Como evitar tener hambre y controlar el apetito. 4 consejos.

Las 4 sugerencias para no sentir hambre, controle la ansiedad de comer. No parece una tarea fácil asumir que no se sienta hambre o que se controlen las ganas de comer. Sin embargo, con estas 8 ideas se puede lograr, con autocontrol, reducir las ganas permanentes de comer. Así no se sumarán más calorías de las requeridas por el cuerpo, cuidando el peso y la figura física.

1.     Reduzca los antojos desencadenantes y disparadores

Un antojo no es otra cosa que el surgimiento de necesidades alimenticias que siempre parten de lo mismo que se consume. Así las cosas, si lo que se consume es pura comida basura o chatarra, pues los antojos que van a surgir serán por este mismo tipo de comida, de tal modo que si se cambian los hábitos alimenticios y se ingieren comidas más naturales y saludables, pues eso mismo, salud, es lo que se antojará consumir. Esto puede darse más rápido de lo que parece, personas que realizaron un estudio, tomaron durante 5 días bebidas suplementarias vigorizadas, durante este tiempo, tuvieron menos antojos hacia las comidas disparadores. Terminado el estudio, las personas que fueron voluntarias para la prueba, ya preferían volver a consumir el suplemento.

El comienzo de esta tarea en muy difícil, la erradicación de viejas prácticas o hábitos no se logra de la noche a la mañana. Sin embargo, entre más se evite el consumo de estos alimentos disparadores o desencadenantes, se sentirán cada vez menos deseos de ingerirlos. Es más, puede darse, incluso, que se desarrolle el deseo sobre comidas que sí hace bien consumirlas, que son ideales en una dieta saludable, y mucho mejor si lo que se consume son frutas frescas.

2.     Calmar el hambre y la ansiedad por comer se logra comiendo frutos secos

Muchas veces no se sabe cómo hacer para controlar las ganas de comer. Si este interrogante le es frecuente, lo que tiene que hacer es comer una onza de frutos secos (20 manís, 6 nueces o 12 almendras) y beber con ello dos vasos de agua. En sólo 20 minutos los antojos desaparecen y el deseo de comer se ve notoriamente moderado, porque la química funcional del cuerpo ha cambiado.

3.     Olvidar es buen remedio para reducir antojos y adelgazar

Tener estrés puede producirle al cuerpo miles de calorías durante el día. Se han dado cuenta que cuando alguien está estresado tiende, particularmente, a comer en demasía. Es porque el estrés actúa justamente como disparador o desencadenante de ansiedad, antojos y hambre. Controlar y manejar el estrés es muy práctico para evitar excesos de calorías en el organismo. No es una labor sencilla pero se puede iniciar con una sesión de respiración profunda, en lo posible imaginando situaciones tranquilas. También pueden adquirirse los comunes CD`s con instrucciones de relajación muscular o música instrumental como el jazz, piano o new age.

4.     Las siestas diarias ayudan a reducir las ganas de comer

Por lo general, los antojos y la ansiedad de comer se presenta cuando más cansada se encuentra la persona. Descansar la fatiga, cerrar los ojos, dormir sin interrupciones, colabora para calmar el hambre por horas, ya que el descanso es reparador de las energías y de la actividad.

Por Diana Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *