El Melón y sus propiedades para la salud

Este es el fruto de una planta herbácea perteneciente a la familia de las cucurbitáceas. Su origen lo disputan en China, Afganistán  e India. Es un alimento que se cultiva prácticamente todo el año y que tiene cualidades hidratantes, pues su composición es básicamente de agua, un 80%. Cuenta, además, con muy pocas calorías, ideal para complementar una dieta de adelgazamiento.

Existen cerca de 850 especies de melones, entre los que se destacan los de carne naranja, como el Cantalupo, que posee una mayor cantidad de beta-caroteno, que se transforma en el organismo en vitamina A, según las necesidades, reduciendo el riesgo de sufrir enfermedades del corazón, otras degenerativas, e incluso el cáncer. Como también representa un aporte interesante de vitamina C, su consumo se recomienda para personas que padecen intolerancia a los cítricos, para niños en período de crecimiento y mujeres en estado de embarazo. (Foto por: Vic Lic)

Otros beneficios saludables del melón

Los minerales que son aportados por el melón, como el potasio, el calcio y el magnesio, son altamente aconsejables para las personas que tengan problemas de alcoholismo, de trastornos en la conducta alimenticia, con las quemaduras y los traumatismos o la fiebre. Así mismo, estas características lo convierten en un importante diurético, con capacidad para reducir la hipertensión arterial, mejorar las afecciones de los vasos sanguíneos y ayudar en las retenciones de líquidos. Otras funciones medicinales del melón, son:

  • Propiedades beneficiosas para la piel y los nervios, por su riqueza en vitamina B y C.
  • Colabora como reductor en la formación de coágulos en la sangre.
  • Las semillas también poseen propiedades, machacadas, tienen la capacidad de eliminar las lombrices intestinales.
  • Cuenta con propiedades diuréticas y funciona como tratamiento contra el estreñimiento.
  • Ofrece protección contra el cáncer de pulmón, de mama y de próstata.
  • Previene la aparición de manchas sobre la piel, además de suavizarla y tonificarla.
  • Controla y disminuye las alteraciones por los nervios. También retrasa el envejecimiento.

Usos y preparaciones

Esta fruta fresca se puede comer sola o combinada con otras frutas, se puede utilizar para elaborar postres, ensaladas, cocteles, jugos, dulces y helados caseros, además es un buen acompañante para las carnes. Como fruto procesado, se pueden elaborar jugos, néctares, dulces, confituras y mermeladas. Con este producto también se han comercializado mascarillas. Por ser una fruta cuyo contenido de agua es elevado, además de los carbohidratos (sacarosa y sucrosa), las pocas calorías y la poca fibra que posee, se recomienda en muchas dietas para perder peso de manera saludable.

Por Manuel R.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *