Pastillas que permiten adelgazar, sin que ocasionen efecto rebote. Con la aparición de las tantas ayudas para perder peso, se encuentran en un renglón importante las pastillas para adelgazar, productos elaborados para potenciar la pérdida de peso y también pensados para ayudar a mantener estable esa pérdida de peso. Así como ocurre con otras condiciones médicas como la presión arterial alta o la diabetes, la utilización de medicamentos formulados por un médico, pueden ser de mucha ayuda para algunas personas. Aunque las consecuencias secundarias del uso de este tipo de medicamentos utilizados para bajar de peso, son, en la mayoría der los casos, leves, se han hecho públicas algunas complicaciones que podrían calificarse como serias y de esto nos ocuparemos más adelante.

Lo que debe tenerse muy claro y presente, es que estas ayudas tipo pastillas para adelgazar, no son productos milagrosos que curan de manera inmediata la obesidad. Lograr reducir peso hasta el promedio adecuado y alcanzar un mantenimiento de éste, satisfactoriamente y sin mayores sacrificios, requiere complementar el uso de estos medicamentos con dietas balanceadas y de alimentos saludables y una buen desarrollo del ejercicio físico, para evitar lo que se conoce como efecto rebote, con el que se subiría otra vez de peso.

¿Es necesario  utilizar pastillas recetadas para adelgazar?

Utilizar pastillas o medicamentos para adelgazar, recetadas por un médico especialista para el tratamiento de inconvenientes por obesidad, se sebe considerar de acuerdo a algunos casos específicos:

-En personas con IMC (índice de masa corporal), superior o igual a 30, que no tengan ninguna consideración producto de la obesidad. Si aún no sabe calcular su propio IMC (índice de masa corporal), aprenda aquí a hacerlo.

-En personas cuyo IMC sea superior o igual a 27 y que además tengan o presenten algún tipo de inconveniente relacionado con la obesidad, como por ejemplo, una tensión arterial alta o una diabetes.

¿Cuáles son las clases de medicamentos que se dan, con receta médica, para adelgazar?

Hoy en día, la Agencia de Control de Drogas y Alimentos de Los Estados Unidos (FDA), tiene su aprobación en diferentes clases de pastillas para perder peso con receta médica, que se encuentran fácilmente en el mercado y que son para estricto uso de corto plazo, esto es, para ingesta e implementación durante un par de semanas o algunos meses.

En una mayor proporción, los medicamentos existentes que se utilizan para bajar de peso, son los que funcionan como eliminadores del hambre, su presentación es en pastillas de liberación del medicamento por un período de tiempo considerablemente largo. Estos anuladores del apetito se consiguen ya sea con la fórmula o receta médica o también sin ella, entre los más solicitados del mercado está el denominado, Meridia.

Por la década del 90 algunos médicos formulaban un supresor de estos de nombre Redux, o también una mezcla de fenfluramina y fentermina que tenía el nombre de Phen-fen; de estos, tanto el Redux como la fenfluramina fueron prohibidos y sacados del mercado en el año 1997 luego de descubrirse que producían inconvenientes en las válvulas del corazón. El tercero, la fentermina, se encuentra todavía en circulación, solamente bajo la fórmula médica, porque su implementación no se ha relacionado con alguna consecuencia de la mezcla Phen-fen.

También existe una clase de pastilla para adelgazar con receta médica, que actúa para retraer la absorción de la grasa. El Xenical, es el único de estos medicamentos aprobado por el gobierno norteamericano para su uso. Su trabajo, específicamente, es el de no permitir la absorción de la grasa que se encuentra en la dieta, en casi un 30%. En la actualidad, este medicamento, Xenical, se puede obtener incluso sin fórmula médica y es más conocido con el nombre de pastillas alli.

Solamente en casos de obesidad severa, tanto el Xenical como el Meridia, son los únicos medicamentos que cuentan con aprobación para una utilización prolongada. Claro está que tampoco ha sido plenamente establecido que su implementación sea segura y efectiva, después de los dos primeros años de uso. Hoy por hoy, se están estudiando más y novedosos tratamientos para combatir la obesidad, con algunos muy buenos resultados que, seguramente, pronto saldrán al mercado de las pastillas para adelgazar.

Cuidado, la Sibutramina, fue retirada del mercado como tratamiento para la obesidad

El medicamento conocido como Sibutramina o también como Reductil, Sibutrex y Meridia, fue retirado del mercado desde el 8 de octubre del año 2010 por comprobarse que produce consecuencias perjudiciales relacionadas éstas con problemas cardiovasculares y ataques cardiacos. La recomendación es no adquirirla, no consumirla, no sólo por tratarse de un medicamento peligroso, sino también porque puede estar siendo falsificado. Tenga mucho cuidado.

¿De qué manera se pierde peso con los anuladores del apetito?

Al cumplir con su misión, los anuladores o supresores del apetito hacen que el organismo no sienta hambre o que se sienta lleno. Las sustancias que logran estos efectos en el cuerpo son la serotonina y también la catecolamina, éstas reducen el hambre gracias a que son dos químicos del cerebro que trabajan, tanto el apetito, como el estado de ánimo de las personas.

¿Cuál es la ayuda para perder peso, de los medicamentos que detienen la absorción de grasa?

Las sustancias que tienen la particularidad de ayudar a detener o refrenar  la absorción de grasa, impiden que el organismo realice el proceso de descomposición de la grasa que se ha consumido con cada una de las comidas. A través de las deposiciones, se logra la eliminación final de la grasa que no es absorbida por el cuerpo.