6 Sorprendentes Propiedades De Los Huevos De Codorniz

Sabía usted que existe una marcada diferencia entre comer huevos de codorniz y los de gallina. De hecho, la mayoría de las personas ni siquiera saben que los huevos de codorniz están disponibles para ellos y por qué se debe hacer un cambio para mejorar tantas funciones ordenadas del cuerpo humano. ¿Qué pasaría si le dijera que puede comer una ración de 5 huevos por un total de solo 71 calorías, todo mientras calma su apetito con proteínas y absorbe un montón de increíbles vitaminas y minerales? Los beneficios de comer huevos de codorniz. Conoce las propiedades nutricionales que posee estos diminutos y deliciosos huevos de codorniz en tu salud.

Beneficios De Los Huevos De Codorniz para la salud.

1. Ayuda a estimular el crecimiento saludable del cuerpo

Los huevos de codorniz tienen un increíble valor nutricional 4 veces mayor al de los huevos de gallina, por lo que es uno de los mejores y más discretos alimentos para ingerir y garantizar un crecimiento adecuado en todas partes: huesos, músculos, piel, cabello y uñas.

El crecimiento saludable se debe a la abundancia de proteínas en cada huevo. En comparación con el 11% de proteína en los huevos de gallina, los huevos de codorniz tienen un 13% de tipos de proteínas. La proteína nunca se debe minimizar en términos de lo que se debe consumir regularmente, ya que es una fuente vital de energía dentro del cuerpo y ayuda a desarrollar músculo.

Además de estar cargados de proteínas saludables, los huevos de codorniz son ricos en vitaminas y nutrientes. Estos extras estimulan un cabello, piel y uñas saludables.

2. Combate la anemia

Es cierto, los médicos realmente recomiendan los huevos de codorniz a las personas que tienen poco hierro. Si le diagnostican anemia, obtendrá una larga lista de alimentos ricos en hierro que debería ingerir para ayudar a mantener esos niveles elevados, pero la recomendación número uno siempre serán estos pequeños huevos.

Los huevos de codorniz son una gran fuente de vitaminas A y B12, que equivale a la cantidad de hierro que necesita todos los días para combatir la anemia. De hecho, los huevos de codorniz contienen 7.5 veces más hierro que los huevos de gallina, por lo que los médicos recomiendan que reemplace completamente los huevos de gallina por huevos de codorniz si tiene deficiencia de hierro. Funcionan al aumentar los niveles de hemoglobina dentro del cuerpo mientras eliminan los metales pesados y las toxinas.

Los estudios han descubierto que las personas con anemia que consumen huevos de codorniz todos los días corren un riesgo menor de someterse a medidas extremas, como transfusiones de sangre y cirugía, e incluso es menos probable que tomen esas nauseabundas píldoras de hierro o reciban dolorosas inyecciones. ¡Además, los huevos de codorniz son un manjar en muchos países!

3. Un antiguo tratamiento para las alergias

Hoy en día tenemos Claritin y Allegra, pero ¿cómo se defendió la gente de las molestas alergias antes del siglo XXI? Huevos de codorniz y adiós rinitis alérgica.

Estos pequeños huevos fueron utilizados por antiguos antepasados para muchos problemas respiratorios diferentes y la gente de hoy en día está comenzando a seguir la corriente. La investigación clínica sobre huevos de codorniz comenzó en  el año 69 por el Dr. Truffier, quien estudió aproximadamente 5,000 pacientes en el transcurso de diez años. Descubrió en su investigación que una mucosidad dentro de los huevos de codorniz aumenta la tolerancia a los estornudos.

No solo eso, sino que durante los mismos estudios notó una reducción en la severidad en las personas que sufren de asma, cuyos síntomas casi desaparecen. Este fue un descubrimiento realmente maravilloso que hizo: pudo librar a su esposa e hijos de dolencias respiratorias. Sin embargo, sus hallazgos no llegaron demasiado lejos sino hasta más de dos décadas después, cuando un alergólogo francés muy popular llamado Dr. G. Bruttman retomó donde había quedado, y allí fue cuando las cosas se volvieron mucho más interesantes.

El Dr. Bruttman quería probar que los huevos de codorniz podrían prevenir las alergias, y él hizo todo lo posible. Formuló una tableta hecha de huevo de codorniz en polvo y probó esta tableta con 5 estudios doble ciego controlados con placebo. Llevó a cabo el estudio en personas que sufrían de síntomas de alergia en exteriores, interiores y estacionales.

Descubrió que sus sujetos mejoraron en un 80% en solo noventa días, y un 24-45% presento reducción de la inflamación (ojos llorosos con picazón, secreción/picazón en la nariz, problemas respiratorios) en solo 15 minutos. Así que adelante, consuma huevos de codorniz y disfrute de la primavera; una de las peores pesadillas de los alérgicos.

4. Potentes antioxidantes y vitaminas

Los huevos de codorniz poseen una abundancia de antioxidantes. Las investigaciones no mienten: son muy ricos en diferentes tipos de aminoácidos que son vitales para un desarrollo y crecimiento saludables.

Los antioxidantes son la forma más pura de longevidad, y los huevos de codorniz contienen tantos que incluso pueden ayudar a prevenir la degeneración macular durante el proceso de envejecimiento normal, que es la principal causa de ceguera.

Está demostrado que en un solo huevo contiene:

  • Fósforo, zinc, magnesio y hierro
  • Vitaminas A, B1, B2, B6, B12 y vitamina D
  • Muchos otros aminoácidos, minerales y micronutrientes

Es seguro decir que un huevo de codorniz al día mantendrá a los doctores en la lejanía.

5. Ayuda a adelgazar rápidamente en tiempo record.

Si alguna vez necesita una resolución de Año Nuevo o incluso un cambio de vida de mitad de año relativa a bajar de peso, agregue huevos de codorniz a su dieta. ¿Por qué? Porque estas pequeñas bombas para quemar grasa contienen ingredientes muy similares a los típicos batidos saludables de desayuno en la tienda.

La proteína en estos huevos es suficiente para proporcionarle toda la energía que necesita en un día, y solo tiene que comerlos por la mañana para disfrutar de los beneficios. Resulta que, si consume 5 huevos por la mañana, no tendrá mucho apetito por hasta 16 horas.

Para las personas que practican el ayuno intermitente, esta es una elección maravillosa. Sin embargo, es necesario que beba estos huevos, porque cuando están frescos proporcionan los nutrientes más importantes. Para una pérdida de peso máxima, beba 5 a la mañana con el estómago vacío. Por otra parte, usted puede optar por una de las mejores dietas saludables para adelgazar sanamente. Si no puede manejar el consumo de huevos crudos, puede agregarles hielo, miel y limón u otras bayas y convertirlos en un batido.

6. Protección para sus ojos

Con demasiada frecuencia se nos dice que evitemos la yema de un huevo y que solo consumamos las claras de huevo. Curiosamente, con huevos de codorniz, se recomienda comer la yema. La yema de un huevo de codorniz contiene muchos nutrientes importantes, dos de los cuales son compuestos llamados luteína y zeaxantina.

Estos dos compuestos funcionan para beneficiar a los ojos al filtrar la peligrosa luz azul que causa daño a la retina. Esto funciona para cualquier edad, y hasta se anima a las mujeres embarazadas a comer huevos con este propósito para ayudar a beneficiar al bebé y a la madre. Consumir los huevos con regularidad puede prevenir la degeneración relacionada con la edad que conduce a la ceguera.

Alivia y cura desórdenes del tracto digestivo

Los cálculos hepáticos, biliares y renales son un dolor que enfrentan millones de personas a diario. Las mujeres que han tenido que pasar piedras digestivas expresan que el dolor es similar al parto, a veces peor.

Afortunadamente, esta es una cosa más que los huevos de codorniz tienen el potencial no solo de prevenir sino también de curar. Los cálculos se forman debido a que el calcio no se absorbe en el cuerpo y se combina con oxalatos de otros nutrientes como la vitamina C. Los huevos de codorniz son extremadamente ricos en potasio, vitamina B6 y magnesio. La combinación de estos tres nutrientes permite que el calcio se libere fácilmente al orinar en lugar de acumularse en duras piedras.

Los antioxidantes de formación alcalina dentro de los huevos de codorniz pueden aliviar la gastritis, ya sea leve o grave, y también previene contra acidez estomacal y/o reflujo ácido al neutralizar el ácido en el sistema digestivo.

Beneficios para la salud de los huevos de codorniz

  1. Ayuda a estimular el crecimiento saludable del cuerpo
  2. Combate la anemia
  3. Un antiguo tratamiento para las alergias
  4. Potentes antioxidantes y vitaminas
  5. Rápida pérdida de peso
  6. Protección para sus ojos
  7. Alivia y cura desórdenes del tracto digestivo

Codornices: ¿Qué son y dónde se encuentran?

La codorniz es más pequeña que las aves de corral, pero más grande que un pájaro común, y es perfectamente de tamaño mediano. Hay dos categorías: Codorniz del Viejo Mundo y Codorniz del Nuevo Mundo.

Son un alimento común en todo el mundo y son cazadas y/o criadas en granjas por sus huevos o su carne. El Rey de Codornices es una parte de la categoría de codorniz del Viejo Mundo, y generalmente se venden a las personas que quieren cultivarlas.

Habitan en matorrales, bosques y pastos silvestres y son fácilmente detectables en muchos países, como América del Norte y del Sur, Australia, Asia y Europa.

Antigua Historia Medicinal

Los huevos de codorniz han sido esenciales en la dieta de los humanos durante mucho tiempo. Fue uno de los primeros alimentos ampliamente utilizados para tratar una serie de dolencias diferentes en diferentes culturas, la más antigua se remonta a la antigua China y Egipto.

Los primeros usos conocidos de los óvulos médicamente fueron para tratar a mujeres que eran infértiles y hombres que tenían disfunción eréctil, así como enfermedades inflamatorias.

En la antigua China, los huevos se usaban principalmente para tratar el asma. Cuando no se usaban por razones muy específicas, la gente todavía los consumía regularmente para estimular el metabolismo y el sistema inmunológico.

Cómo comer los huevos de codorniz

¿Hay alguna forma en que no se puedan consumir? Después de deshacerse de la pequeña cáscara marmolada, las oportunidades son infinitas. Si los quiere en una bebida matutina básica, puede tomarlos crudos o puede agregarlos a un delicioso batido.

Si quiere hervirlos y comerlos con un poco de pimienta, eso también es genial. Desafortunadamente, siempre se sugiere comer huevos de codorniz crudos si desea la mayor cantidad de los nutrientes que ofrecen. Además, tómelos crudos con el estómago vacío, de esa forma la absorción será más rápida y obtendrá todo lo que necesita de estos mucho más fácil.

Si elige agregar calor a sus huevos, asegúrese de que no se expongan al calor por más de 15 minutos. Después de 15 minutos, todos los elementos serán potencialmente destruidos. Básicamente, prepare las mismas cosas que hace con los huevos normales. No importa si le gustan revueltos, encurtidos, rellenos, blanditos, en un burrito de desayuno, con jamón, o si le gusta un toque cultural como en unos huevos rancheros, siempre y cuando los esté consumiendo de alguna manera.

Impresionantes descubrimientos recientes

La ciencia ha decidido mantener los huevos de codorniz en un ciclo constante de estudios, investigaciones y pruebas continuos. Después de estudiar muchos documentos antiguos, no había duda de que había mucho más que aprender después de los descubrimientos de Lucotte, Truffier y Bruttman.

La investigación sobre estos interesantes beneficios para la salud de los huevos de codorniz continúa, y probablemente no se detendrá hasta que haya una prescripción para ellos.

Información nutricional del huevo de codorniz

Un solo huevo de codorniz contiene más vitaminas y minerales que calorías. Un huevo tiene 14 calorías y un total de 21 vitaminas y minerales.

La clara de huevo de codorniz y la yema combinadas tienen vitaminas A, B1, B2, B3, B5, B6, B12, folato, C, D, E y K. Los minerales incluidos en la yema y la clara incluyen calcio, cobre, hierro, magnesio, manganeso, fósforo, potasio, selenio, sodio y zinc. Los huevos de codorniz son ricos en colesterol, pero es colesterol bueno (HDL), que ayuda a eliminar la sangre del colesterol malo (LDL). Los estudios demuestran que los huevos de codorniz son los huevos más nutritivos del mundo.

 

Efectos Secundarios De Consumir Huevos De Codorniz

No hay demasiados casos en los que comer huevos de codorniz haya tenido graves efectos secundarios, sin embargo, muchas personas tienen alergias al huevo y los huevos de codorniz no son una excepción para ellos. Las reacciones más comunes de una alergia al huevo serán urticaria en la piel o inflamación, estornudos, secreción nasal, náuseas y vómitos.

Asegúrate de que los huevos de codorniz que consiga sigan siendo seguros para su consumo; pueden almacenarse hasta por 60 días, pero solo se deben dársele huevos frescos a los niños.

Apuntes finales sobre los huevos de codorniz

En Japón, muchas escuelas están dando a los niños dos huevos de codorniz cada mañana para el desayuno para promover una salud óptima y aumentar el sistema inmunológico. Si eso no es suficiente para influenciarlo, no estoy seguro de qué podría hacerlo.

Además de ser una parte tan importante de una dieta con siglos de comprobados beneficios para la salud, son deliciosos y se consideran un manjar en muchos países. Los huevos de codorniz son muy pequeños, pero podemos comer hasta 5 de ellos en una sola porción sin consumir demasiadas calorías ni ingerir demasiadas vitaminas, todo mientras que calmamos el apetito por completo.

Con tantos beneficios para la salud positivos de comer (o beber) huevos de codorniz y muy pocos efectos secundarios negativos, sugerimos darles una oportunidad y decirle adiós a los huevos que provienen de otra cosa que no sea una codorniz.

Por Erika Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *