Una exitosa alternativa para bajar esos incómodos kilos de más, justamente donde menos nos gustan, la barriga, es la que conforman un vaso de agua con limón todas las mañanas, una alimentación saludable y una buena sesión de ejercicios que permitan la eliminación de la grasa en nuestra zona abdominal, especialmente. Perder peso es una intensa batalla contra metabolismos demasiado lentos que se ven más afectados con la implementación de dietas comunes, rápidas y finalmente inútiles. Una manera más segura de facilitar el trabajo del sistema digestivo consiste en incluir las virtudes del limón, de su cáscara y de su jugo, en la dieta diaria, para empezar a perder, de manera real, los molestos kilos que ya no queremos ver más.

Dieta del limón en agua, una combinación de mucho provecho

Son innumerables los beneficios del limón cuando se agrega a un vaso de agua. Ya se dijo que colabora para un mejor funcionamiento del sistema digestivo, además, ayuda como expulsor de toxinas, aporta en la prevención de diarrea y del estreñimiento manteniendo el organismo limpio y depurado. Como si fuera poco, otros factores de aprovechamiento del limón son:

  • Incrementa los niveles de acidez del sistema digestivo
  • Actúa como purificador natural de la sangre
  • Abundante en vitamina C
  • Colabora en la absorción de calcio
  • Trabaja como desinfectante natural
  • Favorece en la pérdida natural y saludable de peso
  • Expulsa toxinas del organismo
  • Fomenta un sistema inmunológico más vigoroso

La dosis necesaria para iniciar un proceso de dieta con agua y limón que sea efectiva es de 8 a 10 vasos diarios con contenido de 8 onzas. Después de haber bajado de peso hasta donde se desea, la dosificación se reduce a un vaso también de 8 onzas cada día.

Plan de trabajo con la dieta del limón para adelgazar

Esta dieta no tiene ningún misterio o complicación. Lo mejor que tiene es la manera sencilla de aplicarla:

  1. Lo primero y lo más importante que debe hacerse en las mañanas, es agregar el jugo de un limón en 8 onzas de agua, preferiblemente tibia, todos los días.
  2. Ingerir una buena dosis de proteína en las comidas
  3. Importante evitar los alimentos azucarados mientras se lleva a cabo la dieta del limón
  4. Durante la dieta del limón deben ingerirse una gran cantidad de alimentos integrales: verduras, frutas, batidos, pasta integral,  cereales integrales, ensaladas y sopas frescas.
  5. Consumir al menos cinco raciones de frutas en el día, lo mismo debe hacerse con las verduras. Elimine de la dieta las grasas saturadas (ácidos grasos, pasteles, tortas y carnes rojas).
  6. Aconsejable ingerir entre cinco y seis alimentos pequeños, estos serán útiles durante la dieta del limón controlando posibles antojos.
  7. Disminuir el consumo de pan blanco, papas fritas, pastas y arroz blancos, entre los productos refinados.
  8. El consumo de omega y omega 6, que se hallan en el pescado, las semillas y los frutos secos, es muy recomendado para lograr bajar de peso porque su grasa no saturada  retarda la entrada de carbohidratos a la sangre.

También tenga en cuenta con la dieta del limón:

  • Comer frutos secos, a la par de las frutas, para contrarrestar  los efectos del azúcar en el organismo.
  • Condicionar el consumo de alcohol a un vaso de vino diario.
  • Restringir las bebidas carbonatadas
  • No consumir zumos de fruta con azúcar
  • Restringir tanto el té como el café

Función de la pectina y la cáscara en la dieta del limón

Muchos no saben que lo que se tira de las frutas a la basura, puede ser lo más útil para propósitos como bajar de peso. Sucede con las cáscaras y para nuestra dieta, las de limón contienen la pectina, un polisacárido vegetal, con propiedades gelatinosas, que impide que se digiera el azúcar en el estómago rápidamente. Así mismo, sirve para reducir significativamente la necesidad de comer del organismo, hasta por 4 horas. Siendo una extraordinaria fuente de fibra, la pectina es utilizada incluso para la elaboración de te y de sopas, alimentos apropiados para el mejoramiento de la salud.