Forma de bajar de peso rápidamente sin que se presente rebote.

Muchas voces hablan acerca de que las dietas que se realizan para bajar de peso rápidamente, no son buenas porque no funcionan para ejercer un control permanente del peso, sin embargo, la cuestión es si estas dietas son acaso funcionales, cuando lo que se requiere es perder una buena cantidad de peso, en cuestión de días. Cuando se escucha que cierta dieta rápida hace perder o adelgazar unas 21 libras en 21 días, por ejemplo, con planes de dieta como la sopa de repollo o de la limonada, es bien difícil resistirse a probarlas, más aún, cuando se está cerca de una fecha importante o una celebración en particular, para la que se requiere una figura que pueda entrar en un vestido determinado. Luego ¿qué puede  ser tan malo como para evitar que se luzca una bella figura frente a la familia y los amigos? Al parecer, nada.

El problema real no está en las dietas rápidas, es decir, no hay nada malo en su práctica, lo que sí es muy cierto es que este tipo de planes dietéticos deben realizarse de la manera correcta. La teoría dice que es muy factible alcanzar una pérdida de peso equivalente a unas 20 libras o aproximadamente 10 kilos en una sola semana, siempre que se siga un estricto plan tanto de alimentación como de ejercicios, para el que se requerirán, por lo menos, siete horas semanales, para lograr un programa de quema de grasa significativo. Este plan incluye, por su puesto, un control específico llevado a cabo por un médico especializado, al mejor estilo de “The biggest loser”, exitoso programa de la tv americana.

Sin embargo, esto no aplica exclusivamente para quienes se sometan a rigurosos esquemas de trabajo, tipo campo de concentración, pensar en bajar de peso rápidamente, puede darse también para alcanzar números menos complejos, por ejemplo, bajar 3 o más libras sin exageraciones ni sacrificios, es decir, sanamente, durante cada semana, aplicando una dieta saludable y balanceada, con la combinación de ejercicios para piernas, brazos, glúteos y, por supuesto, abdomen. De esta manera, acudir a una ceremonia o celebración especial será una motivación adicional para verse y sentirse bien, considerando continuar el plan de trabajo incluso después de dicho evento. De cualquier manera, es importante que el programa de trabajo dietético y de ejercicios, se elabore e inicie con buen tiempo de anticipación, para alcanzar un cambio contundente de figura. Esta recomendación es muy conveniente, porque es poco probable que se rebajen 5 kilos, con una sola semana de trabajo, antes de la fecha especial a la que se pretende llegar.

Por Diana Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *