Pastas que se utilizan para adelgazar

Hay que comenzar diciendo que no todas las pastillas y medicamentos para conseguir adelgazar funcionan de la misma manera, como tampoco tienen idénticos componentes, ya sean estos naturales o químicos. Esta razón es más que suficiente para que cada persona que decida suministrarse este tipo de pastillas de adelgazamiento, lo haga bajo la prescripción y total supervisión de un médico especialista.

Solamente un profesional de la salud estará en capacidad de indicar, a cada quien, los medicamentos más adecuados para el paciente, según el organismo de cada individuo. Pero se trata de ser lo más honestos posible, especialmente cuando se trata de nuestra salud y nuestro cuerpo. No existen productos mágicos ni maravillosos, que con solo tomarlos nos harán rebajar kilos y kilos de manera inmediata, eso en completamente falso.  Sin embargo, algunos ayudan en la inhibición del apetito y en el hecho de evitar la acumulación de grasas, algunos de los más nombrados son:

Reductil: Producto de farmacia que solamente se puede conseguir con receta médica. Únicamente se formula para personas obesas. Es una píldora ideal para adelgazar y permanecer así. Promueve una pérdida de peso gradual en tiempos largos, lo que la hace, según los expertos, ser una fórmula bastante sana.

Xenadrine: Producto termo génico o fat burner, que traduce literalmente como “quemador de grasa”.  Sin embrago este tipo de medicamentos no existe, la verdad es que trabaja activando el metabolismo de las grasas que se acumulan en el tejido adiposo.

Xenical: Producto de precio elevado que solamente se formula para personas obesas. Lo que hace es bloquear la acción de las enzimas que se encargan de romper las grasas que son ingeridas en la dieta. Reduce en un 30% la cantidad de grasa que se absorbe en la dieta. (Foto por: co_pl_te)

Mazindol: Tratamiento para el corto plazo (6 a 8 semanas). Está indicado en el tratamiento contra la obesidad como complemento de las dietas hipocalóricas. Es un coadyuvante de la dieta pobre en calorías.

Riesgos de las pastillas adelgazantes

  • El exceso de diuréticos y laxantes puede favorecer la deshidratación del organismo ocasionando fatiga y vértigo.
  • Los inhibidores de la absorción de grasa pueden llegar a provocar aceleración en el ritmo cardiaco, aumento de la presión arterial, boca seca y fatiga.
  • Los inhibidores del apetito pueden originar molestias en personas con el intestino delicado.
  • Las drogas inhibidoras del apetito, que contienen cafeína o efedrinas, alcaloide que se encuentra en las anfetaminas, tienen peligrosos efectos secundarios y alto riesgo de adicción, Tomados de forma indiscriminada pueden ocasionar disfunciones intestinales, cáncer de colon y daños endocrinos, entre otras dolencias.

Por Manuel R.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *