Puede que le parezca traído de los cabellos, pero ya hay evidencia científica que lo confirma. Su contextura física, el tipo de sangre y hasta sus tendencias más interiores influyen en cómo su organismo asimila los alimentos. Bajo este concepto, que el médico naturista Peter D’Adamo denominó la Dieta del Genotipo, empezó a generarse una revolución en la forma de lograr y mantener el peso ideal. La clave está en que descubra en cuál de los seis tipos genéticos encaja cada quien, según la clasificación hecha por el doctor D’Adamo.

La dieta del genotipo enfatiza en la personalización del tipo de alimentación, de acuerdo con la estructura genética de cada persona. No se trata de cambiar los genes, sino de adecuar los hábitos alimenticios y el estilo de vida a lo que este médico naturista denomina genotipos. De acuerdo a esta clasificación, usted puede adaptar su vida con ejercicios y una nutrición que influirá de manera positiva en su salud y hasta en la forma de responder al estrés y a las enfermedades.

 

Descubra en qué Genotipo se clasifica usted

En el libro Dieta del Genotipo: el nuevo plan para adelgazar y vivir más, el doctor D’Adamo detalla la forma de hacerse un examen completo para definir a cuál de los seis genotipos responde su cuerpo. Las preguntas van desde el tipo de sangre, patrones de huellas digitales, forma de los dientes, antecedentes familiares, altura o talla, hasta el tamaño de sus piernas. Luego de hacer estas mediciones, podrá saber en cuál genotipo encaja usted. La clasificación es la siguiente:

Cazador

Es de esas personas que tienen licencia para comer lo que se les antoje, sin aumentar de peso. Son altos y atléticos, de mandíbula cuadrada. Tiende a ser más vulnerable a enfermedades inflamatorias como alergias y artritis reumatoide y a los virus e infecciones. Tipo de sangre: O.

Recolector

A diferencia del Cazador, este genotipo es característico de personas con alto índice de masa muscular. Las grasas se acumulan con facilidad en su organismo, por lo que busca rebajar de peso con diversidad de dietas, sin lograrlo muy a menudo por la dificultad para controlar el apetito. Tipo de sangre: O ó B.

Maestro

De contextura flexible, es común que se les vean las venas bajo la piel. Son muy espirituales y entusiastas. Susceptible a las infecciones bacterianas y con alto riesgo de tener problemas de vías respiratorias, estomacales e intestinales. Tipo de sangre: A y a veces AB.

Explorador

De una resistencia física que llega a asombrar por la facilidad para sobreponerse a las enfermedades. Es musculoso, aventurero e inteligente. Sensible a la cafeína, a los perfumes y a los medicamentos. Suelen ser de cualquier tipo de sangre, pero a menudo Rh negativo.

Guerrero

Destacan por su belleza cuando están jóvenes, pero con frecuencia envejecen de forma prematura. Son carismáticos, muy nerviosos y a veces malhumorados. Poseen agilidad y rapidez mental. Tipo de sangre A o AB, típicamente Rh positivo.

Nómada

Los hay altos y bajos, y en muchas ocasiones pelirrojos y de ojos verdes. Son silenciosos, tranquilos, optimistas y racionales. Por lo general su sistema digestivo es sensible. Tipo de sangre: B o AB.