Pizza con harina integral, albahaca y queso bajo en calorias.

Como preparar una pizza que sea baja en calorías? he aquí una receta de pizza integral para ayudarte a perder peso.

(8 porciones)

Esta es la receta para preparar una pizza integral con queso.

Ingredientes:

  • 2 ½ tazas de harina integral
  • 8 onzas de (250 gramos aprox.) de queso mozzarella semidescremado
  • 1 cucharada de aceite de oliva extra virgen
  • 8 hojas de albahaca picadas
  • 2 cucharaditas de sal
  • 2 tomates grandes, cortados en rodajas finas
  • ¼ de onza de levadura seca
  • 1 onza (28 gramos) de harina de maíz
  • 1 taza de agua tibia

Preparación:

En una taza de tamaño medio mezcle la levadura y el agua tibia y deje asentar hasta que la levadura haga espuma (unos 5 minutos). Adhiera aceite y sal a la mezcla. Luego agregue la harina integral, sólo ½ taza cada vez hasta terminarla, revolviendo con una cuchara larga hasta que la masa se mezcle y solidifique completamente. Amásela durante 5 minutos hasta que quede suave y elástica y agregue más harina si es necesario.

Forme una bola con la masa y póngala en una taza mediana. Cúbrala con plástico y almacene en un lugar cálido hasta que la masa esponje o crezca (aproximadamente 2 horas).

Precaliente el horno a 475˚F (250˚C). Ponga la masa preparada sobre una superficie cubierta ligeramente con harina para que no se pegue y aplánela con la mano. Utilice un rodillo para aplanarla completamente partiendo desde el centro hasta los extremos hasta formar un círculo o un rectángulo con un grosor de aproximadamente ¼ de pulgada (½ centímetro).

Saltee con harina de maíz la bandeja en la que va hornear la pizza. Ponga la masa en ella. Ponga rebanadas de tomate y queso sobre la masa alternándolas o sobreponiéndolas ligeramente. Rocíe un poco de aceite adicional si lo desea.

Deje la masa descansar por unos 20 minutos (este paso no es absolutamente necesario pero garantiza que la pizza quede más crujiente). Hornee la pizza durante 20 minutos o hasta que el queso comience a derretirse y a dorarse. Finalmente saltee la pizza con las hojas de albahaca picadas.

Nota: en caso de no contar con un rodillo de cocina puede aplanar la pizza con las manos o usar una botella de vino. Si la masa no resulta fácil de aplanar, déjela reposar por un par de minutos para que el gluten baje. La harina de maíz que se le echa a la bandeja para hornear es lo que vuelve crujiente y seca la pizza. Recuerde no agregar la albahaca antes de hornear, puesto que puede quemarse sobre la pizza.

 

Por Diana Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *