La mayoría de las personas pensaban que el pepino actuaba como un elemento refrescante del reumatismo, sin embargo, las reales cualidades de este alimento se pueden apreciar en la manera como ayuda a neutralizar la inflamación de las articulaciones, labor que es posible gracias a la exclusión de la cristalización del ácido úrico. Se conoce que el pepino proviene del mismo grupo familiar de la sandía, la calabaza y el calabacín, y que una especie de melón. Su forma es como la de un  pequeño cilindro, cuya medida promedio es de entre 6 y 9 pulgadas. Su color tiene un tono particular de gamas que van del verde al color blanco y su piel no es muy diferente a la de la sandía. Ya en su interior, el pepino es de carne muy jugosa y su tono de verde pasa a ser algo pálido.

Aunque es una planta netamente del trópico, su disponibilidad es prácticamente mundial. Algunas culturas lo han utilizado con fines distintos, por ejemplo, hay lugares donde se usa con frecuencia para la elaboración de encurtidos, destino para el que la gran mayoría de nutrientes del pepino, se pierde sin remedio.

¿Cuáles son los beneficios nutricionales del pepino?

Aproximadamente, el 96 por ciento del contenido del pepino es agua que se encuentra destilada de manera natural, esto la hace muy superior al agua común que conocemos. La piel del pepino contiene vitamina A en importante cantidad, por lo que es un desperdicio arrancarla. El pepino también contiene vitamina C y A, es decir, es rico en antioxidantes, y contiene otros minerales alcalinos como el magnesio, silicio, azufre, molibdeno y ácido fólico, además de sus grandes cantidades de vitamina del complejo B, cloro, calcio, sodio y fósforo.

Quién no ha visto alguna vez que los profesionales en temas de belleza, utilizan ruedas de pepino para colocar sobre los ojos de los pacientes. Esto es porque se estableció que el ácido cafeico de este vegetal colabora en la prevención de la retención de líquidos, de manera que al ser aplicado como remedio, es bueno contra la inflamación de los ojos y la hinchazón.

¿Qué otros beneficios para la salud tiene el pepino?

No son muchos los que conocen realmente la gran cantidad de beneficios que el pepino le proporciona a la salud y en vez de consumirlo, para recibirlos, hacen hasta lo imposible para evitarlos. Cuando el pepino de come fresco, tiene un sabor bastante suave y cualidades refrescantes. Este trabaja como un antioxidante, en el momento de acompañar alimentos como barbacoas y comidas fritas.

Una buena opción es combinar el pepino con jugo de naranja o zanahoria, a continuación se presenta una lista muy interesante de beneficios del pepino fresco para la salud de las personas:

Combate la acidez: El pepino es un alimento bastante útil para la regulación del ph de la sangre en el organismo, porque ayuda a contrarrestar la acidez. Esto es posible gracias a los minerales que contiene y a sus propiedades alcalinas. Las úlceras duodenales y úlceras gástricas también reciben ayuda y alivio con un tratamiento de jugo de pepino.

Mejora la presión arterial: Así como sucede con el apio, una bebida con cualidades de incolora puede ayudar a controlar la presión arterial por su contenido de trazas de sodio y su riqueza en minerales.

Elaboración de los tejidos conectivos: El sílice que está contenido en el pepino, colabora adecuadamente en la construcción de los tejidos  conectivos del organismo, como sucede con los huesos, ligamentos, tendones, músculos y cartílagos.

El enfriamiento: Para aquellas épocas del año donde hace demasiado calor, se aconseja beber un vaso de pepino y zumo de apio, esta mezcla es excelente para normalizar la temperatura del cuerpo.

El pepino como diurético: Tomar jugo de pepino es un diurético eficiente ya que trabaja como estimulante de la expulsión de los desechos por medio de la orina. Los cálculos renales también encuentran aquí su disolución y su alivio.

La fiebre: El pepino tiene cualidades para lograr una buena regulación de la temperatura en su jugo, convirtiéndose en un  remedio natural para controlar la fiebre.

La inflamación: Para los chinos, el pepino tiene cualidades refrescantes que no son adecuadas para los que padecen de reumatismo, sin embargo, hoy se puede confirmar que el pepino puede neutralizar el ácido úrico, causante de las inflamaciones que se producen en las articulaciones. Al consumirlo, el pepino inicia un proceso de limpieza de las articulaciones eliminando el ácido úrico, esto puede dar origen al dolor. No obstante esta condición indica que también colabora con la inflamación por la gota, el asma o la artritis.

Ayuda al crecimiento del cabello: El pepino tiene además un abundante contenido de azufre y de silicio, que lo hace bastante útil para alentar el crecimiento del cabello. Es aconsejable, para lograr mejores resultados, mezclarlo con espinaca, lechuga o zanahoria en jugo.

Alivia los ojos hinchados: Es común que las personas amanezcan con los ojos hinchados o inflamados, esto, probablemente, como consecuencia del exceso de agua en el organismo, claro que también puede ser ocasionado por el llanto excesivo antes de dormir. Para reducir y eliminar esa hinchazón, se deben colocar rodajas de pepino en los ojos por espacio de unos 10 minutos aproximadamente, los resultados serán evidentes.

Las enfermedades de la piel: Los antioxidante y la vitamina C del pepino, hacen que éste sea una buena fórmula para aplicar a cremas de belleza que se comercializan para el tratamiento de enfermedades cutáneas como acné, eczemas y la psoriasis.

Contrarresta las quemaduras del sol: Si se presenta una fuerte quemadura solar en el cuerpo, el jugo de pepino frotado en la parte afectada, favorece, refresca y termina aliviando, la molestia que se produjo por los rayos solares.

La retención de agua: El pepino logra proporcionarle al organismo los electrolitos que este requiere para que las células del cuerpo se restablezcan, esto produce, inmediatamente, una disminución en los procesos de retención de agua.

Algunos consejos para consumir pepino

Básicamente consiste en saber escoger los pepinos de color verde oscuro y que sean firmes y duros. No son igualmente buenos los que presentan un color amarillento o que tengan arrugas visibles o al tacto. Hay que recordar que los pepinos de contextura gruesa tienen más semillas que los delgados. La conservación de su frescura depende de ser almacenados en el refrigerador, es bueno envolver los pepinos que hayan sido cortados, o colocarlos en un recipiente hermético dentro de la nevera. Estos deben ser ingeridos en uno o dos días siguientes, a más tardar.

Precauciones

Procure siempre adquirir productos orgánicos, toda vez que los pepinos pueden ser tratados con pesticidas o también encerados. Luego de comprarlos orgánicos, lávelos con agua fría y frótelos de manera suave utilizando un cepillo para verduras. Otra forma es colocarlos en remojo por espacio de 5 a 10 minutos, agregando de una a dos cucharadas de vinagre de sidra de manzana.