Ingredientes de un menú de dieta mediterránea.

Estudios e investigaciones minuciosas, han permitido establecer que la dieta mediterránea logra una reducción muy importante en el riesgo de padecer una enfermedad del corazón.

Un estudio realizado en más de un millón y medio de personas adultas y saludables, dejó claro que algunos beneficios para bajar de peso cuando se sigue una dieta mediterránea, es que se logra reducir el riesgo de eventos cardiovasculares, con incidencia en la disminución de cáncer y en sus probabilidades de mortalidad por éste. Que además esta dieta tiene una moderada incidencia sobra otras enfermedades como el Alzheimer y el Parkinson, esto lo alcanza el consumo de la comida  mediterránea balanceada.

Esta es la razón por la que prácticamente todas las organizaciones de científicos aconsejan a las personas adultas que se consideran saludables, iniciar hábitos alimenticios que se acerquen a los conceptos de la dieta mediterránea, a manera de prevenir un buen número de enfermedades de las catalogadas como crónicas. Sea esta la mejor de las invitaciones para disfrutar  de la comida mediterránea.

¿Cuáles son los componentes principales en un menú a base de dieta mediterránea?

 

La dieta mediterránea se caracteriza por su especial énfasis en contener estos ingredientes:

  • Una alimentación que esencialmente se prepara a base de plantas como las frutas y las verduras, las legumbres, las nueces y los cereales.
  • En lo posible no se utiliza la sal. Esta es remplazada con especias y con hierbas para brindarle sabor a las comidas, como por ejemplo, la ensalada mediterránea.
  • Consumir el pescado y el pollo, al menos dos veces durante la semana. Todo este tipo de carnes blancas es parte de la lista extensa de comidas para la dieta mediterránea para perder peso, con lo cual puedes crear tu propio menú diario.
  • Tomar una bebida como el vino tinto, pero con mucha moderación, esto es lago opcional.
  • Disminuir notablemente el consumo de carnes rojas, a por lo menos, sólo dos veces por mes.
  • Hacer un remplazo de la mantequilla, con grasas saludables, como lo son el aceite de canola y el aceite de oliva.
  • Realizar un complemento de entrenamientos para quemar grasa, pueden ser ejercicios para piernas, para glúteos o abdominales.

Esta dieta para perder peso, acepta lo importante que puede llegar a ser el disfrute de una buena y saludable comida en grupo familiar o en grupo de amigos.

 

Por Erika Hernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *