Efectos secundarios de la lecitina de soja

La lecitina de soya, presente en ciertos alimentos, puede tener efectos secundarios. Este artículo aclara algunos efectos secundarios prominentes de la misma.

Este producto no es más que un fosfolípido derivado de la soja. Se trata básicamente de un subproducto que se obtiene del procesamiento de esta planta. Con el fin de obtenerlo, la hierba se almacena a cierta temperatura humedad constante durante más de una semana. Esto les permite hidratar, y ayuda en la cobertura ceda. Luego ésta se separa del grano y se extrae el aceite. Y aquí es donde se extrae la lecitina.

Este componente está presente en varios alimentos, como, legumbres, levadura, yema de huevo, soja, germen de trigo, cacahuetes, por nombrar unos pocos. Estas, de hecho, son fuentes naturales que lo contienen. Está presente en los productos alimenticios en una cantidad mínima, por lo que no causa efectos secundarios. Además, a su vez se compone de dos ingredientes: colina e inositol, que ayudan a facilitar el flujo de nutrientes al interior y exterior de las células. Los efectos secundarios que puede conllevar, pueden aparecer si es consumida en exceso. Las personas con un sistema inmunológico débil son propensas a efectos adversos de la leche de soja. Por otro lado, muchas personas lo toman como suplemento nutricional. Por lo tanto, antes de consumirlo, es bueno saber lo que puede significar consumir este derivado natural.

Efectos secundarios

Se ha reconocido que la lecitina de soja puede provocar efectos adversos si se consume en exceso, o peor aún, sin prescripción de un profesional. Algunos de estos son:

➢ Náuseas, dolor abdominal y diarrea. Puede causar un malestar digestivo leve, resultando en heces sueltas, además de problemas gastrointestinales.

➢ Algunas personas han experimentado un aumento de peso excesivo después su ingesta, pero contradictoriamente, a menudo se observa la pérdida del apetito es un efecto secundario frecuente.

➢También se han registrado problemas a la piel como erupciones, picazón o urticaria. Estas alergias son causadas como resultado de un sistema inmune debilitado. Cal entrar en contacto con agentes alérgenos, o componentes que se encuentran en este elemento, el cuerpo reacciona produciendo anticuerpos por doquier.

➢ Olor corporal desagradable y mal aliento. Esto se provoca por una digestión defectuosa del producto.

 

➢Se han observado bajas de presión en algunas personas. Desmayos, confusión, visión borrosa, dificultad para respirar, sibilancias, dolor de cabeza, vómitos y mareos son algunos de los efectos secundarios comúnmente observados que se producen como resultado de la presión arterial baja.

➢Este componente se ha considerado no apto para el consumo ya que se descubrió que contiene sustancias que podrían promover una interferencia con las hormonas de la tiroides. Por otra parte, la mayoría de las fuentes de la soja son sin fermentar; por lo que se deben preferir los tipos fermentados. Además del efecto en la tiroides, puede obstaculizar los niveles de testosterona, e incluso puede ser un factor promotor del cáncer de mama.

➢ Otros efectos secundarios son tos, estornudos, secreción nasal, inflamación de garganta y cara, dificultad para tragar, sudoración excesiva, shocks anafilácticos, y en casos severos, la muerte.

Usos

Si se ingiere en una cantidad adecuada, este derivado de la soja es definitivamente beneficioso. Echemos un vistazo a algunos de sus usos. Es conocido para ayudar a la salud del corazón y contribuye al desarrollo cerebral. También se conoce por reducir los niveles de colesterol en la sangre. Además, ayuda en la estimulación del sistema inmune, y ayuda en la desintoxicación del organismo. Por todo lo mencionado, muchos lo utilizan como complemento alimenticio. Algunos lo utilizan como un emulsionante para solidificar distintos alimentos, como, barras de margarina o dulces. Es conocido también para reducir los triglicéridos.

Espero que después de conocer los efectos secundarios causados ​​por el exceso de consumo de este derivado natural, todos nos aseguremos de consumirlo en las cantidades apropiadas.

Por Erika Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *