigurosamente esta dieta, para conseguir quemar grasa mantenerse en el peso adecuado y en forma.

Por Diana Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *