Los 5 productos de origen natural para perder peso

Quién no ha escuchado alguna vez la frase que dice: una buena dieta saludable y la realización de un programa de ejercicios, servirán para bajar de peso. Sin embargo, muy pocas personas saben que existe un gran número de herramientas que ayudan a impulsar este complejo proceso de una forma natural  y muy segura. El aprovechamiento de los siguientes productos de orden natural, harán de la dieta algo mucho más sencillo y seguramente elevarán las posibilidades de tener éxito en la consecución de la meta de perder peso.

1.     El Ginseng

Esta es una hierba que prácticamente todos han oído hablar de ella en algún momento. Es un alimento esencial tanto en la cultura como en la medicina de la República Popular China, desde tiempos antiquísimos. Dentro de las ventajas que tiene este producto, se encuentra la manera como este eleva la eficiencia de los procesos y funcionamiento del aparato digestivo, situación que aumenta positivamente el metabolismo. Esta es la mejor manera para que la grasa se convierta en músculo y no se corre el riesgo de que se acumule en varias partes del cuerpo en forma de grasa perjudicial.

2.     El té verde

Con el consumo diario de té verde, ya sea en una taza o en la presentación de una pastilla, este producto logra la activación de una enzima en el organismo que tiene como función la disolución de la grasa y del azúcar en el sistema. Como se sabe, el peso corporal está directamente relacionado con la grasa que se retenga, luego entre menos grasa y azúcar se acumule en el organismo, menor será el peso corporal que se tendrá. En este orden de ideas, el consumo de té verde ayuda a quemar más rápidamente la comida que se ingiere, por lo que se conoce como un estimulante poderoso de la función metabólica.

3.     La soya

Los resultados que se conocen en el cuerpo producto del consumo de soja, son el aumento de los niveles de la insulina en el organismo y un eficaz proceso de metabolismo de los carbohidratos entre otras propiedades benéficas de la leche de soya en el organismo. La clave de este proceso está en que entre más rápido logre el cuerpo quemar los hidratos de carbono que consume, menor será el peso que se tendrá. (foto por Charles Haynes)

4.     La pimienta de cayena

Si alguna vez se encontró en una ocasión única para comer y disfrutar de un plato de chili, pues tiene que saber que la pimienta de cayena se encarga de llevar las toxinas desde la sangre hasta la superficie, lo que facilita enormemente la eliminación de éstas del sistema. Resulta que entre menos toxinas haya presentes en el organismo, mayor será la energía que el cuerpo tendrá. De esta misma manera, entre mayor cantidad de energía se tenga, será mucho más fácil la realización de las rutinas de ejercicios físicos del plan de entrenamiento. Otro de los contenidos importantes de la pimienta de cayena, es la capsaicina, que trabaja para que el cuerpo queme un mayor número de calorías en los momentos de mucho movimiento, es decir,  cuando se está fuera de casa, principalmente.

5.     El ácido pinolénico

Este es un ácido tipo graso que se puede encontrar en los aceites de piñones. El ácido pinolénico trabaja como un anulador natural de las ganas de comer. También tiene la capacidad, este ácido, de hacer que el organismo elabore muchas más de las hormonas de la saciedad. Estas hormonas son las que hacen que el cuerpo crea que se siente lleno y genera una gran satisfacción inmediatamente después de haber participado de una abundante comida. El proceso funciona de tal manera que entre más hormonas de la saciedad se elaboren en el cuerpo, con mayor rapidez el organismo se sentirá lleno y como consecuencia de esto, se comerá también en cantidades menores.

Claro está que lo ideal es no dejar absolutamente todo el trabajo en manos de estos productos naturales. Lograr el éxito en la pérdida peso, implicará un trabajo adicional que consiste en la combinación adecuada de estos productos de orden natural, con el consumo de una menor cantidad de calorías diariamente.