Las cuatro hierbas que combaten la flacidez facial y abdominal. Una de las consecuencias más notorias del paso del tiempo, es la flacidez, tanto la facial como del abdomen, y se da por la reducción de la elasticidad de la piel consecuencia de una deficiente producción de colágeno y el aumento de radicales libres en la piel y sus tejidos. No obstante, la flacidez también puede deberse a complicaciones médicas de salud, relacionadas con una rápida pérdida de peso. Si no le es posible encontrar una buena alternativa para combatir la flacidez durante la noche, un grupo de hierbas le darán la ayuda necesaria para disminuir, con el tiempo, el aspecto de la piel floja. Este se presenta como un tratamiento natural a base de hierbas, que como todos los tratamientos de esta naturaleza para adelgazar, deben iniciar con una consulta al médico para evitar todo tipo de alergias o demás consecuencias posteriores, que se pueden ocasionar por tratarse de remedios herbales.

¿El Lúpulo puede ayudar a mitigar la flacidez de la piel?

Esta es una hierba que efectivamente ayuda a rejuvenecer y fortalecer la piel de la cara y del abdomen, que se deteriora con los años. El Humulus Lupulus, más conocido como lúpulo, es una planta con esencia de estrógenos que se conocen como fitoestrógenos, que colaboran apoyando la producción del colágeno en el cuerpo y con esto, brinda mayor firmeza y flexibilidad para la piel. Como un tratamiento de spa, para tensar la piel, resulta bastante beneficioso mezclar saltos con un baño con agua caliente, la piel logra con esto, adquirir firmeza y serenidad.

¿Qué hierba ayuda a reafirmar la piel del abdomen?

La Prímula es lo que se busca cuando de reafirmar la piel, muy suelta, del abdomen se trata. La indicación principal es que debe ser aplicada juiciosamente todos los días. La aplicación es bastante sencilla: En una superficie de algodón, se mezclan una gota de aceite esencial de Neroli con una gota de aceite de Prímula de modo que al final de su rutina de belleza, lo aplique suavemente en la piel flácida. La actuación permanente del aceite le permitirá ver una piel firme y muy bonita. Si se pregunta por qué ayudan estos aceites con la piel, la respuesta está en las altas cantidades de ácido linolénico, que facilita la producción de colágeno y suprime la flacidez de la piel en cutis y abdomen. Si tiene algún inconveniente con la Prímula, entonces la puede remplazar con aceite de borraja y obtendrá los mismos resultados positivos.

Quiere un rejuvenecedor de piel flácida, el Ginkgo Biloba es para usted

Esta hierba tiene la particularidad de endurecer la piel, con esto, los más beneficiados son la piel de la cara y el abdomen. El ginkgo Biloba tiene propiedades únicas sanadoras y reconstituyentes porque es capaz de aumentar la energía de las personas y también de alargar la vida de las mismas. Dentro de sus beneficios están el mejoramiento en la elaboración de colágeno y el aumento de la circulación sanguínea, dos elementos que tienen como consecuencia darle mayor firmeza a la piel. Esa mejora en la circulación de la sangre, le permite a la piel aumentar su temperatura, mejorando también sus condiciones de flexibilidad y elasticidad. Para obtener el mayor provecho del Ginkgo Biloba, lo mejor es consumirlo en té o también como suplemento alimenticio.

El Romero, una hierba que combate la flacidez de la cara

Otra hierba esencial y con propiedades de reafirmante de la piel, es el muy conocido, Romero. Este tiene la capacidad de mitigar la flacidez del rostro y el abdomen. Es recomendado principalmente para darle brillo y tono a la piel suelta. Es útil, por ejemplo, para reducir el impacto dañino de los rayos solares sobre la piel, lo mismo que de los llamados radicales libres, enemigos de la piel tersa y firme. También ha sido de utilidad para mejorar el flujo de sangre, da consistencia a los capilares sueltos en la piel dándole firmeza y mucha elasticidad. Es, para concluir las bondades del Romero, un fenomenal astringente y tónico para conseguir más y mejores resultados.