Dieta disociada muy bien explicada para bajar de peso.

Este tipo de dieta, llamada disociada, estima que consumir un solo alimento durante el día, no ocasiona aumento de peso. Cada día hay que ingerir un único tipo de alimento, por ejemplo la carne, verduras, huevos, frutas, productos lácteos y pescado. El propósito de esta dieta es alcanzar la satisfacción completa comiendo un solo alimento, ya que ingerir varias clases de alimentos  puede ocasionar la estimulación del hambre.

¿Cuáles son las ventajas y las desventajas de la dieta disociada?

La más importante de las ventajas que tiene esta dieta disociada para adelgazar, es que es muy notoria la pérdida de peso, producida por la carencia de alimentos variados, lo que irremediablemente, ocasiona una reducción de las ganas de comer.

La desventaja más notable es que esta dieta puede ocasionar, en el largo plazo, inconvenientes en la nutrición y muestras de debilidad. Si bien la dieta disociada puede aparentar cierto equilibrio, cuando lleguen los días de consumo de frutas y de verduras, los músculos y los órganos están expuestos al debilitamiento, como consecuencia de la falta de proteínas.

Seguir una dieta disociada también puede conducir a complicaciones por la fatiga e incluso se puede recuperar el peso perdido, luego de terminar la dieta. Esta clase de dieta no tiene una base científica y no es muy recomendable para personas que realicen muchas actividades cotidianas ni para los niños. En el caso de estos últimos, realizar la dieta puede confrontar e incluso retrasar su normal proceso de crecimiento.

Este es el ejemplo de un menú semanal de la dieta disociada

A manera de menú de la dieta disociada, se pueden consumir siete onzas de arroz, el día lunes; dieciocho onzas de carne a la parrilla, el martes; el miércoles se pueden consumir, dos libras de frutas frescas; dieciocho onzas de pescado a la parrilla, el jueves; el viernes se consumen dos libras de vegetales frescos;  seis huevos hervidos, el sábado y para el domingo, se realiza el consumo de productos lácteos.

Hay que recordar la importancia de solicitar consejo u opinión médica de un especialista, cuando se inicie una dieta para adelgazar o un plan de entrenamiento físico. La dieta disociada no se considera una dieta completa, porque justamente consiste en la omisión de una gran variedad de alimentos cada día, sin embargo sí se considera una dieta rápida por los efectos que produce en el organismo, también hay que indicar que si se realiza a largo plazo, puede representar un peligro para la salud.

Resulta un buen ejercicio hacer una combinación de las dietas para adelgazar y los ejercicios para quemar la grasa, como por ejemplo, las abdominales y los ejercicios para piernas y para glúteos, que brindarán tonificación mientras se pierde peso de manera rápida.

 

 

Por Diana Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *