Efectos secundarios de un exceso de proteínas

Efectos secundarios de consumir una dieta a base de alimentos ricos en proteínas. Existe la creencia común de que si se desea crear músculos es necesario aumentar la ingesta de proteína. Aunque un poco de proteína adicional puede ser necesaria para ciertas personas, como levantadores de pesas u otros atletas, la creencia de que no hay nada mejor que tener exceso de proteínas está fuera de lugar. En realidad, mucha gente podría estar en riesgo debido a un exceso de proteínas en la dieta, incluyendo a atletas o levantadores de pesas, personas que hacen dietas bajas en carbohidratos o de cero carbohidratos, o personas con diabetes que sustituyan a alimentos con carbohidratos. Veamos los efectos negativos de comer alimentos con mucha proteína.

Pauta de proteínas

Las proteínas son una parte esencial de una dieta saludable. Se forma los componentes básicos para los músculos, la sangre, el sistema inmunológico y mucho más. Si el cuerpo no recibe suficiente combustible en la forma de hidratos de carbono y grasas para hacer funcionar al cuerpo correctamente, ésta tomará energía a partir de las estructuras de proteínas para que los sistemas básicos del cuerpo funcionen. Se recomienda obtener entre un 10% y un 35% al día de ingesta calórica en base a proteína, lo que equivale a desde 50 a 175 gramos. La ingesta de referencia diaria de la USDA proporciona una fórmula más sencilla, que sugiere que un adulto necesita entre 0,8 a 1 gramo de proteína por kilogramo de peso al día (cerca de 7 gramos por 9 kilos). En base a esta fórmula, se cumple lo siguiente:

 

PesoRequerimientos diarios de proteína(gramos por día)
45 kilos35 gramos
55 kilos42 gramos
72 kilos56 gramos
90 kilos70 gramos

 

efectos secundarios potenciales de un exceso de proteínas en la dieta

 

¿Qué ocurre cuando su dieta se excede regularmente de los niveles de proteína recomendados? Dependiendo de la cantidad y el tipo de proteína que se consume, se podría terminar sufriendo algún efectos secundario.

 

Problemas a los riñones

Según la Fundación Nacional del Riñón de los Estados Unidos, comer demasiada proteína puede estresar a los riñones y contribuir a problemas renales preexistentes, niveles altos de proteína en la orina, y cálculos renales. Hacer mucho ejercicio y beber agua puede ayudar a que los riñones eliminen los desechos del organismo de forma más efectiva. Si alguna vez ha tenido problemas renales, asegúrese de hablar con su médico antes de comenzar una dieta alta en proteínas.

 

Bajos niveles de calcio

Otra consecuencia de altos niveles de proteína puede ser la pérdida de calcio de los huesos. Los ácidos liberados por el cuerpo a medida que digiere las proteínas se absorben con la ayuda del calcio. Si no se recibe suficiente calcio, el cuerpo lo tomará de los huesos. Un estudio de la Universidad de Harvard incluso mostró que mujeres que consumen más de 95 gramos de proteína están más propensas a sufrir roturas de muñeca que mujeres con una ingesta menor de ella.

 

Problemas al corazón a causa de proteínas animales

Si bien es una creencia popular que ingerir demasiada proteína causa enfermedades cardiovasculares, nuevas investigaciones muestran que una dieta alta en este componente que enfatiza las fuentes vegetales de proteínas tiene un efecto protector para el corazón. Si bien ambas fuentes tienen el mismo efecto en el cuerpo, de acuerdo con la Escuela de Salud Pública de Harvard, el conjunto de proteínas es lo que probable lleve a problemas cardiacos. Las proteínas animales tienden a tener altos niveles de grasas saturadas, que pueden contribuir a ello.

 

Cáncer a causa de proteínas animales

El mismo informe antes mencionado sugiere que el tipo de proteína ingerido puede afectar a más que el corazón. Dietas altas en proteínas de carne roja como la carne podrían significar un riesgo mayor de cáncer.

 

Cetosis reducida

Personas que tienen una dieta baja en carbohidratos a menudo tratan de llenar los vacíos dejados en su alimentación con almidón, como arroz o pastas, reemplazándolo por proteína. Sin embargo , incluso los partidarios de dietas bajas en carbohidratos, un exceso de proteína en la dieta puede ser perjudicial para su principal mecanismo, la cetosis. Los vacíos de la dieta se pueden compensar con verduras de bajo índice glucémico o grasas saludables.

 

La gota

Los alimentos de proteína animal son ricos en purinas, ellos provocan niveles altos de ácido úrico, lo que pueden llevar a padecer esta enfermedad. Comer proteínas de origen vegetal puede reducir el riesgo.

 

Desventaja medioambiental de las dietas altas en proteínas

 

Una de las desventajas de estas dietas que puede no haber considerado, es un impacto que va más allá de su condición física personal. Este efecto negativo es la cantidad de energía requerida para llevar a cabo una dieta en base a proteína animal. En la obra El dilema del omnívoro (2007), el autor Michael Pollan explica que agregar una vaca más en una granja industrial estándar significa la utilización de unos 35 galones de petróleo. Si se interesa en sus emisiones de carbono, la elección de renunciar a una dieta alta en proteínas en favor de un plan más moderado, es una manera fácil de reducir el consumo de petróleo.

 

Equilibrio de macronutrientes

 

La proteína es un componente esencial de la formación de tejido. Funciona en todas las partes del cuerpo, y se debe comer lo suficiente para mantenerse sano. Sin embargo, el consumo de demasiada proteína regularmente puede conducir a una variedad de problemas de salud, que van desde problemas renales a ciertos tipos de cáncer. Sin importar si lo hace para mejorar su rendimiento deportivo o como parte de una dieta baja en carbohidratos, el cuerpo necesita un equilibrio de macro y micronutrientes. Para ello, una dieta saludable contiene proteínas, grasas e hidratos de carbono, y se incluyen alimentos de todo el espectro de variedades. Mantener la ingesta de proteína en un 30% o menos puede ayudar a mantener los macronutrientes en equilibrio, y a su cuerpo funcionando de manera óptima.

 

¿Cómo saber si se está ingiriendo demasiada proteína?

Las proteínas son necesarias para la salud, el crecimiento y la curación, pero una vez que se cumplan esas necesidades, una dieta muy alta en proteínas tiene pocos beneficios adicionales. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), una mujer adulta promedio necesita aproximadamente 46 gramos diarios de proteína. Si está formando músculo con un programa de entrenamiento deportivo, es posible que necesite un poco más, quizás tanto como 77 gramos diarios. Si está consumiendo significativamente más de la dosis diaria recomendada, puede estar en riesgo de padecer algunos de los problemas mencionados anteriormente . Tambien puedes tratar una Dieta hiperproteica o rica en proteínas para adelgazar y ver los resultados tu misma.  Encontrar un equilibrio entre las proteínas que necesita junto con los otros nutrientes esenciales, es la mejor manera de garantizar una salud y un estado físico óptimo.

Por Kevin G.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *