La Homeopatía para bajar de peso, controle el apetito de una manera natural. En el mundo de los productos y de las rutinas que se exploran y utilizan para adelgazar, no es posible encontrar una fuente milagrosa con el secreto mágico para perder peso antes de que pueda pensarse, incluso. Eso no existe. Sin embargo, los sistemas y esquemas más exitosos para perder peso, aseguran que las buenas dietas para adelgazar, las rutinas de ejercicios, la quema de grasa y los cambios o adquisición de nuevos hábitos de vida propiciados por la motivación adecuada, son elementos mucho más contundentes que los medicamentos, para lograr perder peso. No interesa cómo se haga, con remedios caseros de hierbas o de manera natural, siempre se recomendará realizar una dieta saludable y estricta y la práctica del ejercicio, independientemente del medicamento o hierba que se haya recetado.

¿Con la homeopatía se puede bajar de peso?

Propia de Europa y de algunas regiones asiáticas, la homeopatía para adelgazar es un tratamiento de índole popular, que viene poco a poco acaparando el interés de los pacientes del mercado americano. Sus remedios y fórmulas están hechos con sustancias ciento por ciento naturales como los metales, las plantas y las hierbas. El principio con el que se rige la homeopatía para adelgazar es muy sencillo, si una sustancia no diluida produce síntomas en una persona, la cura para esos síntomas se extraen de la misma sustancia en su forma diluida. Un ejemplo de ello es el arsénico, sustancia venenosa que al ser consumida, ocasiona vómito y dolor de estómago.  Para la homeopatía, si una persona está padeciendo de vómito y dolores de cabeza, no importa cuál sea la causa, estos síntomas serán tratados con el Arsenicum Album, un remedio o medicamento elaborado a base de arsénico.

Para muchos, especialmente los que no están familiarizados con la homeopatía, esto parece un poco extraño, no obstante, lo que se puede constatar es que estos remedios homeopáticos manejan grados de dilución tal altos, que los porcentajes de las sustancias originales no se logran determinar en una preparación de algún remedio. Incrédulos argumentan que unas gotas indeterminadas de una sustancia altamente diluida no tendrían la eficacia suficiente para contrarrestar síntomas ocasionados por el pleno de la sustancia misma, sin embargo, estudios comprobados han determinado que estos remedios y preparaciones homeopáticas resultan bastante eficaces si se recetan con  posterioridad a un análisis adecuado y muy pormenorizado de los síntomas que presenta el paciente.

Lo que pretende en esencia la homeopatía para adelgazar, es reparar los trastornos del sistema digestivo, ayudando al desarrollo del metabolismo y la evacuación fácil, en concordancia con los principales requerimientos de la reducción y pérdida de peso. En la homeopatía, las medicinas se formulas únicamente después de haber sido estudiado el patrón sintomatológico del paciente, preguntando de manera amplia antes de entregar cualquier remedio a la persona.

Propiedades de los remedios de la homeopatía

Los remedios de la medicina homeopática para el exceso de peso, hechos a base de hierbas, se adaptan a cada uno de los pacientes. Sin una persona con sobrepeso tiene problemas para controlar su apetito, sufre deseos por los huevos y los alimentos calientes, come para tranquilizar sus nervios y padece de indigestión, el remedio que debe tomar es la Calcarea Carbónica. Pero si, por ejemplo, un paciente con obesidad no puede controlar su deseo por los dulces, el remedio adecuado será Argentum Nitricum. Por su lado, la Ignatia se formula, en la homeopatía para adelgazar, a personas con síntomas de miedo y ansiedad. El Capsicum se formula cuando los problemas de obesidad están relacionados con la pereza. La Nux Vomica, es recetada cuando el paciente come y bebe demasiados alimentos con grandes cantidades de grasa.

Una diferencia importante con los medicamentos convencionales para adelgazar rápido, es que éstos reducen la absorción de los nutrientes y provocan una falsa sensación de llenura, cosa que consiguen a través de las drogas. Aunque estos medicamentos no han recibido aprobación  de FDA, su reputación los hace conocidos por las consecuencias en el organismo como las náuseas, el vómito, los trastornos de debilidad y las deposiciones. Caso contrario ocurre con los medicamentos de la homeopatía para adelgazar, que no solamente son seguros, sino que se complementan de muy buena manera tanto con las normas de las dietas que se hacen para reducir peso como con los ejercicios físicos abdominales.

Mezclar o combinar remedios homeopáticos ha generado cierta controversia entre pacientes, no pacientes y estudiosos. Hay un grupo dentro de los expertos, que considera que hay que formular solamente un remedio de la homeopatía para adelgazar, a la vez y que éste se puede cambiar en caso de que no haya mejoría en la dolencia del paciente. No obstante, la práctica ha demostrado lo contrario y millones de pacientes con obesidad han realizado combinaciones de medicamentos de la homeopatía para adelgazar, con los mejores y óptimos resultados. Así es bien complicado refutar cualquier tipo de teoría.