Efectos secundarios de la dieta Dukan.

Como casi todas las dietas y programas bajos en carbohidratos, la dieta Dukan ha sido criticada y considerada como ineficiente por muchas personas, que, además, han advertido sobre una cantidad de efectos secundarios desfavorables. De esta manera, todo aquel que sienta curiosidad por la dieta Dukan, deberá estar dispuesto para asumir sus efectos. Algunas de estas consecuencias adversas se presentan porque los pacientes no siguen con disciplina las indicaciones del doctor Dukan y otras porque, simplemente, resultan inevitables.

El estreñimiento

Este es un problema que no es muy ventilado por las personas que lo padecen, sin embargo es una de las consecuencias que se solucionan o previenen fácilmente. Con la limitación de los carbohidratos, durante la fase de ataque inicial, también hay una restricción de la fibra, que puede ser muy útil para la digestión. La manera de reducir la posibilidad de estreñimiento está en el consumo diario de salvado de avena, ojalá en horas de la mañana. Si este consumo de salvado resulta insuficiente, se puede probar con:

  • Una cucharada de salvado de trigo, en cambio del salvado de avena, el trigo suele tener mejores efectos.
  • Ingerir suplementos de fibra, de los que se consiguen fácilmente en las tiendas de comidas más saludables.
  • Tomar en abundancia líquidos.
  • Ingerir dulces sin azúcar, tipo goma de mascar, estos dulces pueden actuar como una especie de laxante ligero. Hay que tener especial cuidado en no consumirlos excesivamente.

En este sentido, durante los días de proteína pura, la reducción de carbohidratos tipo pastas y papas, representará que el estómago esté menos lleno, muchas personas creen que esto es estreñimiento, cuando lo que significa es que las asistencias al baño se disminuirán notoriamente. Pero si soluciones de esta naturaleza no sirven, entonces tendrán que implementarse otras maneras distintas, como el consumo de ciruelas pasas y una visita al médico especialista.

El mal aliento

Las dietas que utilizan la cetosis, ocasionan el indeseable mal aliento, lo importante es que se ha comprobado que no lo padecen todos los realizadores de las dietas y que su desarrollo varía de una persona a otra. Lo único que es resaltable del mal aliento, es que significa que la dieta realmente está cumpliendo con su cometido y que funciona. El inconveniente se puede solucionar con gomas de mascar y algunas mentas.

Como consecuencias adicionales que se relacionan con este problema del mal aliento, están el sarro y la placa bacteriana, que se depositan en la boca, hay que lavarse los dientes de manera constante, utilizar la ayuda de un enjuague bucal, y no está demás, visitar a un odontólogo.

Problemas en los riñones

Se podría decir que este es el talón de Aquiles de la dieta Dukan, o por lo menos, el elemento del que se valen sus contradictores para atacarla. Y para decir la verdad, la mayoría de las personas no sufre de esta consecuencia adversa. Si se quiere realizar la dieta y se han presentado con anterioridad padecimientos renales o niveles elevados de ácido úrico, lo más aconsejable es visitar al médico con antelación. Si no se quiere un concepto médico, entones no hay que dejar pasar por alto que los líquidos en abundancia, ya sea té, café, agua o cualquier bebida que permita la dieta, le pueden servir para evitar el riesgo de la enfermedad renal.

La gripe de inducción

La disminución de carbohidratos origina una serie de síntomas que reciben el nombre de gripe de inducción. Es común que se sienta debilidad, pocas energías e irritabilidad. Para fortuna de los novatos e iniciadores de la dieta, estas consecuencias solamente duran unos pocos días, al menos mientras el organismo alcanza el acoplamiento que requiere la dieta Dukan. Es muy parecido a lo que sucede durante los primeros días de algún tratamiento para abandonar algún tipo de adicción.

Luego de iniciada la dieta, después de la primera semana, estos síntomas deben haber desaparecido y las personas regresan a su estado normal de actividad y energía. Durante este mismo tiempo se puede presentar sensación de ligereza, debido a la pérdida de peso por líquidos, otra sensación que se produce es la de bienestar, como consecuencia de la menor cantidad de alimentos que se tienen en el cuerpo.

La fatiga

Como se ha mencionado ya, los efectos y consecuencias secundarias que se analizaron, se pueden solucionar con el consumo de bastante líquido durante todo el día. Luego de los días iniciales de la dieta, se pueden producir mareos, fatiga y dolores de cabeza. La cuestión en este punto es cuestionarse si se estarán consumiendo los líquidos necesarios, o si se estará comiendo lo que es debido. Como es común cuando se realizan dietas, la prohibición de algunos grupos de alimentos, lo mismo que de sus cantidades, muchos suelen pensar que comiendo aun menos, se perderá más peso y con mayor rapidez. Nada más falso y perjudicial que esto, por el contrario, no se requiere consumir menos cantidades de alimentos, es más útil hacer una revisión de las calorías que están contenidas en los alimentos de la dieta Dukan.

Deficiencia de vitaminas

La máxima preocupación de las personas que ponen en práctica esta dieta, es que en los días que corresponde únicamente consumo de proteína, no se consuman las cantidades requeridas de vitaminas. Estas personas deben saber que eso que sugieren no es lo que sucede, salvo que se consuma un único alimento y no se haga ninguna variación. Hay que indicar que los llamados días de verduras y de proteínas, conceden un variada cantidad de productos y alimentos distintos. Si las deficiencias en vitaminas son recurrentes y el consumo de verduras y proteínas no son suficientes, una opción pueden ser los suplementos, que no solamente son permitidos, sino que además la dieta Dukan los recomienda.

Otra clase de problemas

Ojalá y las dudas hayan sido despejadas, las consecuencias que se estudiaron son las más comunes que tiene la dieta Dukan, sin embargo su accionar y las medidas para aliviarlos pueden variar de una persona a otra, por la sencilla razón de que cada persona es una entidad diferente a las demás, con organismos y pesos distintos. También hay que tener claridad en que la dieta Dukan es un programa diseñado para que no se presenten incomodidades, sin embargo, de aparecer alguna de las consecuencias adversas, es mejor no tomar riesgos y consultar con un buen médico.

Por Juan Diego Sánchez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *