La dieta vegana, riesgos y beneficios para la salud

Algo común en las personas, es haber pensado, por lo menos una vez, en la posibilidad de volverse vegetarianos. Las razones son variadas y van desde no alimentarse con animales que son seres vivos y parte de la coexistencia planetaria, pasando por las motivaciones de carácter religioso con todo y sus prohibiciones de fe, hasta la razón de adoptar un estilo de vida y de nutrición mucho más saludable. En este artículo se podrán encontrar algunas razones de los beneficios y los riesgos que pueden ocasionarse en la vida, con el seguimiento o adopción de una dieta vegetariana.

El principal contradictor de la dieta vegana es la desinformación; no son muchas las personas que saben de la existencia de más de una clase de vegetarianismo y de los efectos en la nutrición de sus practicantes, que son diferentes entre un tipo y otro. Para comenzar, los veganos son aquellos que solamente consumen alimentos de origen vegetal; están los fructívoros, los pescovegetarianos, que como su nombre lo indica incluyen el pescado en la dieta, están los ovo-vegetarianos, los semi-vegetarianos, los lacto ovo-vegetarianos y otros más. Se puede decir que ser vegetariano es una alternativa de alimentación, siempre que se tengan muy claras las necesidades nutricionales que son requeridas por el organismo y la correspondiente oferta de nutrientes que es capaz de proporcionar una dieta vegetariana.

Hay que prestar mucha atención a los minerales esenciales

Hay algunos nutrientes que se encuentran únicamente en los alimentos que son de origen animal, un ejemplo es la vitamina B12, otros alimentosa presentan baja biodisponibilidad, que es la opción del uso del aparato digestivo y del metabolismo, cuando éstos son extraídos de alimentos de origen vegetal, con especial énfasis en los minerales como el calcio, el magnesio, el hierro que se ven robados por efecto de las fibras y que se eliminan por la vía de las heces. Cuando hay niños que comparten los estilos de vida de los vegetarianos, es bueno que sus padres comprendan las necesidades especiales que estos tienen durante su etapa de crecimiento. Por esta razón y con la finalidad de que se logre una acorde compensación de los nutrientes que no se consumen, los amigos de las dietas vegetarianas deben combinar su alimentación con suplementos y otros productos que estén enriquecidos y de los cuales ya hay una variedad en los mercados. Si dentro de una de estas dietas para bajar de peso saludablemente se considera por lo menos una clase de alimentos de origen animal, ya sea pescado, huevos o lácteos, entonces los suplementos ya no serán necesarios y sólo se requerirán en casos de especial atención.

El vegetarianismo tiene la opción de períodos transitorios, que son representados por los cristianos – ortodoxos, que en tiempos de cuaresma no representan ninguna dificultad para el organismo. La razón es que el cuerpo tiene la capacidad para adaptarse a cualquier cambio alimenticio por espacios cortos de tiempo, máximo de un par de semanas.

Las calorías son numerosas, aun en ciertos vegetales

Todos alguna vez han escuchado a alguien diciendo que desean perder peso y que por tal motivo piensan convertirse en vegetarianos. Generalmente queda el interrogante de si esto podrá ser cierto. Haciendo una evaluación de los alimentos vegetarianos y su composición, de acuerdo a una tabla específica, dicha sentencia puede no ser del todo verdadera. En una dieta vegetariana no tienen demasiada importancia las calorías, pues la carne y otros productos vegetarianos tienen altos contenidos de calorías, por ejemplo, los cereales procesados, el chocolate negro,  los cacahuetes y las aceitunas, entre otros. Incluso, para preparar más rápidamente los alimentos, los vegetarianos incluyen cantidades adicionales de margarinas o de aceites, que comúnmente presentan cantidades elevadas de calorías. Pese a que algunas cifras estadísticas indican que no existe una ventaja importante entre un vegetariano y una persona omnívora para lograr una pérdida de peso real, otros estudios recientes establecieron que algunas enfermedades como la diabetes y la obesidad, son menos comunes en personas vegetarianas, que en personas que realizan dietas normales.

¿Los vegetarianos son personas protegidas contra la obesidad y la diabetes?

Un total de 60 mil personas hicieron parte de un profundo y detallado estudio, que se extendió por 4 años y cuyos resultados establecieron que los veganos poseían el nivel más bajo de masa corporal, que de manera gradual fue aumentando en el grupo de los lacto-ovo vegetarianos, vegetarianos, pesco-vegetarianos y semi-vegetarianos, dándose un máximo en el grupo de los omnívoros. Es algo parecido a la conclusión que se llegó, respecto a la mayor posibilidad que tienen las personas que consumen los productos alimenticios que provienen de los animales, de desarrollar la diabetes, aquí no tiene nada que ver el sexo, la educación o la edad. Hasta los científicos de más alto nivel y trayectoria terminaron sorprendidos con los resultados del estudio, por esta razón emprendieron la tarea de buscar las razones que hasta el momento no les han sido satisfactorias. Sin embrago, los hechos son bastante dicientes: Una dieta vegetariana sí es una protección contra el sobrepeso. Claro está que no pueden presentarse excesos, puesto que el contenido calórico está presente tanto en una carne de cerdo, como en un curry de lentejas. Es evidente que tampoco se trata de abandonar definitivamente los alimentos provenientes de los animales, pero se puede disfrutar de las plantas y su deliciosa variedad de frutos veraneros, para dejar las carnes durante los fríos del invierno en enero.

 

Por Erika Hernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *