Dieta para bajar el ácido úrico elevado y tratamiento para la gota.

La enfermedad de la gota, es como una forma dolorosa de la artritis, que ha sido relacionada con niveles elevados de ácido úrico, especialmente asociados al consumo excesivo de la carne, el alcohol y los mariscos. Su tratamiento incluía duras restricciones incorporadas a la dieta del ácido úrico, situación que dificultaba el cumplimiento de la dieta de la gota. Por fortuna, en la actualidad, los medicamentos nuevos para el tratamiento de la gota han mermado para bien, la necesidad de una dieta bastante fuerte. Desde varios aspectos, la dieta de la gota es muy similar al programa de alimentación saludable que se aconseja para la gran parte de las personas. Esta ayuda para controlar y mantener la estabilidad del peso corporal y también puede evitar enfermedades crónicas. Las dietas para perder de peso, colaboran para lograr el control adecuado de la gota.

Esta enfermedad de la gota, es ocasionada por niveles elevados de ácido úrico en la sangre, que hacen que se presenten formaciones y acumulaciones de cristales que rodean paulatinamente las articulaciones. El cuerpo elabora ácido úrico cuando hay descomposición de las purinas. Estas se encuentran de manera natural en el cuerpo, sin embargo, algunos alimentos también la pueden proveer, como por ejemplo, la carne de órganos, los espárragos, las setas, los arenques y las anchoas.

¿Cómo se pueden bajar los niveles de ácido úrico?

La dieta para  ácido úrico ejerce control sobre la producción y la eliminación del ácido úrico, esto colabora con la prevención de posibles ataques de gota o también con la disminución de su gravedad. No se debe confundir la dieta con un sistema de tratamiento de la gota, pero sí hay que entender que la dieta puede ayudar a apaciguar su ataque. El sobrepeso puede ser un factor determinante para la gota, así que bajar de peso puede ser muy útil para disminuir la posibilidad de un ataque y para adelgazar rápidamente.

¿Qué remedios pueden ser útiles de la dieta para el ácido úrico?

La dieta para la enfermedad de la gota y para controlar el ácido úrico, necesariamente disminuye el consumo de alimentos abundantes en purinas, que colabora en el control de la producción que hace el cuerpo de ácido úrico. Si se es obeso o se tienen dificultades de sobrepeso, lo ideal es empezar a perder ese peso. Pero no lo haga estando en ayunas o de manera acelerada, porque estas situaciones pueden favorecer un ataque de gota. Lo que se puede hacer es beber grandes cantidades de líquido para eliminar el ácido úrico del organismo. También se aconseja anular las dietas elevadas en proteínas, que equívocamente puede ocasionar hiperuricemia, una producción elevada de ácido úrico.

Esto es lo que puede realizar para continuar o acompañar una dieta para el ácido úrico y la gota:

  1. Reduzca el consumo de proteína animal. Evitar el consumo de vísceras, anchoas, caballa, arenque e hígado, así como todos los alimentos ricos en purinas, como también la carne roja, cordero, cerdo o ternera, los mariscos como el atún, la langosta, las vieiras y el camarón, los pescados grasos, le pueden evitar un mayor e innecesario riesgo de padecer gota. Esto se puede dar porque la proteína animal tiene alto contenido de purinas, por eso es indispensable reducir su consumo de 4 a 6 onzas, equivalentes a 113 a 170 gramos cada día.
  2. Reducir o mejor eliminar el consumo de alcohol. La razón principal es que la ingesta de alcohol obstaculiza la expulsión de ácido úrico del cuerpo. Consumir cerveza, por ejemplo, re ha relacionado con los ataques de gota. La recomendación es que si se ha padecido o si se padece de ataques, es mejor eliminar el consumo de alcohol. Si por el contrario, nunca se ha sufrido de ataques, pues beber entre una y dos copas de 5 onzas de vino, es decir, unos 148 mililitros no perjudicará en la enfermedad de la gota, como tampoco pondrá en riesgo la dieta para ácido úrico.
  3. Prefiera los productos lácteos bajos en grasa, o mejor, sin grasa. Es muy bueno consumir entre 16 y 24 onzas líquidas de lácteos al día, esto es el equivalente a 473 y 710 mililitros. Los estudios han confirmado que ingerir yogur, comer alimentos lácteos, tomar leche descremada o también baja en grasa, es muy benéfico  para eliminar el riesgo de la enfermedad de la gota.
  4. Elija por salud, reducir o evitar el consumo de azúcar. Comer muchos alimentos que contengan dulce en grandes proporciones, resulta inapropiado porque éstos le quitan el lugar que deben ocupar los productos sin grasa o bajos en grasa y las proteínas vegetales, alimentos que son verdaderamente útiles para reducir la posibilidad de enfermar de la gota. De la misma forma, los alimentos con alto contenido de azúcar, suelen ser altos en calorías, esto provoca que el organismo coma más, en lugar de dedicarse a quemar calorías. Si bien no se ha logrado establecer con certeza la influencia del azúcar en los niveles de ácido úrico, es completamente cierto que los dulces se relacionan directamente con los problemas de obesidad y el sobrepeso, razón por la que es mejor reducir o evitar, en lo posible, los azúcares, en la dieta para la enfermedad de la gota y para el ácido úrico. De la misma manera, la evidencia científica ha permitido establecer que el consumo de cuatro a seis tazas de café durante el día puede reducir la posibilidad de enfermar de la gota, en los hombres.
  5. Prefiera los carbohidratos complejos. Es bueno evitar al máximo el consumo de hidratos de carbono refinados, como por ejemplo, el pan blanco, los dulces y pasteles. Es mejor consumir las verduras, las frutas y los granos enteros.
  6. Es importante beber mucho líquido, especialmente el agua. Los líquidos tienen la especial propiedad de ayudar a eliminar, eficientemente, el ácido úrico que hay en el cuerpo.  Para ello es conveniente beber de 8 a 16 vasos de 8 onzas de agua -237 ml- cada día.
  7. Hay que comer mucha proteína vegetal. Alimentos como los frijoles y las legumbres, que son de origen vegetal, pueden contribuir enormemente al aumento significativo de las proteínas que requiere el organismo. Estas son tan importantes que colaboran también en la reducción de las grasas saturadas del cuerpo que podrían, incluso, contribuir en el desarrollo de la enfermedad de la gota y a la obesidad.

¿Cuáles son los resultados de la dieta en el tratamiento de la gota?

Cuando se realiza una dieta específicamente para el ácido úrico y la enfermedad de la gota, se habla de una colaboración grande en materia de reducción y eliminación del ácido úrico del cuerpo. Sin embargo, es poco probable que el control y reducción del ácido úrico en la sangre sea el indispensable para lograr un tratamiento de la enfermedad de la gota sin la necesidad de medicamentos formulados adicionalmente, pero eso sí, resulta muy importante para reducir los ataques y para mitigar su gravedad. El hecho de que la dieta sirva para la gota y para la disminución de calorías, situaciones que se desarrollan mucho mejor si se acompaña con un ejercicio leve como trotar, también puede colaborar a mejorar notoriamente la salud en general y a obtener y mantener un peso corporal más adecuado.

¿La dieta para ácido úrico tiene algún tipo de riesgo?

De llegar a presentarse algunos riesgos en la realización de la dieta para ácido úrico y enfermedad de la gota, que sería por desarrollarse durante un tiempo indefinido, éstos serían realmente pocos.

Por Diana Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *