Ejercicios para quemar grasa por intervalos.

Quemar grasa con ejercicios de intervalos para bajar calorías. Hay cosas e información que deben conocerse, antes de iniciar ejercicios para lograr quemar grasa y con lo que, a demás, se tiene que lidiar y entender. Por ejemplo, que después de que las personas cruzan la barrera de los veinte años de edad, su metabolismo de hace mucho más lento, al punto de disminuir su actividad en un 2% por cada 10 años de vida, lo que significa que el cuerpo humano, después de los veinte, quema las calorías con mayor lentitud cada año que pasa. Los cuidados y las maneras de comer y ejercitarse deberían, entonces, comenzar a cambiar. Se debería, por ejemplo, ser más cuidadoso con el consumo de calorías, pero aquí es donde muchos se detienen a hacerse preguntas  como, ¿Qué tanto cuidado se debe tener? Cada una de las personas está en la capacidad de responder al interrogante, realizando un cálculo esencial que le dará la oportunidad de conocer su propia tasa metabólica basal o TMB:

Lo que se debe hacer para calcular la (TMB)

*Tomar el peso ideal en libras

*Multiplicar por once ese peso ideal, si se es mujer, y por doce, si se es hombre.

*Hay que restarle el 2% del total por cada 10 años, después de los 20 años de edad.

*Habrá que sumarle el 10%, lo que representa el número de calorías que se requieren para ejecutar las actividades diarias, antes de realizar los ejercicios para quemar grasa.

Lo que resulta al final de estas operaciones, será el número de calorías que se deben consumir todos los días, o el consumo calórico mínimo para cada uno de los días. Para dar un ejemplo, si un hombre de 50 años de edad quiere dejar su peso saludablemente en 140 libras, unos 70 kilos, el cálculo de su (TMB) tendría que ser el siguiente:

Peso deseado: 140 libras (70 kilos)

140 x 12 = 1.680

1.680 – 3(1.680 x 0,2)= 1.579

1.579 + 158 = 1.737 calorías que deberá consumir por día.

No se puede pasar por alto, que siempre hay y habrá personas que son más activas que otras, y también las que tienen mayor capacidad para desarrollar ejercicios de quemar grasa. Por esto es importante que, con el trabajo doméstico, se logre sumar al menos 180 calorías por cada hora. Si su casa ya está reluciente ¡tranquilo!  siempre habrá la de algún amigo o vecino para limpiar. Se requiere completar 650 calorías por cada una de las horas que se haga ejercicio en la bicicleta, otras 800 calorías por cada una de las horas que se logre correr, y hasta 1.200 por cada una de las horas que se le dedique a esquiar a campo traviesa.

Pero si lo que se necesita es perder o eliminar grasa abdominal, el registro y control de las calorías son una parte nada más del problema. Si bien hay que mantener la pregunta de cómo quemar más calorías, con mayor razón, preguntarse cómo eliminar calorías de grasa.

La única o la más realista respuesta es exigirse a sí mismo con los ejercicios por intervalos realizados para lograr quemar grasa. Se debe hacer una alternancia efectiva  de la intensidad del entrenamiento, por lo menos entre el 65, el 85 y el 95 por ciento de la capacidad total para ejercitarse. Con esta fórmula se podrá quemar mayor cantidad de calorías de grasa como sea posible.

Con esta práctica exposición, se analizarán los beneficios de una buena rutina de los ejercicios que permiten quemar grasa por intervalos, utilizando el ejemplo de una persona de 75 kilos de peso, unas 150 libras, que realiza bicicleta estática durante media hora, en sus tres enfoques de ejercicio, para glúteos, piernas y zona abdominal:

Ejercicios con intensidad de 65% para quemar grasa

Cuando la persona se ejercita al 65% de su capacidad por espacio de 30 minutos, realizará una quema total de 82 de calorías, de estas, al menos 41 provendrán de la grasa. Esto significa que este individuo podrá mantener la misma actividad por todo el día. Es bastante frecuente encontrar en los gimnasios a personas que realizan un mismo ejercicio y que lo pueden desarrollar durante todo el día, y aún con el paso del tiempo, años incluso, continúan haciendo exactamente el mismo entrenamiento.

Un caso tan particular como este, ya no podría llamarse o definirse como un ejercicio, esto simplemente es una rutina de movimiento que se sostiene en la inercia. Como entrenamiento, pertenecería al nivel de ejercicio aeróbico, o de los realizados con oxígeno, catalogados como prácticas de ejercicios para quemar grasa de intensidad baja.

Ejercicios con intensidad de 85% para quemar grasa

Si esa persona del ejemplo anterior continúa ejercitándose, por espacio de media hora, aumentando la intensidad de su ejercicio y colocarla en un 85%, entonces logrará quemar 157 calorías en total, de las que solamente 10 podrían considerarse como de grasa. Esta característica la pueden tener los practicantes cuya sudoración excesiva se da en la caminadora, tiene que mantener bebidas al lado permanentemente para hidratarse, cuando está junto a la bicicleta estática, y siempre mantiene un repuesto de su camiseta a la mano.

Este caso también es bastante típico en los gimnasios, pero no logra tampoco producir cambios importantes en el cuerpo. Si bien es muy cierto que este individuo presenta mayor capacidad aeróbica, también lo es que representará un problema en su rendimiento, cuando sea ubicado en un escenario diferente, seguramente, no le será fácil mantener el nivel de intensidad en su ejercicio. Este entrenamiento hace parte de los llamados ejercicios sin oxígeno, catalogado como anaeróbico, que permiten quemar grasa en una intensidad media.

Ejercicios con intensidad de 65% hasta 95% que luego regresan al 65% para quemar grasa

El asunto adquiere mucho interés e importancia en este punto, cuando el mismo individuo realiza una rutina de ejercicio de verdad para quemar grasa, por intervalos, durante la misma media hora. Posteriormente, se aumenta la intensidad del ejercicio del 65% al 95% para luego retornar al 65% inicial, esta persona. Con este ritmo de ejercicio, podrá quemar 173 calorías, de las que solamente 50 provendrán de la grasa.

Con un esquema de intensidad para este entrenamiento, los individuos pueden ejercitar los dos sistemas de energía, tanto el aeróbico como el anaeróbico, con lo que se aprovechan  las ventajas corporales que trae utilizar un mayor número de calorías. A este entrenamiento sí se le puede denominar, ejercicio por intervalos, conocido como los ejercicios ideales para quemar grasa, con intensidad alta. La exigencia que presenta esta clase de ejercicios, hace que el agotamiento sea extremo, quiere decir esto, que si no hay resentimiento físico y agotamiento, luego de haberlos realizado, seguramente terminó haciéndose simplemente un ejercicio de mediana intensidad.  Lo que es claro es que los ejercicios por intervalos son los que más grasas y calorías logran quemar, aumentando en sus ejecutantes, el metabolismo, la resistencia y, por supuesto, la motivación.

Otros consejos para quemar la grasa del cuerpo, de manera rápida

Una de las ventajas principales que tiene la realización del ejercicio por intervalos, es que resultan tan sumamente activos, que no dan lugar al aburrimiento. Esto es muy importante porque esta es precisamente la razón principal por la que la mayoría de las personas abandona la práctica de los ejercicios físicos, y más, los que consisten en quemar grasa. La deserción no tiene nada que ver con lo molesto que resulte ir al gimnasio, realmente eso no tiene nada que ver con el hecho de rendirse.

Las personas pueden ejercitarse para este propósito no necesariamente asistiendo a un gimnasio, se puede realizar ejercicio estando en la oficina y hasta en la misma casa, recibiendo exactamente los mismos beneficios y provechos de la quema de calorías y grasa, sin tener que pagar cuotas o membresías por asistencia o acompañamiento profesional. Es más, se puede practicar en cualquier momento y lugar, incluso ya, viendo los 5 mejores ejercicios abdominales, y los más efectivos, comprobado por entrenadores físicos.

Para ejercitarse y quemar las calorías y la grasa que se requiere, hay que saber utilizar el sentido común. Como ya se vio, si se realiza una misma actividad física o entrenamiento durante todo el día, seguramente se estará esforzando en un trabajo que solamente le reportará la quema de grasa equivalente a la baja intensidad, situación que le impedirá disfrutar, de manera rápida, de la pérdida de peso y de la reducción de cintura, en realidad esto será mínimo. Tampoco se verán resultados en lo que tiene que ver con el adelgazamiento de las piernas, la cadera, los glúteos, la barriga no tendrá la apariencia que se quiere y ni hablar de lo que no sucederá con este trabajo en el abdomen.

Las metas y los objetivos a corto y mediano plazo tampoco se conseguirán, si no se modifican los hábitos alimenticios tradicionales, Por eso se recomienda seguir las ocho mejores dietas para adelgazar aquí. Si los hábitos y las costumbres alimenticias y nutricionales se logran modificar de manera progresiva, por ejemplo, se puede empezar por reducir, lo que más se pueda, el consumo de calorías, para luego comenzar con la implementación correcta de los ejercicios por intervalos vistos aquí, se podrá definir una ruta que con trabajo y algo de paciencia, darán los resultados que se esperan.

 

Por Diana Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *