Dieta para reducir la retención de líquidos

Retenemos líquidos extra por varias razones, de las cuales la más común es consumir mucho sodio. Los climas calientes, permanecer de pie por mucho tiempo o los efectos secundarios de algunos medicamentos también pueden causar retención. Puede ser el resultado de una condición médica seria que involucre órganos como los riñones, el corazón y el hígado, o el sistema linfático. Las mujeres tienen un mayor riesgo de retener líquidos debido a la fluctuación de sus niveles hormonales. La hinchazón pre-menstrual y el edema menopáusico al parecer son causados por el impacto de las hormonas sobre el balance de los líquidos.

Alimentación para reducir la retención de líquidos

Consuma menos sodio y sal. Lo ideal es reducir el sodio hasta 1000 mg diarios aproximadamente, hasta que la retención desaparezca. La única forma de reducir el sodio de esta forma es evitar los productos procesados y consumir más alimentos frescos. Cuando compre alimentos enlatados siempre mire la etiqueta de información nutricional para verificar el contenido de sodio. Y lo más importante: NO agregue sal cuando cocine o coma. Opte por condimentos alternativos, use jugo de limón o salsa de chile baja en sodio. Una buena planta diurética es el perejil.

  • Beba al menos 8 vasos de líquidos al día. Las buenas opciones son agua mineral, jugo de toronja o de arándano y tés herbales como el de ortiga y diente de león. Paradójicamente, mientras más hidratado esté el cuerpo menos líquidos retiene.
  • Intente repartir la comida del día en 6 porciones pequeñas, una cada 3 horas o menos.
  • Incluya alimentos diuréticos en su alimentación regular. Los mejores son los melones y las frutas cítricas. El potasio de estos alimentos balancea el sodio y ayuda a eliminar los líquidos.
  • Consuma verduras diuréticas: apios, pepinos, berros, lechugas, tomates, pepinos, zanahorias y cebollas. Como la mayoría de las frutas, las verduras son ricas en potasio para balancear los fluidos.
  • En vez del trigo consuma cantidades regulares de carbohidratos de fécula integral: arroz, pasta, cuscús, papas, etc.
  • Consuma frutos sin sal, semillas, bananos y galletas integrales sin sal.
  • Intente consumir 1200-1350 mg de calcio diarios hasta que la retención de líquidos se reduzca. Dos tazas de 8 oz de 1% de leche (600 mg de calcio), más una taza de yogurt bajo en grasas (415 mg de calcio) le proveerán parte de lo que necesita.
  • Sustituya la carne roja con salmón, atún y sardina o cualquier otro pescado graso al menos dos veces a la semana. El pescado provee numerosos beneficios de salud, especialmente a las mujeres que sufren síndrome pre-menstrual.

Ejemplo de plan de dieta diaria para reducir la retención de líquidos:

Desayuno

Una taza grande de frutas picadas con 4oz/120g de yogurt bajo en grasas y un poco de semillas o frutos secos picados.

Refrigerio

Un puñado de frutos o semillas sin sal y un banano pequeño.

Almuerzo

Una ensalada de arroz moreno, naranja, aguacate, pollo cocido y nueces picadas. Añada vinagreta sin sales adheridas sobre hojas de lechuga.

Refrigerio

Un puñado de frutos o semillas sin sal.

Cena

Pollo con ajo y limón, servido con brócoli y zanahorias al vapor. De postre, una rebanada de melón.

Por Erika Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *