Conocido también como mamay, otere, abricote, zapote mamey o mata serrano. Es un árbol común en todas las regiones tropicales de América. De las ramas se extrae el látex, utilizado generalmente como insecticida y usado frecuentemente como protector de la piel en casos de mosquitos. Mezclado con manteca, puede evitar infecciones en la piel, también sirve como tratamiento contra las infecciones del cuero cabelludo.

En las Antillas, se prepara un licor con sus flores fermentadas que funciona como tónico digestivo. Sus hojas en infusiones se implementan contra fiebres intermitentes como remplazante de la quinina. Las semillas molidas son altamente beneficiosas como tratamiento del eczema y otros parásitos intestinales. Además, el mamey tiene otras propiedades y beneficios a nivel respiratorio, digestivo, cardiovascular y dermatológico. (Foto por: I likE plants!)

Usos y propiedades del mamey

  • A esta fruta se le atribuyen propiedades antibióticas, sin embargo, se sabe que no es tolerada por todas las personas. Actúa como energético, es bueno para las personas débiles y convalecientes, tiene propiedades insecticidas y en usos populares se utilizaba para tratar problemas digestivos y de visión.
  • El mamey es rico en vitaminas A y C. Igualmente, contiene minerales como el potasio, fósforo, hierro y calcio.
  • En la cosmética, este fruto se utiliza por las propiedades suavizantes e hidratantes que se le atribuyen. Su contenido de carotenos le confiere la propiedad de ser anti radicales libres.
  • Funciona para lograr que crezcan las pestañas, se aplica directamente en ellas dejando que actúe alrededor de 15 minutos, luego se enjuaga con abundante agua.
  • Para curar los barros y espinillas se raspa o raya finamente la almendra o hueso de mamey realizando una crema con unas cuantas gotas aprovechando las propiedades del limón. El cutis debe ser lavado muy bien, aplicando la crema sobre los granos o barros, permitiéndole actuar durante una hora. Posterior a ese tiempo, se retira con agua tibia.
  • Para lograr que el cabello salga muy fino y sedoso, se unta la misma crema en el cuero cabelludo, dando un masaje vigoroso de tres minutos para luego enjuagar con agua tibia.
  • Para aliviar el dolor que producen las llagas, una decocción con corteza del tronco es muy refrescante y emoliente. Debe aplicarse sobre la herida.
  • El mamey sirve, incluso, para fijar los dientes postizos, la resina no los deja desprender de su lugar.
  • Una rebanada de mamey equivale a una porción que puede ser consumida hasta dos veces por semana.

Contraindicaciones

Para el consumo o uso interno, se aconseja únicamente la fruta. El resto de la planta puede ser tóxica, por eso se requieren las precauciones pertinentes, antes de ser utilizada con fines medicinales. No se recomienda su implementación en niños, mujeres en estado de embarazo o en período de lactancia.