Piridoxina, vitamina de las funciones energéticas

La Piridoxina es también conocida como la Vitamina b6. Es hidrosoluble como las demás de su grupo y su función principal es la conversión de proteína en energía, sumado a otras labores como la de facilitar la función cerebral. Esta vitamina se presenta en tres formas naturales, la ya citada piridoxina, la piridoxamina y el piridoxal. Las tres se encuentran presentes en los alimentos.

Además del tema energético, la vitamina B6 forma los neurotransmisores que se encargan de llevar las señales de una célula nerviosa a otra. Además produce hormonas, células del sistema inmunitario y glóbulos rojos. Reduce considerablemente los niveles de homocisteína, el aminoácido que pueden producir ataque al corazón.

Los nutricionistas indican que el consumo básico de Vitamina B6 requerido por las personas, está en 1,6 miligramos al día, para las mujeres, y 2 miligramos al día para los hombres. Por ser una vitamina soluble en agua, esta es eliminada fácilmente por vía de la orina, por ello se recomienda un suministro continuo proporcionado en los alimentos.

PiridoxinaFuentes alimenticias ricas en vitamina B6

  • Ternera
  • Hígado
  • Cacahuete
  • El Pan
  • Maíz
  • Aves de corral
  • Pollo
  • Cerdo
  • Huevos
  • La soja
  • Avena
  • Cereales integrales
  • Plátanos
  • Pescado
  • Nueces y semillas

Beneficios de la Vitamina B6

Entre los múltiples beneficios que posee la piridoxina, se cuentan los que se mencionaron arriba, como otros que potencializan funciones vitales del organismo humano. Entre los más destacados están:

  1. Reducción del cansancio y la fatiga
  2. Regulación de la actividad hormonal
  3. Funcionamiento normal del sistema inmunitario
  4. Funcionamiento normal del metabolismo de proteínas y glucógeno
  5. Síntesis normal de cisteína
  6. Funcionamiento normal del sistema nervioso
  7. Funcionamiento normal del metabolismo productor de energía
  8. Funciones psicológicas normales
  9. Formación normal de glóbulos rojos

Una eficiente manera de conseguir el mayor aprovechamiento de las vitaminas que tienen estos alimentos, es dejaros en lugares frescos done no tengan una exposición fuerte a la luz. Refrigerarlos es una buena alternativa. Hay que recordar que las vitaminas se destruyen con mucha facilidad, cuando los alimentos se hierven y en la misma cocción, ya se está reduciendo considerablemente la cantidad de vitaminas y su aporte para el organismo. Lo propio sucede con los suplementos vitamínicos, las personas que consumen este tipo de productos deben conservarlos en lugares secos con temperatura ambiente, libres de cualquier humedad.

Carencia de la piridoxina para la salud

Si bien es cierto que no hay conocimiento de enfermedades puntuales como consecuencia de falta de vitamina B6 en el organismo, sí es necesario mencionar que un consumo deficiente de esta puede ocasionar más de un desequilibrio funcional. Pero antes de mencionar las consecuencias de su carencia, es vital anunciar los factores que determinan una deficiencia de la piridoxina en nuestro cuerpo:

La alimentación inadecuada es el primer factor que conlleva a la disminución de la vitamina B6. Utilizar algunos medicamentos como la penicilina, los antibióticos, los anticonceptivos y corticoides. El consumo de grandes cantidades de vitamina C, disminuye los niveles de vitamina B6 en el organismo. Padecer de ciertas enfermedades que limitan la absorción de la piridoxina. Las dietas hiperprotéicas también tienden a disminuir los niveles adecuados de vitamina B6.

Dentro de los síntomas que indican la carencia de la piridoxina, podemos establecer los siguientes:

  • Convulsiones
  • Anemia
  • Trastornos y problemas de la piel
  • Debilidad del sistema inmunológico
  • Alteraciones hepáticas
  • Trastornos en el sistema nervioso
  • Depresión
  • Dificultades de orden digestivo

Vitamina B6, aliada de nuestro corazón

El recorrido importante de beneficios que tienen la vitamina B6 para el hombre, también incluye el funcionamiento adecuado del sistema circulatorio, colaborando positivamente en el correcto funcionamiento del corazón, previniendo enfermedades como la arteriosclerosis y otras que determinan problemas cardiovasculares.

Cuando se ingieren cantidades superiores de vitamina B6, por ejemplo, una dosificación de 2.000 mg al día, puede presentarse un caso de intoxicación. Las consecuencias para el organismo son el cansancio y estados de somnolencia, cambios sensoriales, problemas para coordinar los movimientos, acompañado por entumecimiento de las extremidades. Esta vitamina no debe ser consumida por mujeres en estado de embarazo ni para pacientes con Alzheimer, sin la previa supervisión de un médico especialista.

Por Manuel R. B.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *